Análisis de Rustler para Xbox Series X

La época medieval fue un periodo histórico maravilloso para la civilización occidental. La gente podía hacer sus necesidades por la calle, las enfermedades mortales estaban a la orden del día y, si te descuidabas, algun forajido podían meterte una cuchillada por la espalda y robarte (bueno, a lo mejor tan maravillosa no era). No obstante, esta época ha sido la idónea para ambientar muchas películas o, en este caso, videojuegos como Rustler.

Este título desarrollado por el estudio polaco Jutsu Games es, casi en su totalidad, una oda a Grand Theft Auto, pero pasado por el filtro del Medievo. Un videojuego de mundo abierto con grandes dosis de acción, mucha locura y desternillantes momentos de humor.

Conviértete en el más macarra del reino en Rustler

Como os comentaba antes, Rustler nos traslada a la Edad Media (cuyo rigor histórico se ignora por completo) y nos pone en el papel de Guy. Nuestro protagonista es un matón de poca monta muy mal hablado. Pertenecemos a una banda criminal que se dedica a sembrar el caos y robar por el reino. Aunque a nosotros nos gusta más ir por libre y emborracharnos en la taberna más próxima que encontremos. Un dia nos llega la noticia de que se va a celebrar un torneo cuyo premio es muy jugoso. El problema es que solo se permite la participación a miembros de la alta nobleza y nuestro personaje anda justo de dinero.

Rustler Guy

A partir de aquí, el juego se nos abrirá permitiéndonos explorar más territorios y realizar tanto misiones principales como muchas secundarias para conseguir la calderilla que nos permita poder inscribirnos en la justa.

Grand Theft Horse

En lo jugable estamos ante un título de acción en mundo abierto. El mapa se divide en dos grandes zonas diferenciadas. La primera de ellas se desbloquea nada más empezar el juego mientras que a la otra no podremos acceder hasta no haber completado ciertas misiones principales de la trama.

Respecto a las mecánicas, Rustler bebe en gran medida de los GTA pero con una perspectiva entre isométrica y cenital. Es una especie de twin stick shooter donde controlamos a nuestro personaje con el stick izquierdo y dirigimos su mirada para apuntar con el stick derecho. Con uno de los gatillos podremos realizar ataques ligeros (o cargados si lo mantenemos) y con el podremos cubrirnos. También podremos rodar para evitar ataques o esquivar flechas. Pero, al igual que atacar fuerte o correr, esto consumirá parte nuestra estamina. Por si fuera poco, contaremos con un botón dedicado a tirarnos pedos y eructos, algo heredado directamente de GTA 2.

Rustler combate

Como es evidente, al ser un juego localizado en la Edad Media, no tendremos la posibilidad de robar coches deportivos de alta gama, helicópteros o aviones, pero sí caballos, carretas y demás monturas (cada una con su propia velocidad). En su manejo es donde más problemas me he topado. Además de trotar tendremos un botón para galopar e ir más deprisa, lo malo es que en varias ocasiones mi caballo no ha respondido como debería y al girar en alguna calle se ha quedado atascado sin poder moverse.

También contaremos con varios tipos de armas pasando de palos a espadas, lanzas, hachas, alabardas o ballestas. Aunque si alguna de ellas falla, siempre nos quedará la posibilidad de lanzar heces a la cara de nuestro rival (sí, habéis leido bien). A veces un buen zurullo arrojado con precisión puede salvarnos de una muerte segura.

Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus locos seguidores

Antes os comentaba que Rustler tiene tanto misiones principales como secundarias (que en su mayoría son obligatorias para avanzar), prevaleciendo estas últimas sobre las primeras. Y es que el juego no pretende atraernos con una trama perfectamente construida y que nos enganche, sino más bien con todo lo que hay alrededor. El encanto del título de Jutsu Games reside en el humor negro que derrocha cada uno de sus personajes y en su original ambientación a medio camino entre la época moderna y la medieval. De esta manera, tan pronto estaremos viendo aldeas de paja o caballeros sacados de “El Reino de los Cielos” como un cartel con la P de parking donde se atan los caballos, pasos de cebra e incluso grafitis.

Las misiones secundarias pueden pecar de repetitivas, pero os aseguro que merece la pena entretenerse a realizarlas por el mero hecho de disfrutar de sus subtramas. Aquí encontramos un evidente guiño a los Monty Python. El famoso grupo de comedia inglesa está presente casi en todas ellas apareciendo personajes de sus películas como La Inquisición Española o Los Caballeros de la Mesa Cuadrada.

Rustler Inquisición

Por último, cabe mencionar una vez más el increíble parecido con los juegos de Rockstar. Y es que la evidencia la podremos encontrar en el mismo menú de inicio. Guy es la viva imagen de Jimmy Hopkins, personaje principal de Bully. Al igual que en GTA también tendremos niveles de búsqueda, solo que en vez de perseguirnos la policía nos seguirán soldados a caballo también con sus sirenas incluidas.

Los juglares rapearán infames gestas sobre ti

En cuanto al apartado sonoro, Rustler no cuenta con una banda sonora como tal a excepción de en momentos esporádicos donde se escuchan de fondo ciertos temas conocidos. Ahora bien, de vez en cuando por la ciudad encontraremos bardos tocando con laudes música folk con bases de hip-hop o juglares haciendo beatboxing, y eso es algo que me ha resultado realmente original y descacharrante.

Los sonidos de ambiente, sobre todo cuando entramos a la ciudad amurallada, van desde gruñidos, toses que no pronostican nada bueno, eructos, caballos relinchando y gritos de extraña procedencia de vez en cuando. El juego tampoco cuenta con doblaje y los personajes se limitan a hablar farfullando y haciendo ruidos incomprensibles, algo que a la larga a mí personalmente me ha parecido algo molesto.

Rustler apartado visual

En lo visual estamos ante un juego bien cuidado, con un estilo colorista y agradable, con unos modelados sencillos con pinceladas de cel-shading y retratos muy al estilo comic en los personajes. La iluminación tampoco deja indiferente, con transición entre día y noche y correctos reflejos en el agua.

En definitiva

Rustler es un título que busca emular la fórmula de las dos primeras entregas de GTA pero con una ambientación medieval para darle ese toque cómico. Esto afecta al juego tanto de forma negativa como positiva.

Para mal porque su gameplay a veces resulta tosco y la repetitividad de las misiones secundarias no ayuda a que el desarrollo de la aventura resulte ameno. Y para bien porque estamos ante un juego original que se ríe de sí mismo con momentos absurdos y mucho humor que en más de en una ocasión sorprende.

El juego de Jutsu Games no pretende ofrecernos una historia de larga duración, con unos personajes super desarrollados y una trama compleja. Más bien nos da libertad para hacer el cabra por el Reino con el macarra de Guy y regalarnos momentos surrealistas. Algunos tan locos como el de recoger los cadáveres de las mismas personas que nosotros mismos hemos matado mientras llevábamos un disfraz de la Parca, todo para ganarnos un poco más de calderilla negociando con el enterrador del lugar. Verdaderos hitos que quedarán registrados en los libros de historia.

Rustler

29,99 €
7

7.0/10

Pros

  • Propuesta original y a la vez clásica.
  • Derrocha humor negro y sarcasmo en cada momento.
  • Ofrece una gran sensación de libertad pero...

Cons

  • ...no es el mejor juego para los que buscan una potente historia.
  • Las mecánicas necesitan pulirse algo más.
  • Corta duración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.