Nos lo vamos a pasar BOMBA con estas máquinas

Estamos en una sociedad donde la convivencia con los robots es un hecho palpable. Ya no es simplemente por capricho, sino que se han convertido en una ayuda de primera necesidad. Estas máquinas nos permiten progresar, mejorar nuestras capacidades e incluso sobrevivir ante situaciones límite. Alcanzan metas que el hombre no podría ni plantearse y realizan tareas que seríamos incapaces de llevar a cabo. Por eso mismo, antes de empezar el análisis, quería tener estas palabras de gratitud ante estos robots. Muchas gracias por tanto, Thermomix.

Por tierra, mar y aire

Robot Squad Simulator X es la versión para consolas de un juego que apareció en el año 2017 en PC. Esta propuesta desarrollada por Bit Golem y Ultimate Games nos mete en la piel de un soldado de élite experto en el control de robots para el uso de diversas tareas. Gracias a nuestra pericia a los mandos de estas máquinas, deberemos completar una serie de objetivos en situaciones muy diversas donde el hombre no es capaz de adentrarse, y para ello contaremos con cuatro tipo de robots distintos, cada uno de ellos con un rol muy concreto. En total, tendremos 6 fases de tutorial mas otras 16 misiones especiales donde poner a prueba nuestras dotes en el control de estos dispositivos.

Como hemos citado, cada robot que controlamos tiene un papel en la misión muy diferente. Tendremos dos robots terrestres: uno capaz de desarticular bombas y coger objetos con sus pinzas (el típico que hemos visto en mas de una ocasión en la vida real) y luego otro más pequeño orientado a la exploración del terreno y con la capacidad de meterse en recovecos y grietas. No queda la cosa ahí, ya que también contaremos con un dron aéreo para el reconocimiento del terreno y terminaremos el listado con un robot acuático capaz de realizar tareas en condiciones extremas.

Muévete como un robot, piensa como un robot

Es una lástima que Robot Squad Simulator X no tenga una historia que narrar. Todas las misiones son independientes y sin ningún nexo entre ellas. Esto puede suponer un lastre a la hora de “enganchar” al jugador, aunque no hay mal que por bien no venga. La falta de historia permite al juego ponernos en parajes de lo más variados sin dar muchas explicaciones ni andarse por las ramas. Igual estamos en un parque con un francotirador suelto, que recorriendo parajes nevados en busca de un helicóptero abatido o adentrándonos en minas derruidas en busca de oro. Lástima que no se potencie de alguna forma la “epicidad” (o dramatismo, llamadlo como queráis) en cada misión. Pese que en algún momento si que habrá un temporizador para meter prisa, podremos tomarnos el juego con calma y a nuestro ritmo, restando muchos enteros a la tensión que debería tener el propio título.

Cada robot tiene su rol en la misión y sus propias características, aunque todos se controlan de una manera parecida. El control es poco articulado (ya no sé si hecho aposta o por falta de recursos… aunque apostaría por lo segundo) y en ocasiones las físicas del juego nos pondrá en más de un aprieto. No es normal que un robot con tecnología punta se quede estancado en una pequeña cuneta de la carretera, o que sin el impulso necesario sea incapaz de subir una rampita pese a tener ocho ruedas. El gancho del primer robot terrestre también es un drama, y es que coger bombas (u otros objetos) se convierte en misión imposible por los problemas en las físicas que estoy comentando.

Tecnología moderna con un motor desfasado

Puede que Robot Squad Simulator X sea un juego lanzado en el 2017… pero parece más desfasado. Las animaciones en pantalla son prácticamente nulas, las texturas de los mapeados son demasiado pobres y cuando estamos en movimiento el juego “rasca” mucho, con unos tambaleos de cámara que no son normales a esta altura de generación. Estamos ante uno de esos juegos con una idea original, con unas mecánicas sencillas pero bien adaptadas, pero con un presupuesto muy bajo que se acusa en el resultado final. No me cabe duda de que si limaran esos pequeños errores, las misiones fueran mas “tensas” y añadieran nexos narrativos estaríamos ante una experiencia completamente distinta y actualizada a los tiempos que corren.

Mientras no oigas “boom”, la cosa va bien

La música y efectos sonoros tampoco son la panacea. Es más, en muchas ocasiones estaremos en silencio, con el único sonido de las ruedas de nuestro robot y con unas puntuales notas musicales que de vez en cuando rompen el silencio generado. Tampoco contamos con voces que nos hablen en la misión (o si las hay, es alguna frase muy pero que muy puntual). Tampoco es que sea algo imprescindible… y de hecho los textos que aparecen están en inglés pero no supondrán ningún problema a la hora de progresar en los objetivos de las misiones.

Conclusión

No hay duda de que la propuesta de Bit Golem es completamente original e innovadora. Controlar robots para desarticular bombas, explorar zonas derruidas o meterse en situaciones límite donde ningún ser humano es capaz de llegar debería ser interesante para el jugador, aunque queda lejos de ser así. El aspecto visual y las físicas de Robot Squad Simulator X están muy desfasadas, y junto con otros problemas como la falta de historia o carencia de dramatismo en las misiones, harán que el juego que pase inadvertido ante el público en general. A mí me ha divertido las 3 horas que puede durar, aunque es cierto que hay que levantar la mano en algunos apartados para poder disfrutar plenamente de la propuesta.

Robot Squad Simulator X

10.99€
5.4

Gráficos

5.0/10

Sonido

5.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

5.5/10

Pros

  • Cuatro robots completamente diferentes
  • Fáciles de manejar
  • Misiones en localizaciones muy diversas

Cons

  • Técnicamente muy pobre
  • El ganchito del robot terrestre...
  • Falta un nexo narrativo y algo de epicidad
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.