Pero ten cuidado si escupes hacia arriba, porque todo lo sube, baja

Escupir esta feo. Da igual que sea echar un gargajo al suelo o lanzar el salivazo en la acera, no es algo que se vea con buenos ojos (sin olvidar lo poco higiénico que es). Eso si, si no tenemos otra cosa a mano para defendernos, pues bienvenido sea. Es lo que le sucede a los Spitlings, unas criaturas que ven amenazada su ciudad y que no dudarán en usar sus fluidos bucales para erradicar a las bolas enemigas que salen a su paso. Esta divertida propuesta es la que nos presenta Handy Games y Massive Miniteam. Preparaos para escupir solos o en compañía en un buen puñado de niveles.

Los esputos al poder

Spitlings es un juego sencillito con una propuesta simple pero divertida. Nosotros controlaremos a uno de estos seres cuadriculados (habrá hasta 100 Spitlings diferentes para desbloquear) con los que iremos completando una fase tras otra. Como suele ser normal en este tipo de juegos, a medida que vayamos completando las pantallas, la dificultad irá creciendo. Empezaremos en lo alto de la torre, y poco a poco iremos descendiendo por ella en una larga sucesión de niveles que nos llevará su tiempo completar. Al final, haciendo recuento de los pisos de esta torre, fácilmente nos iremos a más de 200 pantallas con la misma base jugable, pero con suficientes cambios que incentiven el continuar hasta acabar el juego.

¿Pronóstico de esta semana? Lluvia de bolitas

La forma de reventar a las bolitas, cuadrados y todo que amenace con la integridad de nuestro Spitling será muy conocida por los jugadores clásicos. Podremos disparar salivazos hacia arriba y hacia abajo, aunque hay que tener cuidado con los enemigos grandes. Como si del clásico juego de Pang! se tratara, cuando nuestro impacto toca al rival, éste se dividirá en dos más pequeños, y así sucesivamente hasta que no quede rastro del enemigo. Y como no podía ser de otra manera, un ligero toque contra cualquiera de las bolitas supondrá la muerte y el reinicio de nivel.

Tened cuidado, que las paredes escuchan

Por supuesto, la dificultad no reside únicamente en que haya más o menos enemigos en pantalla. El escenario también influye para que las cosas salgan bien, o todo se convierta en un completo caos. Existirán paredes que se comportarán de una manera diferente: desde algunas viscosas que nos ralentizarán el paso, hasta algunas que permiten a las bolas atravesar sus muros y a nosotros no. Eso no es todo, ya que hay mil variantes como pinchos, trampas e incluso paredes que en su interior tendrán “munición extra” para nuestro Spitling. ¿Quien ha dicho que escupir fuera gratis?

Tened a punto vuestras glándulas salivales

Aunque podremos disparar escupitajos como locos, no es lo más recomendable. Básicamente porque no tenemos “munición” ilimitada. Como he comentado, existen paredes que contienen reservas de escupitajos para nuestro Spitling, pero hay otras maneras de conseguir estos particulares disparos. Al eliminar a los enemigos más pequeños, estos soltarán un par de bolas adicionales, y en algunas pantallas habrá un reservorio ilimitado de estos disparos para usar a nuestro antojo. No os preocupéis, si en algún momento ya no quedan ni reservorios, ni paredes con “premio”, ni nada de nada, siempre podremos mantener el botón B, esperar unos segundos y volver a la faena encomendada, aunque esos parones se hacen algo pesados. La manera de conocer la cantidad de escupitajos que nos quedan es muy curiosa: según los dientes que nos queden, sabremos si tenemos más o menos salivazos en nuestro haber. Es una idea muy curiosa y permite que no haya tanto indicador en la pantalla.

Haz una partida redonda con tus cuadrados favoritos

Puede que al principio el concepto de Spitlings sea curioso y ameno, aunque tengo la sensación que al cabo de un par de horas la diversión se disipa… al menos en su vertiente para un jugador. Por suerte, el título de Massive Miniteam se puede disfrutar con amigos, ya sea en local como online. Quien avisa no es traidor, y puede pasar que la amistad o el lazo familiar que tengamos con nuestros padres o hermanos se vea amenazado con este juego. Si alguien del equipo recibe un “toque” de un enemigo, todos deberemos empezar la fase, y esto en según qué pantallas puede suponer momentos tensos en el salón de nuestra casa. Coñas aparte, su fácil accesibilidad hará que todo el mundo sepa jugar desde la primera partida, por lo que puede ser una propuesta idónea si nos juntamos en casa con un grupo de amigos y queremos un título fluido y directo.

Conclusión

El catálogo de juegos familiares se engrosa con la llegada de Spitlings, una aventura protagonizada por unos seres cuadriculados con muchas ganas de escupir. Quien haya jugado a títulos como Pang! sabrán muy bien las mecánicas del título, aunque no hay que confiarse, ya que a medida que progresemos en su aventura principal irán apareciendo nuevos tipos de enemigos y muros con particularidades únicas. Puede que en su faceta single-player al cabo de las horas sintamos algo de aburrimiento, pero si lo disfrutamos con amigos (ya sea en su vertiente online o local), el juego gana unos cuantos puntos. En definitiva, Spitlings se convierte en una propuesta ideal para partidas cortas, y se hace especialmente recomendable si nos juntamos con unos cuantos amigos con ganas de pasar un buen rato entre “piques” y risas.

Spitlings

14.99€
7

Gráficos

6.5/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Duración/Diversión

6.5/10

Pros

  • Fácil control de los Spitlings
  • Mecánicas sencillas de entender, y muy entretenidas
  • En cooperativo local o multijugador el título gana muchos enteros

Cons

  • Si jugamos sólo puede llegar a ser algo repetitivo
  • Gráficamnte llama al principio, aunque luego ya pierde el efecto sorpresa y se queda en algo más genérico
  • La música no destaca por ningún tema en concreto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.