Ludosity Interactive nos trae su propio Smash con los personajes más icónicos de Nickelodeon

Nintendo con su Smash Bros “casi” creo un género, o más bien un subgénero en sí mismo. Uno que se desprendía de los juegos de lucha, y lo dotaba de unos combates frenéticos pensados para no solo combatir, es decir, había elementos en pantalla que hacían que estuviésemos pendientes de otros factores además de repartir toñinas.

Plataformas en las que saltar, elementos que activar, todo vale para desbancar a tu contrincante. Y dentro de esta fórmula, que se ha ido refinando desde su primera aparición en Nintendo 64, había un plantel de luchadores muy peculiar formado por las estrellas más queridas de sus principales videojuegos. Resumido en una sola palabra, diversión, y en unas cuantas, un Mario Kart de peleas.

Pues bien, es lógico que si algo funciona, otros quieran hacer un planteamiento similar. Ya lo intento, por ejemplo, Sony con su PlayStation All Star, pero conseguir los resultados de Nintendo es muy complicado. No obstante, en esta ocasión desde Ludosity Interactive han querido lanzar también su desafío a este subgénero, y lo han hecho con un título que luce un trasfondo único y excitante, y que esconde un gran potencial. Hablamos de Nickelodeon All Star Brawl, con un roster de luchadores formado por algunas de las estrellas más icónicas de los shows de Nickelodeon.

Este cartel, a priori, es lo suficientemente atractivo para llamar la atención, pero detrás de esa fachada de fama ¿Que se esconde? Vamos a descubrir quién reparte piñas debajo del mar.

Siempre mejor con amigos

En Nickelodeon All Star Brawl no encontraremos trama ni motivos para darse de golpes, solo diversión. Centrándonos en los modos de juego y extras, estos se nos hacen bastante cortos e insuficientes. Como resultado, tenemos un modo arcade, como en cualquier juego de lucha, pero bastante soso. Y después, modos de batalla en línea o local, donde está la miga. Y lamentablemente poco más, amén de un apartado de extras con diseños, bocetos y la música del juego. Seguramente, en breve empecemos a ver torneos en línea y eventos más interesantes.

En las batallas podemos cambiar algunas de las reglas de la partida, así como elegir hasta un total de cuatro luchadores en pantalla. La verdadera diversión está en jugar con amigos, como no podía ser de otra forma, tanto online como local.

En este sentido, el diseño de los escenarios es algo irregular, con algunos más cuidados que otros, y trampas mortales en su diseño que acelerarán las partidas de sobremanera. Al menos, los 20 escenarios con los que contamos son bonitos, coloridos y representados de una forma muy divertida, ojo al de la cocina.

Tortas Jugables

No estamos ante un complejo juego de lucha, donde nuestro personaje tiene montones de combos y movimientos, y que se pueda enfocar a una escena competitiva del tipo Street Fighter. En Nickelodeon All Star Brawl tenemos un número más reducido de éstos, y ciertamente mas sencillos de utilizar, aunque también se pueden enlazar para realizar combos algo más elaborados. Casi todo lo haremos mezclando golpes con la dirección de nuestro Joystick, utilizando un golpe más ligero, otro más fuerte y uno más pesado, y por último las habilidades especiales, diferentes según el personaje. Podremos consultar los movimientos de los veinte personajes seleccionables en la galería, y aprender cómo se hacen.

Nuestro objetivo será sacar al rival de la pantalla para lograr reducirle a 0 sus tres corazones de vida. No obstante, esto se podrá cambiar configurando partidas por tiempo o deportivas. En estás últimas ganara quien mas goles marque, idea que da algo más de vidilla a jugar algo diferente.

Con los golpes le quitamos porcentaje de vida al contrario, pudiendo también acabar con él. Pero aquí no se premia al que más daño hace, sino al que es más hábil para engañar al rival y lograr expulsarlo de la partida, sobre todo a mayor número de participantes. La mejor táctica será conocer a tu personaje y ser hábil y rapido en moverse por el escenario.

Recuerda que antes de caer siempre puedes intentar agarrarte o utilizar un botón con el que se puede, de alguna loca forma, volar por unos instantes y ponerte a salvo. Tratar de cazar al rival cuando intenta ponerse a salvo y lanzarlo fuera del escenario es la mejor baza. Y, desde luego esto sería aún más divertido si el diseño de niveles fuese algo más elaborado, con más elementos que aportasen un mayor dinamismo.

A diferencia de Smash, aquí todo es más rápido y frenético. Además, podemos cubrirnos, bloquear y realizar un doble salto, y algunas cosas mas que deberéis descubrir practicando. Todo ello con el fin de conferir mayor profundidad a los combates, pero resultando a la vez sencillo e intuitivo para todos los públicos.

Una casa de locos, pero en silencio

Gráfica y técnicamente, Nickelodeon All Star Brawl es un título muy solvente. En Xbox One X donde hemos analizado el juego, esté corre sin problemas ni fallos, nada de ralentizaciones o tirones. Los modelados de los personajes y los escenarios lucen muy bien detallados, y solo echamos de menos que las animaciones de algunos personajes fuesen algo más trabajadas y personales.

En el juego en línea la experiencia es muy sólida. Tanto que tendremos la sensación de que el resto de jugadores están sentados a nuestro lado. Incluso en este aspecto es posible que obtengas una mayor satisfacción que en la asentada franquicia de Nintendo.

El modo deportivo es uno de los más divertidos que nos propone Nickelodeon All Star Brawl

En el aspecto sonoro están los mayores contras. Nos parece un gran error no incluir la voces características y originales de los personajes. Esto hubiese dotado de mayor personalidad a los luchadores, y hubiese sido un plus enorme para el jugador poder disfrutar de las voces originales en pantalla.

Las melodías que acompañan a la acción son genéricas y se hacen algo aburridas a la larga, y no están directamente relacionadas con los personajes del juego. Tampoco los efectos sonoros son de la mejor cosecha. No obstante, el estudio desarrollador dejo la puerta abierta a trabajar en ello, así que es esperamos que un futuro acabe siendo posible.

Conclusión

Nickelodeon All Star Brawl es un título con buenas mimbres para divertir y encandilar a muchos jugadores, sobre todo a los amantes de los shows de Nickelodeon. Sin embargo, Ludosity Interactive tiene mucho margen de mejora, sobre todo a nivel de contenido, que resulta escaso sobre todo en cuanto a modos de juego. Es una pena que la parcela sonora no cuente con las voces originales de personajes tan emblemáticos. Si quieres pasar buenos ratos en un divertido multijugador online, o con tus amigos cuando vienen a casa, Nickelodeon All Star Brawl es una opción muy a tener en cuenta.

Nickelodeon All Star Brawl

49.99 euros
7.5

Valoración

7.5/10

Pros

  • Grafica y visualmente muy detallado
  • Divertidisimo con amigos
  • Una jugabilidad sencilla y pulida
  • ¡Los personajes de Nickelodeon!

Cons

  • No cuenta con las voces de los personajes
  • Falta contenido que le haga brillar mas despues de varias horas de juego
  • Pocos y excitantes extras a desbloquear

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.