Cuatro intrépidos pilotos sufren aventuras de lo más disparatadas. ¿Quieres saber más? Pues no te pierdas el análisis que tenemos preparado.

Los clásicos shooters con naves siempre han sido bien vistos desde su creación hace ya más de 40 años cuando eran una versión primigenia del videojuego con sólo dos colores en pantalla, hasta alcanzar los momentos álgidos en el panorama con sus vertientes locas japonesas donde en la pantalla había más disparos de los enemigos que sitio por donde desplazarnos. Ya fueran de scroll horizontal o vertical, muchos de ellos han tenido buena aceptación gracias a la innovación con sus mecánicas, sus gráficos o el propio desafío que podía suponer. Aces of the Lutwaffe – Squadron intenta poner su granito de arena en esta inmensa montaña ya formada, y aunque no consigue alcanzar ese escalón de los grandes clásicos del género, sí que aporta lo suficiente para que estemos entretenidos horas y horas.

La historia que nos propone el shooter de Handygames nos sitúa en una 1946 alternativa donde Estados Unidos está siendo invadida por los alemanes después de una hipotética Segunda Guerra Mundial. Decimos alemanes porque en ningún momento se refieren a Nazis, aunque se sobreentiende en todo momento la procedencia de este ejército y sus ideales. Por supuesto, nosotros como líder de un escuadrón altamente cualificado, deberemos poner freno a la marcha del enemigo invasor a golpe de disparos y derrotando a sus enemigos finales, los llamados “ases” que dan el nombre al juego. A lo largo de cinco capítulos (con sus correspondientes cinco pantallas en cada uno) deberemos ir mermando esas máquinas de guerra mientras conocemos las particularidades del cada miembro nuestro equipo, tan dispar y particular que acabará siendo la gracia y la esencia del propio título.

Antes de proseguir hay que aclarar que Aces of the Lutwaffe – Squadron es un juego completamente distinto a lo lanzado previamente en Android y Steam, llamado simplemente Aces of the Lutwaffe. Mientras que en su primera versión nos encontramos con un juego sencillo de disparos en scroll horizontal, adaptado para móviles y con un rendimiento justito, en el juego a analizar nos topamos con un título de scroll vertical, lleno de colorido y narrativa propiciada tanto por los cuatro miembros de la escuadra como por los enemigos a los que habrá que batirse a muerte.

Mark, John, Melisa y Steve serán los miembros de esta particular remesa de pilotos preparados para defender su país. Cada uno tendrá sus propias habilidades… pero también sus propios defectos. Este hecho cambia todo el plantel del juego e incluso su propia propuesta jugable, haciéndolo interesante no por el desafío que podemos esperar en sí, sino por la variedad de situaciones que estos cuatro personajes pueden brindarnos. Mientras que Mark será el líder perfecto, guaperas y con aires de grandeza, John será el “cowboy” tozudo y gruñón que hemos visto en películas más de una vez, mientras que Steve tendrá el típico estereotipo de miedica y Melisa la chica templada y fría que pone calma en las situaciones más comprometidas. La conjunción de todas y cada una de estas cualidades serán las ideales de salir airosos de cada batalla, aunque los defectos les jugarán más de una pasada. Por cierto, el texto del juego está en español, un gesto de agradecer para seguir el hilo de las conversaciones entre los pilotos.

Cada uno de los cuatro personajes de Aces of the Lutwaffe – Squadron tendrá momentos de crisis que nos comprometerá un poco más la situación en pleno combate. Por poner ejemplos, Mark sufrirá de mareos que le obligarán a moverse despacio por el escenario, Steve sufrirá ataques de narcolepsia y se dormirá en mitad del embrollo, Melisa tendrá vértigos y la inhabilitarán durante un cierto periodo de tiempo y John no podrá canalizar su ira, conviertiéndose en todo un berséker que destruirá todo lo que encuentre a su paso (a nosotros inclusive). Esta faceta cómica le sentará genial a un juego que ya de por sí no se lo toma muy en serio, pero es que además romperá esquemas haciendo de cada fase algo distinto. Si además añadimos la diversidad de objetivos de las que consta el juego, os podemos asegurar que la campaña principal se pasará volando (nunca mejor dicho…)

Contaremos con misiones de rescate, de persecución, de infiltración y combates con los jefes finales que hacen de Aces of the Lutwaffe –  Squadron una experiencia rica y variada. Las ayudas y “power-ups”  estarán presentes como mandan las buenas tradiciones de este tipo de género, aunque en ningún momento podremos escoger el tipo de potenciador que queremos utilizar, ni siquiera los ataques secundarios que nos ayudarán en nuestra ardua tarea.  Los disparos irán mejorando automáticamente, pasando del típico tiro doble en vertical, alcanzando las bolas de fuego y acabando por un complejo de sistema de láseres que harán mucho daño allá por donde pasan. Lástima que no podamos ser partícipes de la elección de tipo de disparo, aunque al menos podremos escoger las aeronaves a utilizar (tanto la nuestra como la de nuestros compañeros), cada una con sus propios defectos y puntos fuertes.

Lo que sí que podemos escoger es donde irán destinados los puntos de habilidad conseguidos en cada misión. Rozando un poco el componente rolero, cada uno de nuestros pilotos tendrá una serie de atributos y ramas especializadas que mejorar. Dependiendo de nuestra forma de jugar invertiremos más en unos o en otros pilotos, aunque personalmente siempre es bueno mantener un equilibrio entre los cuatro. John nos proporcionará mayor contundencia en los ataques, mientras que Melisa será la encargada de sanación del grupo o Steve el experto en sigilo. Cubrir cada una de estas facetas y saber dónde flojea el grupo será una decisión que deberemos tomar nosotros para que las misiones salgan sobre ruedas. Al final lo que consigue Handygames es que nosotros mismos nos “piquemos” para obtener la mayor cantidad de puntos, y para ello tendremos que completar las fases de la mejor manera posible.

Cada pantalla tendrá un tiempo muy limitado de duración (aproximadamente cinco minutos) que serán suficientes para que disfrutemos de sus parajes y aspectos visuales que Aces of the Lutwaffe – Squadron presenta. Todo tendrá un estilo de dibujo animado, con trazas grandes alrededor de cada enemigo y con tonalidades vivas que casan perfectamente. Esta combinación de cualidades (brevedad en las fases y aspecto visual) puede chocarnos al principio, pudiendo creer que, en efecto, se trata de un juego pensado previamente para móviles, pero nada más lejos de eso. Según avancemos los capítulos el desafío irá en aumento, y aunque nunca llegue a ser un título frenético y desquiciante (aunque para eso hay selector de dificultad) sí que nos pondrá en más de un aprieto, especialmente si queremos cumplir todas las tareas secundarias.  Por suerte, para aquellos que se inician con la materia o no son hábiles con este tipo de juegos, contaremos con un multijugador local para hasta cuatro jugadores, haciendo cada enfrentamiento mucho más vibrante y emocionante. Lástima que sólo podamos jugar con amigos en casa, ya que sería ideal hacer lo mismo vía online.

 

Conclusión

Aces of the Lutwaffe – Squadron es un shooter de aviones en scroll vertical sencillo, no muy desafiante pero que engancha por la variedad de situaciones que presenta. Los distintos objetivos que tendremos que realizar, junto con los altercados que generan los cuatro pilotos del escuadrón serán razones más que suficientes para estar entretenidos delante de la pantalla. Además, siempre existe la posibilidad de subir la dificultad e incluso invitar a tres amigos a casa para disfrutar de ese cooperativo local. Ahora para verano es un juego ideal.

Aces of the Lutwaffe – Squadron

14.99€
8

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Diversión / Duracion

8.5/10

Pros

  • Variedad de misiones y objetivos
  • Muy agradable en su aspecto visual
  • Control sencillo y directo

Cons

  • Poco desafiante
  • Cooperativo sólo local
  • Podemos elegir avión, pero no tipo de disparo.