Los piques entre amigos y desconocidos vuelve gracias a Puyo Puyo Champions, aunque esta vez con una propuesta más consolidada en su vertiente online.

Puede que en su día no brillaran tanto como otros, que no tuvieran el reconocimiento que se merecían e incluso que en muchas ocasiones (algunas justificadas) se tacharan estos juegos como propuestas oportunistas o plagiadoras del rey indiscutible de los puzles en los años 90: si, nos referimos a Tetris. Por suerte, la constancia, evolución y el tiempo dan la razón, y con el paso de los años hubo sagas englobadas dentro del mismo género que supieron dar con la tecla de la originalidad y desbancarse de la propuesta creada por Alexei Patijnov. Una de estas franquicias ha sido Puyo Puyo, la saga que nació en 1991 de la mano de  Compile (ahora Sega tiene sus derechos) y que demostró que se puede dar un giro a unas mecánicas acotadas y preestablecidas consiguiendo un producto completamente nuevo. Un producto que generó una legión de fans, cuya estela ha permanecido vigente hasta día de hoy hasta alcanzar esta ultima iteración de la franquicia, Puyo Puyo Champions, de la cual os hablaremos en el siguiente análisis.

Avisamos de que Puyo Puyo Champions no innova mucho de lo visto en anteriores juegos de la saga, pero si que potencia aspectos como puede ser su vertiente online. Este afán por lo competitivo no es nuevo, ya que es una de las bases con las que se cimentan todos los títulos de la franquicia, pero aquí sin duda se convierte en su reclamo principal. Antes de nada, toca explicar las mecánicas de este particular juego de puzles, y aunque Puyo Puyo Champions recoge dos propuestas jugables diferenciadas, el “modus operandi” es muy similar en ambas. Todo reside en dos puntos clave: juntar un mínimo de cuatro bolas del mismo color (o Puyos, que así se llaman) haciendo el mayor número de combos, y cómo no, gracias a estas carambolas asfixiar al rival con Puyos grises hasta que su pantalla no admita mas piezas. Unos movimientos que son fáciles de entender, pero difíciles de dominar especialmente si queremos tener una oportunidad ganadora en su modo competitivo contra otros jugadores.

Pese a que Puyo Puyo Champions contiene un modo “single player”, no podemos esperar gran cosa al respecto y sirve mas como una especie de tutorial o modo de entrenamiento. Aquí ya podremos seleccionar una de las dos ramas de las que hace gala el juego: o bien nos vamos al sistema de reglas de Puyo Puyo 2, donde contará la cantidad de combos que hagamos y la “basura” que enviemos al oponente, o bien escogemos el sistema de juego de Puyo Puyo Fever donde se hará mas hincapié en otras facetas como los rompecabezas instantáneos en mitad de la partida para contrarrestar los ataques del adversario. Sea como sea, coger el truco a su estilo de juego se antojará complicado al principio si no has disfrutado antes de alguna entrega. Esto no es como Tetris o Columns donde hay que hacer desaparecer las fichas, sino que exige que construyamos enormes bloques de Puyos concienzudamente organizados para después comenzar a realizar cadenas de combos. Enrevesado pero gratificante cuando se coge el truco.

La joya de la corona, como no podía ser de otra manera, se la lleva el multijugador. Aquí sí que tendremos que poner toda la carne en el asador, ya que los rivales que han adquirido el título lo han hecho por una razón (vamos, que no son principiantes como es mi caso). Como en el modo para un jugador, podremos escoger si queremos las reglas de Puyo Puyo 2, Puyo Puyo Fever o una mezcla de los dos. Hay tablas clasificatorias y actualmente resulta mas o menos viable encontrar un adversario en cada partida (a mi me ha tardado aproximadamente un minuto) aunque habría que ver la salud del juego pasado unos días o incluso semanas después de su lanzamiento.

Como buen juego competitivo, y emulando a los juegos de lucha conocidos por todos, tendremos un roster con un total de 24 personajes para la elección. Lo que en principio parece un tema superficial y meramente estético se torna algo mas estratégico, ya que cada personaje tiene su patrón de fichas (que vengan dos Puyos simples, un grupo de cuatro, dos alargadas del mismo color, etc.). Solo la experiencia y practica nos harán ser afines a un tipo de disposición de piezas, y será clave contra el adversario mas duro… o los adversarios, ya que en Puyo Puyo Champions tendremos opción de jugar hasta cuatro personas simultáneamente.

Sinceramente, por el precio del juego no se le puede pedir mas. Tiene un modo para un jugador, otra vertiente online que funciona perfectamente y todo envuelto en un apartado sonoro y artístico muy atractivo como podéis ver en las fotos adheridas al texto. Me falta un aspecto que hace cosa de un año me hubiese parecido una tontería, pero que está ganando adeptos y hace las partidas mucho mas intensas. Si, me refiero a un Battle Royale. El juego de puzles competitivo por excelencia podría haberse coronado con la inclusión de este particular modo de juego. Aun no es tarde par que lo implementen, y ojalá en un futuro podamos ver este deseo mío dentro del juego.

 

Conclusión

Para los amigos de la franquicia Puyo Puyo, esta nueva entrega puede ser el acompañante perfecto para las partidas rápidas contra amigos y desconocidos. Para quienes desconozcan la saga, pues también es muy buena opción debido a su modo “single player”, que bien puede servir como entrenamiento para los verdaderos duelos que se producen en su vertiente multijugador. Podían haber incluido más modos de juego (un battle royale para competir con Tetris sería lo ideal), pero reúne lo necesario y esencial para conformar una propuesta sólida a un precio más que competente. Esperemos que Sega y la comunidad formada alrededor de Puyo Puyo Champions no abandonen el título demasiado pronto y tenga una vida competitiva larga.

Puyo Puyo Champions

9.99€
8

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • Buena propuesta online
  • El modo entrenamiento permite muchas cosas
  • Cambios gráficos acertados que no borran la esencia de Puyo Puyo

Cons

  • El juego pide a gritos un Battle Royale
  • Falta modo campaña para su para un jugador