Abran los ojos, vamos a enfrentar a criaturas sin igual en Override 2: Super Mech League

Sobrevivir a una amenaza que azota a nivel mundial no es tarea fácil. Requiere mucho esfuerzo, sacrificio y un cambio de mentalidad que aúne las fuerzas para erradicar el mal que se cierne sobre las cabezas de los ciudadanos. En el ámbito económico también hay un receso, más evidente cuando tienes que fabricar mechas de combate que frenen a los enemigos invasores. Con todo eso, si el objetivo al final queda neutralizado, cualquier esfuerzo habrá merecido la pena. Pero ahora, en momentos de paz y tranquilidad… ¿Qué se puede hacer con los robots de combate? Pues ocurrencias disparatadas como la que encontramos en Override 2: Super Mech League. Sumérgete en nuestro análisis para conocer más sobre el título.

Usemos la tecnología desarrollada para entretenernos un rato

Cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo. Y cuando la humanidad se siente protegida, utiliza a los mechas que un día salvaron la Tierra para formas ligas y torneos de combate. Esa es la propuesta que los chicos de Modus Games, junto con la distribución en España de Tesura Games, quieren ofrecernos para que pasemos unas tardes de lo más entretenidas. Quienes sean amantes de los juegos de lucha con ciertos toques de “brawler” tienen una oportunidad de oro para hacer sus sueños realidad. Más aún si eres amigo de Ultraman y compañía, ya que Override 2: Super Mech League cuenta con un DLC muy jugoso…

Pese a contar con un roster inicial bastante amplio (con 21 mechas en total), los comienzos de nuestra aventura serán más simplificados. Tocará ir subiendo de categorías en una serie de ligas diseñadas para el disfrute de los asistentes. A base de esfuerzo, victorias y dinero tendremos que ir comprando los robots con los que mas afinidad tengamos. Es cierto que contando con un solo mecha podremos completar al juego sin problema, aunque sin duda la obtención de todos los combatientes es un reclamo que no se puede dejar pasar por alto. Es lo más parecido a coleccionar coches en un juego de conducción, no por mejorar nuestros tiempos, sino por el puro coleccionismo de tenerlos en nuestro garaje.

¡Enhorabuena, sube de categoría!

Una vez hayamos escogido el robot que mas nos guste, tocará partirnos la cara a guantazo limpio. El sistema de progresión es, cuanto menos, curioso. Todo funciona a través de ligas, y nosotros comenzaremos en la más baja, que pertenece al rango F. Según vayamos ganando combates iremos progresando y subiendo de categoría, con rivales mas duros de derribar. Pero no solo aumentará la dificultad de los adversarios, sino que progresar en la liga traerá consigo nuevos modos de juego, haciendo que el periplo hasta alcanzar la excelencia y el puesto número uno no sea una repetición de combates anodinos.

Lo habitual será encontrar los clásicos combates de 1 vs 1, o por parejas. Tambien estará la reyerta, donde cuatro mechas lucharán hasta que sólo uno quede en pie. Poco a poco aflorarán nuevos modos. Hay desde uno llamado Control, con mecánicas que nos recuerdan a un Battle Royale, hasta otros donde deberemos frenar las oleadas de Xenotipos que vengan hacia nosotros. Pese a la variedad que el estudio pretende dar a Override 2; Super Mech League, lo cierto es que al final irremediablemente los tendremos todos vistos. No por ellos son malos modos, y resultan tan breves y dinámicos que no nos importará rejugar los combates. Eso si, alejaos aquellos que busquen un estilo de lucha más técnico…

¡Puños fuera!

Como ya he comentado, Override 2: Super Mech League tiene mas trazas de Brawler que de juego de lucha en sí. Eso lo vemos a primera vista en los combates. Sea el modo que sea, todo consistirá en pegar antes de ser pegado de la manera mas efectiva posible, ya sea con nuestros ataques o con las ayudas que nos puede brindar el escenario. Un aluvión de ataques se nos echarán encima, siendo a veces caótico y difícil de visualizar. Debido a eso, se hace complicado controlar el “tempo” en el combate, o incluso medir distancias. A excepción de algún mecha que es mas útil a larga distancia o como “support”, el resto de combatientes están especializados en combates cuerpo a cuerpo.

Domina a tu robot principal para hacerte con la victoria

El sistema de combate es muy peculiar, y aunque para mi ha supuesto una novedad si lo comparamos con otras propuestas del mismo palo, he de reconocer que pronto me he hecho con los controles. Los botones de la parte superior del mando son los que usaremos para ejecutar los golpes. Según cual toquemos, tendremos ataque fuerte y ataque débil, aunque lo interesante es hacer combinaciones para alcanzar todo el potencial de nuestro robot de combate.

Preparaos para torcer un poco el morro al principio cuando tengamos que combinar Lb + Lt, o Rb + Rt. Son acciones a las que, al menos un servidor, no está muy acostumbrado a usar aunque pronto se interiorizan. Es interesante el gran trabajo y mimo que se ha puesto en este apartado, ya que cada luchador tendrá sus cuatro habilidades propias más otra especial que podremos usar si cargamos la barra de energía correspondiente. Ahora toca escoger al robot que mejor se adapte a nuestro estilo de lucha, y no es tarea fácil.

Override 2 es toda una caja de sorpresas

Que no os asuste ver solamente cinco personajes al comienzo del modo campaña (de hecho, luego incluso tendrás menos). Overrride 2: Super Mech League depara varias sorpresas, como desbloquear nuevos modos de juego, o que seas tú quien compre al mecha de tus sueños. Si amigos, no tendremos el roster completo desde el inicio, sino que habrá que comprar con dinero virtual a cada robot. Incluso Ultraman y sus amigos, que se adquieren por un DLC aparte, tienen que “ser comprados” dentro del juego. En cosa de 5 combates podéis haceros con un nuevo personaje, así que tampoco supone mucho esfuerzo. Y, si aun así tenéis dudas sobre qué robot adquirir, siempre podéis probarlo antes en los combates rápidos que el juego posee. A todo esto, “Ultraman rules”.

No acaban aquí las sorpresas. La siguiente viene dada por su modo multijugador, fusionado con el single player de una manera muy acertada. Cuando iniciemos un combate, el juego intentará emparejarnos con otros jugadores. A veces habrá suerte… y en otras combatiremos contra bots. Evidentemente hay más desafío jugando contra otras personas, pero fusionar ambas modalidades me parece todo un acierto. Y por cierto, aunque he de reconocer que hay poca gente jugando, el rendimiento de las refriegas no se resiente en absoluto y la conexión me parece estable en todo momento.

Mechas clásicos… como las texturas que los rodean

Posiblemente lo peor que tenga el juego es su apartado visual. Se nota que no está en la cima de la tecnología, ya sea por el modelado sencillote de los mechas o los efectos y partículas insulsas en el escenario. Todo resulta algo sencillo a la vista, y pese a que hay destrucción de edificios y construcciones, no brillan al nivel deseado. Bestias enormes como las que controlamos requieren o precisan un poder de destrucción alto, y en ningún momento tuve esa sensación. Y sí, los escenarios pueden tener elementos que alteren el estado de los personajes (lava que quema, o gas que también resta salud) pero no dejan de ser arenas de combate acotadas. Esperemos que en este sentido encontremos una tercera parte a la altura de lo que se espera en la nueva generación de consolas.

Conclusión

Override 2: Super Mech League continúa la línea de su primera parte ofreciendo combates en arenas mientras controlamos a enormes mechas. El control tan fácil de interiorizar hace que todo el mundo, sea bueno o malo con los “fighting games”, sea capaz de disfrutar de sus combates en sus diversos modos de juego. La curiosa función que entremezcla el modo single-player con su multijugador me parece muy acertada, al igual que ir añadiendo nuevos modos según nuestra clase en la liga o la posibilidad de “comprar” al robot que más nos guste antes de que se añada a nuestro roster particular. Lástima su apartado visual, muy por debajo de lo que deberíamos esperar a estas alturas de generación. Si sabemos perdonar sus defectos, estoy seguro que encontrarás un título muy ameno con el que disputar de vez en cuando algún combate ya sea sólo o rodeado de amiguetes.

Agradecemos a Modus Games el código para realizar este análisis. Os recordamos que podéis adquirir el título pinchando aquí.

Override 2: Super Mech League

29.99€
6.5

Nota Final

6.5/10

Pros

  • Gran elenco de mechas, cada uno con sus virtudes
  • Multijugador fusionado con el single-player si nosotros lo queremos así
  • Desafíos, objetivos y motivos para seguir jugando y ganando dinero virtual

Cons

  • Gráficamente algo sencillo
  • Se repite la fórmula (y personajes) de la primera entrega
  • Elementos de destrucción mínimos. Los combates no terminan siendo espectaculares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.