¿Quiénes somos nosotros para prohibir el amor que se destila en Sir Lovelot?

El amor no conoce fronteras. Tampoco sabe de aventuras, escarceos y escapadas. Eso es lo que le pasa al protagonista de esta aventura, el apuesto y golfo caballero Sir Lovelot, quien luchará contra viento y marea para esparcir el amor por el mundo. Una propuesta de plataformas desarrollada por pixel.lu que nos recordará a ciertos títulos del mismo corte, aunque por suerte, mucho más asequible para aquellos que no buscan una dificultad extrema. ¿Estás preparado para encontrar tu media naranja?

Love is in the air

Sir Lovelot es un título de plataformas clásico con estética pixelada donde no habrá mayor premisa que llegar al siguiente torreón donde se encuentra encerrada una doncella. Eso si, el camino estará plagado de enemigos, secretos y dificultades que deberemos sortear antes de alcanzar nuestro destino. Por si esto no fuera poco, no podremos presentarnos ante nuestro fugaz amor con las manos vacías. Deberemos buscar una margarita y otra serie de objetos para ganarnos el corazón de nuestra amada. Pese a todos estos condicionantes, las fases serán breves y únicamente se alargarán si queremos encontrar todos los objetos escondidos.

Déjate los cuernos en cada torreón

Quienes hayan jugado a títulos como Super Meat Boy, Celeste o nuestro querido Elliot verán ciertas reminiscencias al jugar a Sir Lovelot. La dificultad es palpable y se nota que desde el primer momento los pinchos, enemigos y trampas no nos lo pondrán fácil. Por suerte, nunca llega a ser una dificultad exacerbada. El titulo de pixel.lu levanta la mano en muchos aspectos, haciendo más fácil el periplo de nuestro héroe por las 45 pantallas que componen la aventura.

Esta accesibilidad se refleja de muchas maneras. Para empezar, si morimos reapareceremos en el checkpoint mas cercano. Si hemos conseguido objetos o activado interruptores, no tendremos que volver a por ellos en un segundo intento, permaneciendo activos hasta completar la fase. Es más, por regla general, los enemigos que hayamos eliminado en una primera pasada no aparecerán cuando reintentemos el nivel. Todas estas ventajas hacen que sea mucho mas llevadero el título, y que en pocas ocasiones tengamos la sensación de estar ante un reto imposible. A decir verdad, salvo algún nivel del último mundo, no he tenido la sensación de estar ante todo un reto para el jugador.

Un caballero polivalente

Las fases están repartidas en cuatro mundos, cada uno de ellos con unas mecánicas diferenciadoras. En algunas destacan las fases de nado, con rutas submarinas plagados de enemigos. En otras el fuego será nuestra némesis, con bolas de lava que saltarán en el momento más inoportuno. En las últimas fases el viento nos levantará por los aires, teniendo especial cuidado de no acabar ensartado en los pinchos. Sea el mundo que sea, en todos habrá secretos en forma de monedas, patos con huevos de oro y las sortijas para engatusar a la princesa del torreón. El reto de verdad, el desafío bueno del juego precisamente será en completar el 100% de cada fase.

Van a rodar cabezas

Aparte de los niveles convencionales, al final de cada mundo habrá una pantalla que se desmarca del resto, donde una bola gigante nos perseguirá para aplastarnos con su peso. Al final el planteamiento no difiere mucho del resto de niveles, salvo por la presión de completar el recorrido lo más rápido posible sin morir espachurrado. Como guinda en la punta del pastel, hay un jefe final como colofón de la aventura, pero mejor que lo descubráis por vosotros mismos.

No os vamos a engañar. La propuesta da para lo que da, y las mecánicas se mantienen simples y sencillas de principio a fin. Pese al doble salto que tenemos, o el disparo que puede lanzar Sir Lovelot, todo se resuelve de la misma manera. Le hubiese sentado de maravilla ir adquiriendo nuevas habilidades, o explorar nuevos desafíos con el doble salto, pero no hay nada de eso. Todo se basa en ir de plataforma en plataforma, y a la larga sería reiterativo si no fuera porque el título se puede acabar fácilmente en dos horas. Al menos es cierto que los saltos son fluidos y precisos, aspecto a tener en cuenta y que se agradece.

Conclusión de Sir Lovelot

Los amantes de las plataformas tienen una cita pendiente con este caballero tan golfo. La propuesta de pixel.lu puede recordar a otros títulos como Super Meat Boy o Celeste, aunque su dificultad se ha visto reducida, siendo apto para un mayor abanico de jugadores. Eso sí, habrá que sudar un poquito más si queremos completar el 100%, siendo el gran desafío del juego. Puede que nuestro protagonista tenga falta de mecánicas, recursos o habilidades a lo largo de su aventura, pero la brevedad del juego hace que no lo echemos demasiado en falta.

Agradecemos al estudio pixel.lu el código del juego para realizar este análisis. Si estáis interesados en este lío amoroso, podéis adquirir el título en la Store oficial pinchando aquí.

Sir Lovelot

9.99€
7

Nota final

7.0/10

Pros

  • Apto para todo tipo de jugador
  • Planteamiento sencillo, pero variado dentro de su brevedad
  • El verdadero desafío es conseguir el 100

Cons

  • Se hechan de menos más habilidades para Sir Lovelot
  • Los enemigos finales son anecdóticos
  • En ocasiones el juego "levanta la mano" mucho con la dificultad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.