Análisis de Stranded Sails – Explorers of the Cursed Islands para Xbox One

Hoy tenemos entre manos Stranded Sails – Explorers of the Cursed Islands, una aventura de exploración y aventura con ligeros toques de gestión, artesanía y construcción. Estos días me he encontrado de frente con un curioso juego que mezcla muchos conceptos para ocultar alguna que otra sorpresa y construir un historia que puede llegar a sorprender, aunque su desarrollo y ritmo no sean los más óptimos.

Stranded Sails es un título de aspecto afable que propone una aventura de exploración en islas desconocidas. Todo comienza con la elección de protagonista(muy limitada) donde podemos decidir que personaje ser. Al final todo se reduce a elegir chico o chica, y esto nos asigna el aspecto y nombre por defecto. Estas elecciones son una mera formalidad para iniciar la partida.

Los primeros pasos son una forma muy elegante de presentar los créditos del juego

Los primeros pasos son una forma muy elegante de presentar los créditos del juego mientras recorremos las calles de nuestra ciudad natal hacia el barco que nos llevará a la aventura. Sin embargo, dado que el juego tiene muchas mecánicas y opciones, antes de poder partir debemos resolver unas pequeñas tareas mientras nos pasan un tutorial ligero. Aunque los tutoriales acaban ocupando gran parte del juego.

Una vez inicia la travesía, los sucesos posteriores acaban desencadenando el naufragio y separación de la tripulación por un pequeño archipiélago. El objetivo inicial es sencillo: Hallar a la tripulación y establecer un campamento para sobrevivir. La tripulación está diseñada de forma que cada miembro aporta alguna nueva opción o mecánica al juego. Desde la capacidad de cocinar, a la de construir u otras posibilidades basadas en minijuegos de toda la vida como la pesca, vamos ampliando el elenco de acciones del personaje.

Posibilidades basadas en minijuegos de toda la vida como la pesca

A primera vista me dio la sensación de que estaba ante un juego de gestión y construcción, pero lejos de esa sensación, Stranded Sails – Explorers of the Cursed Islands es un título de aventura con una narrativa bastante marcada. Es decir, aunque podemos fabricar, cultivar o cocinar, tampoco es que sea algo libre y disponible en cualquier lugar. Sino más bien opciones limitadas a la áreas que el propio juego propone. Estas limitaciones suponen un tedio muchas veces, puesto que ir al punto A para ver que necesitamos para construir una casa y luego volver al punto B para ver si tenemos los materiales básicos necesarios implica una pérdida de tiempo importante además de que resulta muy poco eficiente. En esencia el juego no dispone de un menú donde se organicen las tareas con sus materiales o requisitos, sino que debemos anotarlas a mano o recordarlas para no estar caminando todo el tiempo.

La tripulación está diseñada de forma que cada miembro aporta alguna nueva opción

Asimismo, la mayoría de recetas para fabricar cosas nos las dan los propios tripulantes, más en el caso de la cocina debemos combinar los ingredientes para descubrir nuevas recetas. El problema reside en que no disponemos de la capacidad de combinar para buscar recetas, sino que nos dan recetas con huecos de ingredientes para ir probando combinaciones. Literalmente hay que acertar los dos o más ingredientes de cada receta para desbloquearla. Esto resulta lento y nada intuitivo, dado que quizás en la receta número dos esos ingredientes juntos no son válidos, pero en la cuatro si…

Caminar, una acción que ocupa la mayor parte del tiempo(por lo menos las primeras horas). Pues cada pequeño avance en la trama supone explorar una área, reunir materiales o buscar a alguien. Da la sensación de que tan solo hacemos recados sin una recompensa real más allá de desbloquear el siguiente recado. Además el concepto de supervivencia se hace latente mediante el concepto de la energía. Nuestro personaje dispone de un indicador de energía, el cual se consume ante cualquier tarea realizada. De esta forma, meramente andando de un punto a otro gastamos ese indicador, y si llega a cero nos desmayamos y aparecemos en el campamento. Cabe decir que desmayarse no tiene más penalización que repetir la caminata. Sin embargo resulta pesado buscar rutas cortas o llevar comida para recargar la energía cuando necesitamos hacer algo en una zona alejada.

La sensación de que tan solo hacemos recados sin una recompensar real

Stranded Sails consigue su momento decisivo en cuanto recibe un giro de trama que cambia un poco la situación y profundiza más en el lore que pretende ofrecer. Como recordaréis, no es una aventura de gestión al uso, sino que usa ese velo para confundir en sus primeras horas. El juego va dando pistas de sus auténticas intenciones mediante coleccionables perdidos por las islas. Estos forman colecciones de textos que relatan sucesos acontecidos en ese archipiélago y cuentan más sobre su historia. Además a partir de cierto punto podemos entablar combates a tiempo real contra enemigos y demás índole, aunque considero que tarda demasiado en llegar ese momento. Da la sensación de que se alarga mucho la presentación del juego.

Cabe destacar la mejora cualitativa en el momento en que nuestras herramientas evolucionan, adquirimos capacidades culinarias o accedemos a los eventos relacionados con el combate. Pues cuando el juego expresa su conjunto completo resulta una combinación competente. Además el concepto metroidvania se hace latente mediante la adquisición de mecánicas y acceso a zonas antes cerradas y la exploración de ida y vuelta a diferentes lugares.

El concepto metroidvania se hace latente mediante la adquisición de mecánicas y acceso a zonas antes cerradas

En definitiva, Stranded Sails – Explorers of the Cursed Islands es un juego que peca de recadeo y lentitud en sus mecánicas, además de malas decisiones de diseño en la forma de exponer la información y los requisitos para cada momento. Aunque por otra parte es una aventura ligera y colorida que puede resultar entretenida para los amantes de los géneros que mezcla.

Stranded Sails - Explorers of the Cursed Islands

24.99
6

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

6.0/10

Pros

  • Giros de guión interesantes
  • Estética desenfadada
  • Escenarios variados

Cons

  • Mecánicas tediosas
  • Recadeo constante
  • Poca variedad de situaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.