Los valencianos de Chibig Studio nos han preparado una bonita aventura de verano a nuestras consolas.

Los videojuegos son, sin duda alguna, un elemento que nos permite escaparnos de nuestras rutinas diarias y preocupaciones. También han sido un gran compañero durante este periodo difícil y duro para todos de confinamiento (que parece que por fin llegan a su fin). Aunque nos encontremos encerrados en casa, gracias a los videojuegos podemos visitar y explorar nuevos mundos sin necesidad de ir a ningún sitio. También son una gran ayuda a la hora de relajarnos después de un día duro. Aunque es cierto que la gran mayoría de juegos están dirigidos a vivir una aventura frenética y sin pausa, eliminando a cualquier enemigo que se anteponga en nuestro camino, a veces está bien escoger un videojuego “de relax”, que nos de un descanso mental de la rutina diaria. Desarrollado y publicado por CHIBIG Studio, un estudio español afincado en Valencia, Summer in Mara es ese juego que nos va a ofrecer una escapatoria de todos nuestro problemas diarios dándonos la bienvenida a un mundo donde el sol no deja nunca de brillar. 

Formando parte del género “adventure-farming”, visto en títulos como Stardew Valley entre otros, Summer in Mara nos pondrá en la piel de Koa, una pequeña niña que sobrevivió al naufragio de su barco, con la consiguiente perdida de toda su familia. Sin embargo, la pequeña Koa es encontrada por Haku, la cual se convertirá en su abuela adoptiva, y a la que ayudará con la tareas que habrá en la isla donde nos establecemos. Durante la aventura, la trama se irá desarrollando y nos presentará a una Koa con responsabilidades aún mayores con el mar de Mara. La trama es bastante simple, con especial énfasis en el tema del misticismo y las profecías sobre el elegido, así como el destino que nos deparará. Sin embargo, esto no interfiere demasiado con el ritmo y las rutinas que tendremos a la hora de gestionar la isla. Hay aquí una inspiración bastante clara (reconocida por sus propios creadores) en Moana, la película de Disney de 2016, ya no solo en la estética, si no también en todo lo que respecto a los misterios del mar y las profecías. 

Cuando nos pongamos a los mandos de Koa en nuestra pequeñita isla, veremos que tendremos muchos trabajo por delante para hacer de ella un lugar “decente” para vivir. Esta isla se caracteriza en el comienzo por tener algunos lugares de plantación sin usar, vegetación salvaje por todas partes y refugios de animales en mal estado (y sin animales). Poco a poco iremos trabajando sobre la isla, manejando y organizando el espacio que tenemos, cultivando hortalizas y frutas, embelleciendo los jardines y extrayendo minerales y materiales de construcción. Este ritmo va acompañado de una serie bien estructurada de mejoras de herramientas, así como el aprendizaje de nuevas recetas para cocinar y para fabricar elementos de artesanía. Los primeros días los dedicaremos básicamente a comenzar este proceso de recuperar el control de la isla, mientras esperamos que de comienzo la verdadera aventura.

Artísticamente, Summer in Mara es una delicia para los ojos. Basado en un diseño artístico y de personajes claramente inspirado en el anime japonés, los colores resaltan todos los elementos que nos rodean, dándonos la sensación de estar realmente en un paraíso tropical. Nota especial para las cinemáticas que hay durante la aventura, que son piezas de animación con claras reminiscencias a las famosas películas de Ghibli y con un diseño espectacular. 

No estaremos solos en el mundo de Mara, ya que en otras islas cercanas habrá residentes con los que interactuaremos y nos darán información interesante para continuar nuestra aventura. El diseño de estos también es bastante bueno y original, con algunos humanos, otros con un aspecto un poco “alienigena”, otros parecidos a animales marinos, etc. Estos personajes afectan directamente a los hechos que sucederán más adelante y todos tienen personalidades muy diferentes, por lo que será un gusto conocerlos de manera más profunda. También es cierto que el juego da en ocasiones la sensación de que el mundo no es tan grande como debería, ya que solo hay una ciudad principal y un par de islas ocupadas. 

Viajar entre las islas con nuestro nos recordará al fantástico juego de la no menos fantástica GameCube: The Legend of Zelda: Wind Waker, lo que es sin duda una buena noticia y un punto muy positivo. Cada cuadrado que veamos en el mapa cuando nos echemos a la mar contiene una isla, así como lugares donde podremos pescar y bucear. La curva de aprendizaje está muy bien definida, ya que no nos echará a la cara todo de primeras y nos dirán que exploremos lo que nos de la gana, si no que tendremos que ir mejorando poco a poco nuestro pequeño barco para poder acceder poco a poco a nuevos lugares. La combinación de este requisito y lo bien explicado que está todo en el título proporciona una muy buena estructura que permitirá a los jugadores entrar en el juego (aún sin haber jugado a uno de este género) y no abrumarse a mitad del camino. La sensación de ir progresando poco a poco, ya sea saliendo a la mar a pescar, cultivar unas zanahorias o explorando, es sin duda satisfactoria y un punto a resaltar

Las mecánicas de artesanía y recetas de cocina no son tan complejas como si lo eran en títulos como Stardew Valley, y esto es sin duda un aspecto en el que Summer in Mara es un título perfecto para aquellos con poco bagaje en el género. Dicho esto, tampoco es que el juego nos regale nada, puesto que tendremos que estar atentos a varios elementos como son las cosechas, gestionar los recursos que tenemos y planificar los gastos para trabajar en nuestras diversas tareas y peticiones de ayuda a otros personajes.

Los ritmos de plantación, cosecha, alimentación de los animales y exploración de los mares son la base de la mecánica del juego y son en gran medida satisfactorios. Junto a estas actividades hay una narración bien elaborada que contiene algunos momentos conmovedores de interacción con otros personajes entrañables y un par de sorpresas que no nos esperaremos.

En cuanto al apartado sonoro, el título cumple sin demasiados alardes, con temas bastante relajados en sintonía con el juego y que nos dan un aire “tropical”, que hará meternos un poco más en el mundo de Mara. Al provenir de un estudio español, el juego está totalmente en castellano, con algún que otro detalle o palabro bastante “español”, que hará que nos salga una sonrisilla de vez en cuando. Como los juegos de Nintendo, no cuenta con voces de los personajes

Summer in Mara es una experiencia sumamente agradable, con mucho encanto y un compromiso para con la naturaleza que en estos tiempos es digno de reseñar. Es una introducción perfecta al género para los jugadores que no estén muy puestos en el mundo de los “farming”, y un gran escape relajante del mundo real para el resto de jugadores. No tiene la profundidad de Stardew Valley, pero es más accesible y tiene personajes mejor y más desarrollados. Con la “nueva normalidad” no sabremos cómo serán las vacaciones de verano de este año, pero no os preocupéis, ya que siempre podréis tomaros unas vacaciones en la bonita isla de Koa y explorar las maravillas que nos tiene preparadas el mundo de Mara.

Summer in Mara

8.3

GRÁFICOS

9.0/10

SONIDO

7.5/10

JUGABILIDAD

8.5/10

DURACIÓN/DIVERSIÓN

8.0/10

Pros

  • Espectacular diseño artístico
  • Curva de aprendizaje bien medida
  • Personajes entrañables
  • La sensación de libertad que ofrece

Cons

  • Si lo tuyo no son los juegos de "relajación", aquí no hay sitio para ti
  • La trama es un poco simplona
  • El mundo da sensación de estar un poco vacío

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.