Comentamos todos los aspectos importantes de One Night Stand, el primer juego de Kinmoku que recrea la mañana después de una noche de copas

Si bien es cierto que cada día resulta más fácil para los pequeños desarrolladores dar a luz a sus pequeños proyectos de videojuegos, no siempre es tan fácil encontrarse a creativos independientes como Lucy Blundell (Alias Kinmokuque logren una propuesta como la que hoy os traemos en este Análisis de One Night Stand.
Kinmoku logró terminar la versión original de One Night Stand por sí misma en tan solo 24 días para el jam de juegos de novelas visuales NaNoRenO 2016. La versión completa estuvo disponible en PC en noviembre de 2016 y poco después logró una nominación a la excelencia en narrativa en los premios IGF. Sin embargo, no fue sino hasta este mes de octubre que One Night Stand llega a las consolas. Esto gracias a su portabilidad y a la publicación del socio Ratalaika Games que como ya sabemos se caracteriza por adaptar aventuras de bajo presupuesto a consolas abriendo un gran portal a títulos indies que con su aire retro cautivan tanto a jóvenes como a los que ya no lo somos tanto.
One Night Stand es una Novela Visual tipo simulador de citas o Dating Sim basada en la interactividad, esto quiere decir que la historia puede tener varios finales alternativos de acuerdo a las decisiones que tomemos. Básicamente con este pequeño juego recreamos una historia realista con la que debemos empatizar para poder salir de la mejor manera posible frente a una situación sumamente incómoda: Despertarnos desnudos en un sitio desconocido, aturdidos por una fuerte resaca y al lado  de una completa extraña.
Al iniciar la partida tomamos el control de este chico que despierta en tan lamentables condiciones y además sin saber muy bien donde se encuentra. El juego nos otorga entonces una serie de acciones a realizar (o no) antes de que la chica despierte de las que dependerá nuestra posterior conversación con ella. Eventualmente la chica despierta y empieza lo interesante, debemos interactuar con ella alternando las conversaciones con la correspondiente exploración del dormitorio desconocido para encontrar nuestra ropa y suficientes pistas que nos ayuden a identificar quién es esta extraña y lo que en realidad pasó antes de terminar juntos. Debemos ser ágiles pues solo tenemos disponibles un par de acciones por cada turno y si tomamos una decisión equivocada la historia puede tomar un curso desastroso.
Al principio es un juego un poco soso, pero una vez terminamos la primera partida, y al ver el desenlace de nuestra historia (que resulta de todas las decisiones que hemos tomado) irremediablemente nos planteamos ¿Y qué pasaría si hago o digo algo diferente? Justamente este es un punto fuerte de este juego, su estructura narrativa en diferentes tramas, que nos ofrece doce finales diferentes por descubrir que pueden ser desbloqueados. Cada vez que terminamos una partida se despliega un menú donde se van mostrando los finales que hemos desbloqueado. Aquellos que faltan por desbloquear muestran una pequeña pista que nos da indicios de lo que debemos hacer la próxima vez. Obviamente, como en la vida real los finales no necesariamente son todos buenos o positivos, por lo que en partidas posteriores, porque efectivamente no te quedarás tan a gusto con el “primer final”,  empiezas a plantearte métodos inusuales para encontrar las respuestas. Pero pronto descubrirás que no se debe forzar la situación o resultar demasiado entrometido ya que en cualquier momento nuestra chica nos puede echar y créeme, ¡lo hace!
Ahora, ¿Qué harías tú? ¿Te quedarías a explorar la relación con esta extraña o escaparás cuando la oportunidad se presente? ¿Serás 100% sincero o usarás otras artimañas para ganar la confianza de esta chica? Ya te has topado, como ves, con un juego de alta rejugabilidad, pero ojo que naturalmente irá perdiendo el factor sorpresa a medida que vas conociendo los distintos desenlaces.
Otro aspecto destacable del juego definitivamente es su nivel artístico. Sus gráficos resultan muy originales y estimulantes ya que tienen ese efecto tan ochentero de los vídeos rotoscópicos de bandas musicales de esa década. La caracterización de los personajes de la historia, el chico y su extraña acompañante, fueron hechas con animaciones rotoscópicas a partir de filmaciones hechas por la propia Lucy Blundell, de hecho, ella misma interpreta a la chica de la historia. Toda la ambientación está hecha en colores sepia y rosa propios de una cálida mañana.
El acompañamiento musical por su parte, ya hubiésemos querido que fuese tan estimulante, sin embargo es más una especie de ruido blanco que nos acompaña durante toda la experiencia. Los diálogos no son audibles, por lo que es un juego donde se lee bastante.
Conclusiones
One Night Stand es una propuesta sencilla, más sí muy original y agradable a los sentidos, donde podemos simular brevemente una situación con mucho realismo y experimentar sin temor a equivocarnos lo incómodo de irrumpir en la intimidad de un extraño.
Sus principales características:
  • Animaciones rotoscópicas realistas
  • Arte dibujado a mano
  • Historia interactiva donde las decisiones importan
  • Doce finales diferentes que revelas nuevas percepciones de lo que realmente sucedió
  • Disponible para Mac, Linux, Nintendo Switch, PS4, Xbox One
  • Se puede jugar en inglés,francés, alemán, español y chino

Puedes disfrutar del tráiler de One Night Stand a continuación:

One Night Stand

4.99€
5

Gráficos

6.5/10

Sonido

4.5/10

Jugabilidad

4.0/10

Duración/Diversión

5.0/10

Pros

  • Historia realista
  • Buen arte en animaciones
  • Menú de 12 finales diferentes

Cons

  • Poca duración
  • Tiende a hacerse repetitivo y aburrido
  • Los diálogos no son audibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.