Análisis de Police Chase para Xbox One, policias pero pocas persecuciones

Esta semana he tenido entre manos Police Chase de Toplitz Productions, un singular juego basado en la vida policial. Lejos de ser un Need for Speed Most Wanted desde la perspectiva de la policia nos hallamos ante un simulador de policia de barrio con alguna que otra misión más intensa. Sin embargo la forma de presentar el producto no es la más óptima y cae en la repetición tediosa. Sin más dilación, vamos a desentrañar lo que ofrece este título.

Police Chase es un juego de simulación al volante en el que tomamos el rol de un nuevo policía que se une al cuerpo. Nuestras obligaciones son típicas, pues debemos mantener el orden y la seguridad en la ciudad, y para ello tenemos una serie de misiones de duración ligera en las que cumplir ciertos objetivos al volante. Cabe decir que lejos de ofrecer trepidantes persecuciones con choques y multitudes de vehículos, las misiones se basan en su mayoría en ir de un punto A a un punto B, teniendo que volver siempre al A para terminar.

Un juego de simulación al volante en el que tomamos el rol de un nuevo policía

Para dar alguna variedad a estas pruebas el juego propone ligeros retos como límite de tiempo o no recibir daños en el vehículo(porque es el coche de alta gama del jefe y no le haría ninguna gracia). Por otra parte, el GPS únicamente ofrece una flecha en pantalla indicando el destino, pero buscar la ruta es nuestro problema, así que hay que ir abriendo el mapa para ver donde estamos mientras nos aprendemos los recorridos más comunes, porque a la práctica siempre recorremos las mismas rutas.

El coche es nuestra herramienta principal, por ende hay que mantenerlo siempre a punto. en Police Chase debemos mantener nuestro coche en buen estado y de paso controlar que el depósito esté lleno. Para esto la ciudad dispone de talleres de reparaciones y gasolineras donde realizar estas tareas. A la práctica basta con llevar el coche hasta sendos lugares y esperar en la marca hasta que el indicador correspondiente esté lleno. Todas estas mecánicas nos las expone el título durante las primeras misiones a modo de tutorial, aunque la mayoría de ellas no las usaremos en el modo historia.

El coche es nuestra herramienta principal, por ende hay que mantenerlo siempre a punto

La historia se presenta mediante cinemáticas, aunque más bien son pases de diapositivas con subtítulos y doblados al inglés. Este apartado me ha traído recuerdos de juventud, pues el estilo de los dibujos y el doblaje me han recordado poderosamente a los “listening” de las clases de inglés. La historia no es especialmente densa ni profunda, al final se limita a presentar situaciones más o menos típicas del género policíaco mientras construye una pequeña historia que se puede resolver en unas pocas horas.

Para compensar la escasa duración de la campaña Police Chase tiene el modo libre, donde podemos recorrer la ciudad en busca de delitos y encargarnos de multar a los infractores, recuperar vehículos robados u otras tareas menores. Además de la exploración libre, desde el menú principal, podemos acceder a las carreras en circuitos y zonas de la ciudad. Este modo se va actualizando según superamos las misiones de la campaña, pues varias de estas carreras se juegan primero durante la historia. Asimismo, superar los capítulos con carreras nos da acceso a nuevos vehículos para usar en los modos extra. Aunque Police Chase no ofrece modo multijugador online ni local.

La historia no es especialmente densa ni profunda

A nivel visual nos encontramos ante un juego que cumple lo justo. No ofrece fotorrealismo ni tampoco opta por otros derroteros como el cel shading, es sencillamente “realista”. Con esto quiero decir que representa una zona bastante europea, con sus cruces, rotondas, autovías y señales de tráficos más comunes. Como dato curioso he encontrado señales derribadas y decoración rota y al no ver sospechosos no me ha quedado claro si es algo hecho a drede o que simplemente la IA no siempre acierta al tomar una salida. Tampoco vamos a culpar a los NPC, pues las físicas no siempre son óptimas.

Lo más interesante de Police Chase probablemente radica en las pequeñas sorpresas que ofrece durante la campaña. Pues no siempre llevamos el mismo vehículo, y cuando digo vehículo no me limito a coches… En algunos momentos tomamos el control de inesperados medios de transporte e incluso de drones para investigar áreas demasiado peligrosa para una persona.

En definitiva, Police Chase no es la secuela espiritual de Driver ni tampoco Need for Speed Most Wanted desde el punto de vista de la policía. Si bien el juego ofrece alguna que otra sorpresa jugable durante el desarrollo de la campaña, la experiencia se ve empañada por unas escenas poco atractivas y una historia que carece de gancho. Si a todo esto le sumamos unos gráficos poco llamativos con escenarios poco profundos en decorado podríamos pensar que todo está perdido… Aunque es un juego que se puede resolver en pocas horas y sumar muchos puntos de logro. Asimismo, para el que disfrute de la experiencia siempre puede probar de superar el modo carrera y desbloquear todos los vehículos.

Police Chase

29.99
4

Gráficos

5.0/10

Sonido

3.0/10

Historia

4.0/10

Duración / Diversión

4.0/10

Pros

  • Suma muchos puntos de logro rápido
  • Se puede terminar la campaña en una tarde
  • Doblaje neutro y limpio, se puede entender sin subtítulos

Cons

  • Misiones muy poco imaginativas
  • Resulta repetitivo
  • Físicas poco evolucionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.