La serie de conducción americana NASCAR Heat llega con su nueva entrega que pule y mejora las anteriores entregas, pero ¿es suficiente?

La serie NASCAR Heat sigue fiel a su cita prácticamente anual como otros juegos deportivos populares en USA, la serie Madden NFL sobre el fútbol (americano) o los juegos de béisbol o los de la NBA… por que sí, las carreras de NASCAR son genuínamente americanas. Ya sabéis que son esas carreras (os sonará Daytona) en un circuito perfectamente ovalado y con coches construídos sobre la base de turismos pero midificados a voluntad para convertirlos en verdaderos cohetes sobre cuatro ruedas. Es tal la popularidad en los Estados Unidos que allí la Fórmula 1 apenas tiene “tirón”. ¿recordáis la película de Tom Cruise “Días de Trueno”? Pues eso es.

El estudio editor 704 Games sigue fiel a su cita, como decíamos y ya tenemos en las tiendas su nueva entrega, NASCAR Heat 4, este año desarrollado también por Monster Games. El año pasado no pudimos analizarlo, pero el anterior sí que nuestro compañero mariette900 lo jugó para contároslo en su pertinente análisis.

Realmente (cojamos al toro por los cuernos) no hay grandísimas novedades en esta nueva entrega. Tenemos todo lo que ya había, como una gran fidelidad en licencias de equipos, coches, pistas y campeonatos. También se mantienen modos muy aclamados por los fans como el (ficticio) Xtreme Dirt Tour.

Los modos de juego clásicos ahí siguen: Modo Carrera, participar en uno de los Campeonatos disponibles o los Modos de Desafío, muchos y variados.

También tenemos opciones para jugar con los amigos. Hay cooperativo local a pantalla partida y juego online (aunque jugando en online no todos los modos están disponibles, ojo a esto porque siendo además un juego “poco popular” en Europa, nos ha costado a veces encontrar partidas. Y eso que acaba de salir…)

El Modo Carrera es realmente lo más interesante y completo. Empezaremos como un piloto aficionado y tendremos que participar en varias carreras de poca enjundia (y conseguir buenas clasificaciones) para que nos propongan participar en el Xtreme Dirt Tour (o uno que creemos nosotros). Varios equipos se interesarán por nosotros y tendremos que elegir cuál tiene unas espectativas más apetecibles y alcanzables.

A partir de ahí podremos participar hasta en tres Series Nacionales del NASCAR (lo que en F1 vendrían a ser 3 campeonatos o en el FIFA 3 Temporadas). Pueden parecer pocas pero es que son un montón de carreras cada una.

Tendremos que hacer también una gestión de equipo, contratando mejores mecánicos e ingenieros, probando diversas configuraciones del coche y adminsitrando las ganancias obtenidas por diversas fuentes para hacer que todo vaya sobre ruedas (vale, lo siento… si no hago el chiste, reviento).

¿Hay suficientes mejoras y/o novedades en el Modo Carrera? Pues lo cierto es que en realidad no. Lo que ocurre es que sigue siendo muy divertido y además muy configurable todo para que cada jugador pueda elegir el grado de simulación y gestión (si sólo quieres correr… también puedes jugar así).

No obstante, como digo novedades haberlas, haylas:  un nuevo mapa de pista mejorado para controlar perfectamente la carrera, nuevos esquemas desbloqueables de pinturas y diseños para nuestro coche aunque, hay que decirlo… el “tuneo” de vehículos se nos antoja muy escaso.

Gráfica y técnicamente NASCAR Heat 4 es intachable. El juego luce realmente bien en nuestras Xbox One (lo hemos jugado en una One S y ya lucía bestial) con unos efectos de luz y distorsión geniales. La nueva interfaz dinámica es práctica y atractiva. Pero sobre todo nos ha parecido genial a nivel de sonido: los motores, las ruedas quemándose sobre el asfalto, los golpes contra los rivales… están recreados con un  nivel de realismo sobrecogedor (jugad con auriculares sí o sí).

La IA de los rivales (algo importantísimo en un juego de carreras) ha mejorado algo con respecto a otras entregas aunque aún siguen comportándose de forma “raruna”. Pero bueno, tampoco es algo destacable, ni en positivo ni en negativo en el juego.

También los nuevos controles deslizantes responden a la perfección y en general todo va enfocado a la intensidad de la carrera. Esto no es Fórmula 1, no hay horas de lucha, estrategia o paradas en boxes. Esto son cuatro vueltas a vida o muerte con el pie a tope en el acelerador.

Conclusiones:

Con este NASCAR Heat 4, si sois fans de la saga, os puede pasar lo que cada año con el FIFA: no hay demasiadas novedades aunque las que hay son buenas y un acierto; todas. Si sois nuevos quedaros con su buen nivel gráfico, su gestión de equipo en el Modo Carrera, accesible y configurable y sobre todo con sus intensas y divertidísimas carreras a muerte. Vemos algo pobres los modos online pero para un jugador es un juego muy divertido… aunque no esté Nicole Kidman

Hemos analizado este juego en una Xbox One S gracias a un código de descarga digital facilitado por 704 Games, a los que damos las gracias

NASCAR Heat 4

49,99 €
7.8

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración/Diversión

7.5/10

Pros

  • Las carreras son intensas y divertidas
  • El Modo Carrera, a tu gusto
  • El sonido es bestial
  • Gráficamente muy bueno

Cons

  • Los modos online son escasos
  • Poca profundidad en casi todo; el "tuneo" es pobre
  • Si tienes el anterior, pocas novedades para justificar su compra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.