Bolas con ojos, drum and bass en vena y frenetismo rítmico en tu consola.

En los últimos tiempos hemos visto una cascada de juegos basados en ritmos musicales, en los que la melodía es la excusa perfecta para estructurar una mecánica jugable. Pues bien, Odium to the Core se añade a esta lista con un formato de juego speed-runner salpicado por ritmos electrónicos, que harán las delicias de los amantes del drum and bass. Mientras navegamos por los diferentes escenarios que plantea el título, nos pondremos a los mandos de una pequeña bola con forma de ojo, sobre la cual se nos dará un control total para ir hacia la dirección que queramos.

Como ya hemos dicho, hay muchos juegos basados en el ritmo, pero el título de Dark-1 DOO supone un soplo de aire fresco en el género, dado que para superar los niveles deberemos conseguir la perfecta armonía entre nuestros movimientos y los cambios de ritmo que se irán presentando con la música, según la situación en la que nos encontremos. El esquema jugable es muy simple, ya que controlaremos a nuestra esfera tan solo pulsando el botón A, con el que podremos elevarnos, mientras que si lo soltamos caeremos como un peso muerto, lo que nos que ayuda a predecir el lugar exacto donde lo haremos. Los orbes coleccionables que están desperdigados por el escenario forman una ruta sugerida, la cual puede complicarse debido a la aparición de trampas y enemigos. Sin embargo, no es obligatorio seguir estos caminos predefinidos, dado que el juego da libertad a la hora de actuar según la sensación que nos esté dando la música en ese momento.

El movimiento en Odium to the Core es sin duda una de las mejores cosas del título. La manera correcta de describir la forma en la que avanzamos a través de un nivel, más parece un baile que un tipo movimiento fijo hacia delante. Mientras “danzamos”, nos toparemos con toda clase de criaturas, tecnología enemiga y trampas que se abrirán paso hasta nosotros para bloquearnos el avance. Controlar el ritmo de avance de la esfera Odium, permite que, lo que de otro modo podría ser un aburrido pasillo lineal, sea mucho más divertido visualmente. Con un estilo cartoon colorido, los fondos de los escenarios atraen la vista por su excelente diseño. Por poner alguna pega, hay niveles que pueden tener un comienzo un poco lento, algo que no va bien con los controles, dado que están hechos para poder controlar al personaje a velocidades mayores. De todas formas esto es un problema muy menor.

Los peros llegan debido a una dificultad bastante mal ajustada, que en ocasiones saca de quicio. Moriremos muchas veces, sí, pero habrá momentos en los que a los jugadores se les atragante determinada fase y dejen el juego a medias por esta razón. Por lo tanto, podemos decir que no es un juego recomendado para los que gusten de juegos más sencillos y rápidos.

Como transfondo del juego una pequeña historia argumental con algunas cinemáticas, pero que no son más que una excusa para llevarnos al mundo del juego. La banda sonora brilla con luz propia al ritmo de drum and bass, que te incita a seguir adelante siempre a velocidades vertiginosas. Como ya comentamos, es muy probable que muramos bastantes veces a la hora de completar uno de los 15 escenarios del juego, pero las cargas de respawn son tan rápidas que estarás en el juego de nuevo, incluso antes de que te des cuenta. El título está localizado al castellano.

En general, Odium to the Core es un subidón de adrenalina que sienta muy bien, acostumbrados a juegos más pausados en su desarrollo. No está libre de defectos, pero lo que se propone es bastante interesante y además, gustará mucho a los amantes de la música electrónica.

Odium to the Core

7.4

Gráficos

7.5/10

Música

8.5/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración

6.0/10

Pros

  • Gran manejo de la esfera protagonista
  • El uso de la música está muy bien implementado
  • Frenetismo y diversión desde el comienzo

Cons

  • Curva de dificultad mal ajustada
  • Los controles ofrecen algún fallo en momentos puntuales
  • Bastante corto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.