Una nueva entrega mejorada para los amantes del motocross, la velocidad y el barro en los neumáticos

Amantes del motocross, de los derrapes por el barro, de saltos que ponen a prueba nuestros amortiguadores, de vuelos a dos ruedas; bienvenidos a MXGP 2019. Una nueva entrega de esta saga anual desarrollada por los expertos en juegos de motor Milestone SLR. que pretendía ser más grande, variada y hermosa visualmente.

Pero solo lo consigue en parte, porque hay más modos de juegos, además de un a priori más atractivo modo carrera, además de mejores efectos por la climatología, mejores modelados de las motos y sus pilotos, y un sonido mejorado. Pero cada parte que mejora el juego en un principio no es del todo satisfactorio, está bien, pero no es una mejora tan notable como para llamar la atención de alguien como yo, no muy de juegos de conducción.

Porque este título seguramente te gustará más si eres aficionado al motor, pero sobre todo al motocross. Está enfocado en los fans de esta modalidad, con multitud de controles del vehículo, como repartir nuestro peso para ganar ventaja, ajustar partes de la moto, comprar mejoras (muy caras, ahora lo veremos) y otra serie de ajustes de conducción para adaptarlo a nuestro estilo. Si no eres admirador de este deporte, un jugador casual como yo, igual se puede hacer cuesta arriba a las primeras cambio.

Un tímido intento por superar anteriores entregas

Pero vamos por pasos, y hablemos primero del apartado técnico, que es en un principio lo que llega al jugador ajeno a este mundillo de las motos. Gráficamente, MXGP 2019 mejora a su antecesor, modelados de las motocicletas muchas más definido, mejores texturas en los circuitos, como el barro, efectos climáticos, las físicas de la moto según esté la pista. Son algunos ejemplos de que Milestone hizo un upgrade con respecto a la anterior entrega, aunque no destaca demasiado, ya que hay otras ofertas con algo más de calidad visual.

En cuanto al sonido, es otro de los aspectos que simplemente cumple, con una buena recreación del sonido de las motos, golpes, derrapes, texturas del terreno ya sea seco o embarrado y otros efectos de sonido. Pero lamentablemente no tenemos música de fondo para atenuar el ruido del motor, lo que enseguida desespera al ser muy molesto. Es típico de estos juegos tener acompañamiento musical, pero sólo lo encontraremos en los menús y el repertorio es bastante corto.

Jugabilidad muy desafiante incluso en la más baja dificultad

Lo que más debería destacar es su jugabilidad, pero en cambio me he encontrado un manejo tosco del vehículo, una I. A. prácticamente perfecta en su conducción incluso en los niveles muy fáciles y unas físicas de colisión erráticas en cada golpe (como puede ser que chocar a toda velocidad con un obstáculo me ladee la moto levemente y rozar un cartel me haga salir volando…). Sin exagerar, no será difícil que hasta que nos hagamos con los controles lleguemos los últimos, sin exagerar, casi todas las veces. Me era imposible dar caza a la cabeza de carrera, aunque hay modos de configurar la suspensión, frenos y demás características a nuestro estilo de conducción.

Todo esto ocurría en el modo carrera, donde empezamos en ligas menores con un primer contrato con uno de los patrocinadores. Bien que nos de dinero por puntuar y nosotros invirtamos según nuestro criterio en piezas para mejorar la moto, aunque realmente sale muy caro. Sin embargo, podemos tener un patrocinador que controle por nosotros en que nos gastamos el dinero del premio. Es bastante tedioso conseguir dinero, teniendo en cuenta la elevada dificultad y la excesiva duración de las carreras. Sólo cuando podamos ascender a los campeonatos de élite veremos dinero de verdad, pero como aliciente, el título cuenta con las licencias oficiales de MXGP y MX2 de este mismo año.

Además de este modo carrera, tenemos otros más directos, como el Time Attack, partida online, campeonato. Pero en especial, y como modo de aprendizaje debido a su elevada dificultad, está el modo Playground (patio de recreo), en el que disputaremos desafíos y pruebas ingeniosas con las que mejorar nuestro control sobre la moto. Aún falta algo, el editor de pistas, con el que crear nuestras propias carreras con la disponibilidad de 4 paisajes diferentes.

En conclusión

Una buena nueva entrega de la saga que mejora las físicas de la moto y los circuitos, aunque su elevado grado de dificultad nos “obligará” a practicar muy en serio y tomarnos nuestro tiempo en configurar todos los aspectos jugables del vehículo. Sinceramente está hecho para los fans de esta modalidad deportiva, pero aún así es disfrutable y lo empezamos a dominar.

Se echa muy en falta una banda sonora en las carreras para intentar solaparse al estruendoso, aunque bien recreado ruido de los motores, así que si buscáis un juego arcade para echar unas carreras podéis dar la vuelta.

MXGP 2019 – The Official Motocross Videogame está disponible en Xbox One

MXGP 2019 - The Official Motocross Videogame

69.99€
5.9

Gráficos

7.0/10

Sonido

5.5/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

5.0/10

Pros

  • Licencias oficiales MXGP y MX2
  • Muchas opciones de configuración de la moto
  • Físicas de conducción

Cons

  • La IA es extremadamente difícil
  • Se echan en falta los 60 FPS
  • El control es muy complejo al principio
  • La ausencia de música en carrera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.