La saga de simulación de fútbol de Konami vuelve este año mejor que nunca, y en comunidad xbox nos hemos puesto la camiseta de nuestro equipo favorito para analizar PES 2018.

Pro Evolution Soccer es una de las sagas de fútbol más menospreciada de los últimos años, tras su paso por multitud de plataformas y el asedio al trono fútbolero de FIFA de EA, perdió fuelle y vio desterrada su hegemonía.

De esta forma, la saga no conseguía levantar cabeza o destacar por encima de su eterno rival, sobre todo en la actual generación de consolas donde han dio dando palos de ciego sin saber bien que rumbo tomar. Sin embargo, los chicos de Konami han seguido apostando fuerte por simulador, mejorando año tras año para volver a hacerse un hueco dentro del género que un día le vio gozar de una grandeza indiscutible. Por ello, PES 2018 llega para intentar arrebatar lo que un día fue suyo, dominar el centro del campo y crear más ocasiones de gol que su rival…¿Lo conseguirá?

CAMBIO DE RUMBO

PES 2018 esta de vuelta con un juego más redondo que su antecesor, un cambio de rumbo en numerosas decisiones tomadas en los últimos años por sus desarrolladores, lo que le ha hecho volver posicionarse punto de mira de los fans, los cuales antaño disfrutaban de este baluarte fútbolero.

En esta entrega, Konami saca mejor partido a su motor Fox Engine utilizado en anteriores títulos, pero llevado este año un nivel por delante. Aparte de la evolución del motor gráfico (del cual hablaremos en el apartado que corresponde) la franquicia sigue teniendo atractivos como la UEFA Champion League y  la Europa League, además de su modo ser una Leyenda y Liga Máster. Sin embargo, esta entrega sigue sin contar con novedades destacables dentro de sus modalidades. No obstante, estos modos son un baluarte y una seña de identidad de la propia licencia, que consiguen por si mismos ser un gran aliciente para los usuarios. Juego online 3 vs 3, juego clásico, partidos  de exhibición, crear copas o torneos, juego cooperativo con hasta nueve amigos en la misma consola y un largo etc… Componen un once ideal para un simulador deportivo que este año quiere alzar la copa de Campeones.

Todo parece haber sido mimado hasta el punto de no parecerse en demasía a su predecesor, salvo los menús e interfaz de usuario, que siguen arrastrando equívocos y mala gestión, lo que hace algo lioso el paso por ellos. Por otra parte, PES 2018 gana metros en el nivel jugable, este año parece que desde Konami han sabido llevar a buen rumbo este apartado. Las físicas del balón y la colisión de los fútbolistas están más que depuradas, por lo que tenemos la sensación en todo momento de que el esférico tiene vida y que no va guiado.

Han tomado grandes esfuerzos en este aspecto, al igual que en los movimientos y desplazamientos de los jugadores, demostrando estar mejor reflejados en el césped. Los regates es otro punto a tocar, y es que una vez más siguen siendo geniales, podemos realizar cualquier tipo de ellos, e incluso habrá jugadores (como puede ser el caso de Neymar) que tiene regates exclusivos. Algunos de ellos siguen costando trabajo y destreza para ser realizados, pero la satisfacción será enorme una vez los hagamos y podamos apreciar detalladamente el regate en su gran apartado de repeticiones desde cualquier ángulo.

PES 2018 tiene como gran lastre, el poco apoyo de licencias. Una vez más contamos con la falta de ellas en multitud de equipos, dato que no es muy importante pero sí que empaña el titulo, más con la competición directa con su gran rival FIFA 18.

El editor con el que cuenta el juego por su parte, nos hará algo más llevadera la gestión de nuestro equipo favorito, y es que en él podremos editar jugadores, camisetas, escudo, etc.. de esa forma podremos recrear de la mejor forma al equipo de nuestros amores.

GRÁFICOS Y SONIDO

Este apartado me gustaría empezarlo por el aspecto sonoro, que cumple más que de sobra con lo que un simulador fútbolero pide.

A niveles de ambiente es espectacular y todo lo que rodea al partido cumple con creces, pero una vez más, la narración del mismo sigue estando como “robotizada” frases sueltas que a veces no casan bien con lo que se refleja en pantalla, y si a eso le añadimos la repetición de muchas de ellas, pues pueden sacarnos de la esencia del partido.

 

Por contra, el apartado visual rinde estupendo, los estadios, el colorido y las animaciones, hacen que por momentos creamos que estamos viendo un partido del Canal+. Los jugadores tienen un nivel de detalle increíblemente, fiel a la realidad, e incluso equipos con menos renombre, tienen detallado con realismo a sus figuras. La calidad es indiscutible, aunque en planos alejados perece que el modelado de los jugadores se emborronan un poco y pierden definición.

A nivel general, sonoramente y visualmente, PES 2108 está un peldaño por encima de su competidor este año. Y además, tiene detalles que juntos hacen de este simulador deportivo un título más que recomendable para todo amante del deporte Rey.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here