Subdivision Infinity abandona los dispositivos móviles para viajar a la velocidad de la luz a nuevos territorios. Su siguiente objetivo:consolas y PC.

¿Hay algo que provoque mas pánico que estar sólo en el espacio exterior? Si, la hay. Estar solo sin comunicaciones de ningún tipo , pero a su vez estar siendo atacado por los enemigos. Por suerte para nosotros, no estamos completamente sólo frente a estas adversidades, sino que contaremos con la ayuda de un robot que nos proporcionará todos los datos e información relevante. Eso si, nuestro camarada metálico parece programado para hablar en todo momento en “modo irónico”. ¿Aguantaremos sus impertinencias y chascarrillos o hallaremos el descanso eterno irrumpiendo sin traje espacial en la galaxia de Subdivision Infinity DX? Pronto encontraremos la respuesta en nuestro próximo análisis.

De la mano de Mistfly Games y Blowfish Studios nos llega Subdivision Infinity DX, un título que, como podéis observar, centra su acción en el espacio exterior en un futuro lejano, con la supremacía de las naves en busca de nuevos planetas y rincones que conquistar. Nosotros tomaremos el control de un piloto novato al que le asignan la misión de reestablecer comunicaciones con un puesto de control en cierta parte de la galaxia. Al llegar a la zona del conflicto, nos daremos cuenta de que esa falta de señal por parte de la base no se debe a un problema técnico en los aparatos, sino que el enemigo ha cortado todo tipo de comunicación, haciéndose con el control absoluto de la situación. Por esa misma razón, seremos nosotros, y únicamente nosotros, quienes tengamos que hacer frente a la nueva amenaza que hace peligrar el bienestar de nuestra comunidad. Imaginad un “Yo contra el barrio” pero a lo bestia, en plan “Yo contra la Galaxia”.

Sólo ante los combates, pero acompañado en los momentos de calma, gestión de piezas y suministros de un robot que será nuestros ojos y oídos alrededor de todo lo que ocurre en nuestro entorno. Este asistente nos mantendrá informados sobre el movimiento del enemigo y nos dirá qué misión es la siguiente a realizar. En total, serán seis sistemas estelares los que visitaremos, cada uno de ellos con sus misiones principales y secundarias repletas de acción directa. Una acción que tiene sus blancos y negros como veremos mas adelante, pero que en líneas generales cumple y nos harán pasar unas horas muy amenas en el sofá de nuestro salón.

Seremos claros, Subdivision Infinity DX proviene de un juego para móviles con el mismo nombre. Esto lastra mucho parte de sus mecánicas, y aunque al principio puede que no notemos nada raro, según vayamos completando misiones veremos las costuras al juego. El manejo de la nave es más que correcto, con un control fluido y sin mayor complicación. El movimiento no es exactamente como el de cualquier avión o caza de combate, ya que tendremos la posibilidad de desplazarnos lateralmente como si de un helicóptero se tratara. Esta maniobra lateral viene muy bien cuando nos enfrentamos a torretas y enemigos estáticos, pero también nos vendrá de perlas si tenemos que realizar alguna maniobra para apuntar a las naves enemigas. Un apuntado, por cierto, que no es completamente manual, ya que al encarar al enemigo la mirilla automáticamente fijará al objetivo. La sombra del juego para móviles está presente…

Control sencillo pero efectivo. Ideal para meternos de lleno en la acción, sin más pretensiones que matar y derrotar a todo lo que se mueve en pantalla. Pese a que al poco tiempo de juego tendremos el control absoluto de la nave, no serán pocas las veces que nos veamos superados por el ejercito rival. Esto es debido a que tendremos que mejorar tanto nuestra nave (o cambiarla por una nueva) como nuestro armamento. Una tarea que puede resultar algo tediosa, ya que para conseguir una actualización de cualquier pieza habrá que recolectar unos materiales determinados (sí, el crafteo está presente en el espacio infinito). El mayor problema reside en que, si queremos mejorar nuestra nave, comprar otra y a su vez queremos cambiar el cañón actual por otro de mejores características, por narices deberemos repetir misiones y de esa manera juntar los materiales necesarios. Una mecánica que “huele” a juego de móvil, y alarga innecesariamente la vida útil del título.

Los escenarios tampoco ayudan a contemplar cada batalla como un desafío nuevo y original. Cada sistema estelar se comporta de igual manera, repitiendo fondos y “decoración”, por lo que a las pocas misiones sentiremos cierta monotonía. Los objetivos tampoco es que sean muy dispares, y recogen todo los tópicos de los juegos de disparos: matar un numero determinado de naves, eliminar torretas de combate o silenciar sistemas de comunicaciones. Fijar, disparar y destruir. Está claro que Subdivision Infinity se concibió como un producto para partidas cortas, y esta versión mejorada para consolas y PC sigue las mismas pautas. Lo único que da algo más de “salsa” a los combates es su variedad de armamento, que recoge desde cañones, misiles hasta ametralladoras adaptadas para freír a cualquiera que se nos ponga por delante.

Hablando del aspecto visual, existe una mejora evidente si comparamos Subdivision Infinity DX con la entrega original, especialmente en lo que respecta a partículas y explosiones. El diseño se mantiene igual, aunque gráficamente hay una mejora que se antoja necesaria a todas luces. Lástima que no hayan utilizado mas recursos en mejorar otros aspectos como puede ser la iluminación o los efectos de sonido, porque se nota que están un peldaño por debajo de lo habitual. Hablando de sonido, el título viene completamente en inglés, y aunque no afecta en nada al sistema jugable, sí puede hacer que perdamos el hilo a mas de una conversación.

Conclusión

Subdivision Infinity DX no pasará a la historia como un referente del género de disparos con naves espaciales. Ni tan siquiera se acerca al grado de calidad que deberíamos exigir a estas propuestas en los tiempos actuales . Pero, aun así, puede ser un título entretenido para partidas cortas, como una simple conexión sin más pretensiones que disparar de manera semi-automática a todo enemigo que se mueva. Eso si, a veces se aprecian los orígenes; una versión para dispositivos móviles que obliga al jugador a repetir misiones para conseguir la mayor cantidad de recursos posibles… y eso no nos gusta ni un pelo. Salvando estas pequeñas aristas, se agradece en verano este tipo de propuestas mas livianas y pasajeras.

 

Subdivision Infinity DX

14.99€
6.3

Gráficos

6.5/10

Sonido

5.5/10

Jugabilidad

6.5/10

Duración/Diversión

6.5/10

Pros

  • Combates espaciales sin muchas complicaciones
  • Control fluido y fácil de dominar
  • La variedad de armas es notable

Cons

  • Proviene de una versión para móviles
  • Voces y textos en inglés
  • Tenemos que repetir misiones si queremos mejorar nuestra nave

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.