Tras el fantástico Papers Please, Lucas Pope ha lanzado otro juego innovador y creado únicamente por su propia mano. 

Nos encontramos a principios del siglo XIX. El impresionante barco Obra Dinn sale del puerto de Londres y zarpa hacia alta mar. En 1802, el Obra Dinn zarpó con sesenta personas y cientos de toneladas de mercancías a bordo. Seis meses después, nadie sabe nada de él y es dado por desaparecido. En 1807, 5 años después de su marcha, es encontrado vacío y a la deriva de nuevo en Falmouth, en el extremo sur de Cornualles. Por extraño que parezca, no muy lejos de la ciudad de partida. ¿Qué ha pasado con el Obra Dinn? Como experto en seguros e investigador de accidentes, tendremos que resolver este gran misterio, equipado solamente con dos herramientas y nuestro ingenio.

La primera herramienta que utilizaremos será un manifiesto que contiene la lista de pasajeros, sus funciones y alguna información esencial sobre ellos. La segunda será un extraño reloj de bolsillo que te hace volver a revivir los últimos momentos de un pasajero muerto. Esto será muy práctico, porque los fallecidos del Obra Dinn son numerosos y gracias a ellos podremos ir descubriendo qué ocurrió realmente ahí.

El género indie sigue siendo un concepto emergente, pese a que en los últimos tiempos se están lanzando muchos títulos. “Papers, please” brillaba a pesar de una evidente falta de medios, gracias a la eficacia de su concepto y a su increíble forma de contar las cosas. En Obra Dinn, nos ponemos en la piel de un agente de seguros que debe entender quién es quién en todo este asunto. Para resumirlo aún más, el principal objetivo es coger nuestra lista de pasajeros y averiguar quién es quién y cómo murieron.

Para averiguar qué ocurrió tendremos que valernos tanto de la información visual como de la sonora. Cada pista irá desvelándose de muchas formas diferentes: diálogos, acentos, música, parentescos, lo que se oye, lo que se ve, pero también lo que no se ve o no se ve todavía. Hay que utilizar lo implícito, lo explícito, lo deductivo, la eliminación y a veces una pequeña pizca de suerte para responder a las mismas preguntas: ¿quién es esta persona, cómo murió y, por lo tanto, quién la mató o por qué?

El primer asesinato qué investigaremos servirá de tutorial. Sin embargo, este será el último nombre del cuaderno de bitácora, por lo que tendremos que ir reviviendo la historia del revés, o al menos desordenada, pero pronto esta volverá a su lugar lentamente. Tendremos que identificar a sesenta personas y, sin embargo, el juego nunca se hace repetitivo o pesado. Los elementos que nos permitirán resolver el misterio irán desvelándose poco a poco y siempre haciéndonos mantener el interés.

Como en “Papers, Please” el leiv motiv del título consiste en “conectar los puntos” que se nos presentan. Así estaremos constantemente moviéndonos entre las memorias, el cuaderno de bitácora y la foto gigante de todos los pasajeros, que comienza estando totalmente borrosa y según vayamos descubriendo el misterio irá haciéndose más clara. El retrato del pasajero solo será mostrado cuando el juego nos confirma de que tenemos los suficientes elementos para identificarlo.

En resumen, tendremos que investigar mucho y poner a funcionar nuestros cerebros, aunque eso hace que Return of the Obra Dinn sea un juego que nos exigirá paciencia y utilizar hasta nuestra última neurona. El más mínimo detalle puede suponer qué logremos nuestro cometido o nos quedemos anclados en él. Este juego se basa en el uso de la inteligencia y capacidad de deducción, por lo que cuando logras conectar algo obtienes un gran momento de satisfacción personal que suelen ofrecer sólo esta clase de juegos. 

El ritmo del juego es muy fluido de todas maneras, ya que este revela sus cartas a un ritmo inusual para un título de estas características. Lucas Pope muestra mucho talento para contar, dominar y terminar sus historias. Acepta este estatus de One Man Team y es algo digno de admirar.

En términos gráficos, como ocurría en “Papers, Please”, nos encontramos con un título particular, que adquiere una licencia artística pocas veces vista. Para compararlo con algo, sería algo así como un juego de PC de los años 80 corriendo en un ordenador antiguo. Si de por sí esto resulta llamativo, la cosa se vuelve todavía más dantesca cuando cada recuerdo se repite como una pintura renacentista donde todo está congelado y sin embargo es tan dinámico. Un concepto gráfico llamativo que solo puede ser entendido una vez que te pones a los mandos. 

En cuanto al audio, el título cuenta con un doblaje al inglés que cumple con su cometido y viene subtitulado al castellano. El apartado sonoro cumple con su cometido, con un marcado uso de trompetas y acordeones, que dan una sensación de estar en alta mar. 

Return Of The Obra Dinn es un rompecabezas gigante donde cada paso adelante es un elemento para la satisfacción y realización del jugador. Obra Dinn se recomienda para cualquiera que quiera probar cosas diferente y le guste los juegos basados en investigaciones sesudas. 

Return of the Obra Dinn

19,99€
8.5

Gráficos

8.5/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Duración

8.5/10

Historia

9.0/10

Pros

  • Concepto y ejecución de primera división
  • Dirección artística impecable
  • Duro pero justo: un juego que se basa en la inteligencia del jugador
  • La historia se desarrolla de manera fabulosa

Cons

  • No siempre queda claro cuál es el siguiente paso que podemos dar
  • El apartado sonoro cumple, pero parece algo a lo que no se ha dado mucha importancia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.