El sandbox más loco y divertido de la anterior generación vuelve con un “lavado de cara” para las consolas actuales que no le hace dar un gran salto, aunque sigue siendo extremadamente adictivo

La saga Saints Row llegó a la generación pasada, la de Xbox 360 para nosotros, para ofrecer una vuelta de tuerca al concepto que tan bien habían asentado juegos como Grand Thief Auto. Básicamente desde el principio no escondió sus cartas y se mostró como lo que era, un “hermano golfo” de GTA, al menos en las dos primeras entregas.

Pero con la entrega que nos ocupa sobre todo, Saint Row The Third (el 3º lanzado originalmente en 2011), la saga encontró su propia escencia y ya no necesitó “parodiar” a nadie. En sí misma ya era una saga con enjundia, con personalidad. basada, eso sí, en el desparrame y el cachondeo más absoluto.

En este juego nuestra querida y descerebrada banda, los Saints, ya no son unos pandilleros como en los dos anteriores o en muchos GTA. Ahora somos un icono popular, somos como estrellas del rock, “influencers. Tenemos nuestra marca de bebida energética, nos piden autógrafos por la calle y poseemos unas franquicias de tiendas de ropa.

Por supuesto una megacorporación del crimen urdirá un plan para desposeernos de todo y tendremos que conquistar una nueva ciudad desde el pricipio. esta vez la urbe de Steelport.
A partir de ahí ya sabemos lo que nos espera: misiones principales, conquistar territorios, comprar propiedades, mejorar a nuestro personaje y a nuestra banda, actividades para ganar dinero y respeto (a cual más alocada como en el Genki Show o el Fraude al seguro), tunear vehículos… Todo con un juego que nunca quiso ser un portento gráfico sino fresco, divertido y donde el jugador se sintiera el protagonista de una aventura disparatada y carcajeante. Y por Shaundi que lo conseguía.

Ahora la editora Deep Silver y el estudio Volition, han dejado en manos de un tercer equipo, el estudio Sperasoft Inc., la versión remasterizada a las consolas de nueva generación. El juego que vamos a jugar en nuestras Xbox One es exactamente el mismo que en Xbox 360 en cuanto a historia, jugabilidad y contenido (incluye todos los dlcs, eso sí. Punto a favor).

Por tanto, todas las novedades son gráficas y técnicas, queremos dejarlo claro. No hay nuevo contenido (ni nuevas misiones ni nuevas armas…) y estas, sentimos decirlo, no son gran cosa.

Se ha aumentado la resolución, se han añadido nuevos efectos en explosiones, sonoros y de partículas y se ha mejorado (esto es lo que más se nota y mejor le sienta) una nueva iluminación más trabajada y realista.

Y hasta aquí… ya no hay mucho más. No se han tocado apenas modelados y animaciones, no se han añadido más canciones a su (fabulosa) banda sonora ni mucho menos nuevas misiones o actividades. Eso sí volvemos a insitir que todo el contenido que en su día fue descargable ahora viene incluído de serie, lo cual os da para una gran cantidad de horas de vicio.

En cuanto a la tasa de frames, solo ha mejorado en la versión para Xbox One X, rozando los 60 FPS mientras que la One normal y en la S se mantienen los 30 FPS. Eso sí, imperturbables como una roca, ni una sola ralentización o fallo técnico de los más mínimo.

La gran pregunta por tanto es: ¿Merece la pena este remáster?

Pues siendo honesto como lo sería con un amigo he de decir que si ya posees el juego en Xbox 360, no. Solo por una mejora gráfica en un juego que, de todas formas, sigue sin ser ni pretende ser un portento en imagen, no merece demasiado la pena.

En el caso de que en su día se te escapara, rotundo sí, ni te lo pienses. Es un juego divertidísimo que ahora sí, luce muy bien, va perfecto en la One y tienen contenido para hartarte (a reír).

No podemos ser más claros.

Conclusiones:

Pues ya está dicho. Saints Rows The Third Remastered sigue siendo el sandbox más loco y divertido de la historia. Una gamberrada llena de acción, chicas sexys, dildos, armas alocadas, actividades disparatadas y vehículos “vacilones”. La mejora gráfica de esta remasterización se nota, aunque nos parece poco aliciente por sí misma para su compra si ya tienes el juego original. Si no es el caso y no lo probaste en su día, a por él de cabeza… con la cabeza de Johnny Gat.

Saints Row The Third Remastered

39,99 €
6.8

Mejora gráfica

6.0/10

Mejora técnica

7.0/10

Contenido

8.0/10

Comparativa de la edición

6.0/10

Pros

  • Todo el contenido incluído
  • Sigue siendo divertidísimo
  • Cooperativo online

Cons

  • Como remasterización es flojo
  • ... por lo que si ya tienes el de 360, no es muy necesario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.