Subnautica: Below Zero nos invita a pasar un pelín de frío mientras exploramos el lecho marino

Deambular por espacios acuáticos nunca antes explorados por el hombre es una tarea que no todo el mundo se atreve a realizar. Ser desconocedor de los peligros que aguarda el lecho marino, las criaturas y misterios que pueden acabar con nuestra integridad, y por supuesto, las condiciones con las que descendemos infunden mucho respeto. Esos son los sentimientos que uno siente al jugar a Subnautica: Below Zero, la continuación del aclamado juego de exploración bajo el mar que nos pondrá de nuevo en situaciones adversas mientras intentamos resolver todos los misterios que nos rodean. ¿Estás preparado para la inmersión?

Búsqueda del personal bajo hielo

Unknowns World Entertainment vuelve a la carga con la continuación de Subnautica, y como su nombre indica, en esta ocasión tendremos que aguantar temperaturas que descienden por debajo de los cero grados. El hielo, la nieve, y los biomas árticos serán la tónica habitual de la aventura. Bajo esta climatología, nosotros tomaremos el rol de una chica que busca desesperadamente el paradero de nuestra hermana. Lo único que sabemos es que ha terminado en ese planeta inhóspito, llamado 4546B, y a través de investigaciones y exploración tendremos que averiguar el motivo de su desaparición y lo que se está cociendo actualmente bajo este mundo helado.

Hogar, húmedo hogar

Nada será fácil en Subnautica: Below Zero. Para “empezar bien” la aventura, nuestra baliza de descenso sufre un accidente y todas nuestras herramientas y ayudas quedan inservibles. Nuestra única vía de supervivencia en este paraje inhóspito y desolado se encuentra en las profundidades marinas. Un habitáculo en el que podremos respirar tranquilos, colocar los materiales que vayamos encontrando y modelas nuevas herramientas gracias a una especie de impresora láser 3D. Pese a estas ayudas, ya os puedo adelantar que los inicios no serán un camino de rosas, precisamente…

Llévate una rebequita por si refresca

La exploración será el eje principal en el que gira toda la aventura. Pero, antes de explorar, es necesario pertrecharnos bien de suministros y accesorios. En pocos juego he tenido la necesidad real de equiparme debidamente antes de hacer las incursiones al océano abierto. Empezaremos de manera precaria (bombona de oxígeno normalita y poco más). Al tener que ocuparnos de tantas constantes vitales, es fundamental pensar en nuestra seguridad antes de partir, y saber qué es necesario y qué es mejor guardar para otro momento. El hambre, la sed el oxígeno y la temperatura corporal son los cuatro factores que siempre habrá que vigilar. No os preocupéis si esto os supone demasiada carga. Por suerte, hay cuatro modos de dificultad adecuados a cada tipo de persona.

Pon a punto la impresora 3D

Al principio puede hacerse un pelín cuesta arriba, lo admito. Pero es necesario estar un par de horitas descubriendo el entorno cercano, recogiendo materiales y “crafteando” nuevos utensilios que mejoren la equipación. Las posibilidades de creación se irán expandiendo a medida que vayamos investigando y recogiendo más planos, y eso puede agobiar un poco. Pero por suerte, no hay nada mejor que tomarse el juego con calma y disfrutarlo sin prisa. Descubriendo el sistema de creación poco a poco, así como la ubicación de las materias primas que más vamos a necesitar.

Os recordamos que el primer Subnautica se encuentra disponible en el servicio Xbox Game Pass Ultimate. Para más información, accede a la noticia pinchando aquí.

Empezaremos construyendo objetos básicos como linternas, un par de aletas que mejoren nuestra velocidad o un cuchillo con el que defendernos de los animales o con el que recolectar muestras de algas. Según avancemos en la trama, iremos desarrollando nuevos artilugios (y más complejos) como un vehículo que nos desplace de manera rápida por el entorno, e incluso podremos crear nuevas balizas o bombas de oxígeno con tubos para aquellos lugares donde sería imposible acceder.

Un mundo (acuático) bajo nuestros pies

Ya veremos que, según vayamos progresando y mejorando a nuestro protagonista, el entorno se volverá más interesante. De no salir más allá de 100 metros de nuestra base, a realizar rutas que abarcan 1km hasta alcanzar una base de investigaciones terrestre. De explorar un barco hundido a pocos metros de la costa, a sumergirnos en los abismos del océano con la única luz de nuestra linterna. De enfrentarnos a pingüinos que defienden con picotazos a sus polluelos, a escondernos de colosales bestias marinas capaces de matarnos de un par de bocados.

Para más información acerca del título, no olvidéis visitar su web oficial.

Cabe mencionar que no todo es exploración pura y dura. No nos olvidemos que vamos tras las ubicación de nuestra hermana extraviada. Pronto veremos que hay intereses acerca de su desaparición, y más personas implicadas en una trama que directamente con escenas in-game o indirectamente a través de PDA’s, el título nos va contando. Puede que el tráiler engañe un poco, y aunque es cierto que de vez en cuando (muy de vez en cuando) hay alguna escena “movidita”, no estamos ante un juego de acción. De hecho, es preferible evitar cualquier enfrentamiento directo contra las bestias submarinas antes que plantarles cara.

No sólo hay azules en el mar

El apartado visual ayuda mucho a “zambullirnos” en el concepto de juego que propone Subnautica: Below Zero. Es una maravilla nadar, bucear y recorrer los escenarios que forman parte del planeta 4546B. Y aunque vayamos por el mismo camino una y otra vez, siempre habrá matices distintos gracias a los cambios climatológicos o ciclos de día y noche. Es igual de bonito contemplar un atardecer en la superficie, que maravillarse con el neón iridiscente de los peces cuando cae la noche, o que nadar bajo las enormes placas de hielo iluminadas por el Sol (o como se denomine el Sol de este planeta…). El HDR, 4K y una fluidez en consolas actuales hasta conseguir los 60 fps también ayudan bastante. Lo único que falta para poner el broche final es un doblaje a nuestro idioma, pero al menos contamos con una buena traducción para “empaparnos” de la historia.

Conclusión de Subnautica: Below Zero

Unknowns World Entertainment vuelven a la carga con otro capítulo de Subnautica, esta vez ambientado en un paraje completamente helado, como su nombre indica. No sólo nos presenta una historia interesante, con giros argumentales y con misterios por resolver, sino que amplía enormemente las posibilidades de exploración. Ya sea por tierra o por mar, tendremos que explorar los recursos y elaborar todos los instrumentos y artilugios necesarios para sobrevivir a las inclemencias y a los peligros del camino. Eso sin descuidar nuestras constantes vitales, por supuesto. Una propuesta que en una primera instancia puede resultar complicada de entender o manejar adecuadamente, pero que con el paso de las horas va ganando interés. ¿Tienes todo tu equipo a punto para salir en busca de aventuras?

Subnautica: Below Zero

29.99€
8

Nota Final

8.0/10

Pros

  • Escenarios ricos en detalles, flora y fauna
  • Muy conseguida la sensación de estar sin recursos ni accesorios para subsistir
  • Visualmente muy colorido y llamativo

Cons

  • Al principio puede agobiar ver tantos objetos que fabricar
  • No serán pocas las veces que nos perdamos sin saber qué hacer
  • Si buscan una aventura "movidita"... no es tu propuesta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.