Un pequeño road-trip emocional y tranquilo con tiempo para reflexionar en el viaje sobre el paso a la madurez

No es la primera vez que analizamos un road-trip, esto es un juego que básicamente consiste en un viaje. En este tipo de juegos se suelen combinar la conducción y una historia entre los que viajan, que en Road to Guangdong es la de las protagonistas, una chica llamada Sunny (el personaje que controlamos) y su anciana tía. Dos personajes muy distintos: juventud e intento de modernidad frente a vejez y tradición, que lógicamente diferiran en muchos puntos de vista.

La historia es sencilla: estamos en la China de los 90 y tienen un restaurante familiar que no marcha demasiado bien, así que tu tía propone un viaje a la ciudad de Guangdong, de donde es originaria la familia, para encontrar viejas y artesanas recetas familiares que le den un nuevo “toque” al negocio.

Para ello sacaremos del garaje y pondremos a punto nuestro viejo coche, al que llamamos “Sandy”, para comenzar un viaje por carretera a través de China para ayudar a la familia. Muchos más detalles de la trama se revelan a medida que avancemos en el juego. La parte narrativa es a base de diálogos interactivos que vemos sobre la pantalla, no hay voces, solo música ambiental. Podremos elegir las respuestas de Sunny en estas conversaciones y leeremos mucho. Pero mucho. Y en inglés, ojo. El juego, al menos en esta versión preliminar que nos han facilitado todo en inglés.

La otra parte importante del juego es la conducción y el mantenimiento del automóvil. No es demasiado profunda ni compleja esta parte, lo cual satisfará a los que les interesa más la historia y disfrutar del viaje pero dejará insatisfechos a los que les gustan los juegos con una buena gestión . Mientras conducimos, debemos vigilar la gasolina, el aceite y otras partes generales del automóvil, como la presión de los neumáticos. Conducir es bastante básico, con solo acelerador y freno (sin cambio de marchas), pero sí que debemos asegurarnos de mantener una velocidad equilibrada porque si no el coche se sobrecalentará.

El viaje por carretera, con una bonita música, nos encandila al principio, con sus bonitos paisajes de estilo naif o minimalista… pero la verdad es que al cabo de un par de horas, todo el conjunto acaba cansando. Y no hay mucho más: conducir mientras hablamos con nuestra tía sobre la familia y el cambio de los tiempos, parar a repostar y mirar los niveles del coche… y ya está.

Lo cierto es que todo el juego, también a nivel gráfico y técnico, peca de muy poco ambicioso. Es un juego bien hecho, bonito… pero que descubre sus cartas demasiado pronto y no hay mucho más que un buen par de ases.

Todo en sí está bien y sus cuatro o cinco horas de viaje se os pasarán pronto… Pero la sensación final es esa, de un juego que ofrece muy poco o que no se ha atrevido a ofrecer algo más.

Conclusiones:

Road to Guangdong gustará a aquellos jugadores más interesados ​​en experiencias de juego con mucha narrativa y una bonita aunque sencilla historia. Pero los que busquen algo más profundo, ya sea en la parte de conducción o mantenimiento del vehículo no esperen gran cosa. Es bonito y agradable de jugar, pese a los textos en inglés.

Road to Guangdong

19,99 €
5.8

Gráficos

5.0/10

Jugabilidad

5.0/10

Historia

7.0/10

Sonido/Música

6.0/10

Pros

  • Buena historia y personajes bien definidos
  • La gestión es sencilla
  • Los viajes no se hacen largos

Cons

  • Gráfica y técnicamente es muy pobre
  • Hay que leer muchísimo y está solo en inglés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.