Anuncio

La realidad se encuentra entre dos mundos

Las teorías universales que pueden infundarse dentro de los relatos de ciencia ficción son numerosas. Dentro de Moons of Madness encontramos bastantes debido a la naturaleza del juego, pero hay una que me ha gustado bastante que se denomina la Regla de Dos. Según esta teoría, para que cualquier fenómeno pueda suceder de nuevo en otros lugares del universo, tiene que replicarse al menos dos veces. La vida como la conocemos, es un hecho fortuito que ha sucedido en la Tierra y que no hemos visto repetido en ninguna otra ocasión. Ni nosotros, ni los protagonistas de nuestra intrépida aventura. La tripulación Invictus tiene la importante misión de estudiar Marte, el planeta rojo vecino, en busca de respuestas acerca de la vida que allí pudo darse y sobre las probabilidades que tiene la humanidad de poblar el planeta en un futuro. Todas las investigaciones parecen ir por un buen cauce, pero pronto seremos testigos de fenómenos inexplicables dentro y fuera de nuestras instalaciones. Y es que Marte esconde misterios que el hombre no es capaz de comprender…

Bienvenidos a la estación Orochi

Después de varios meses de retraso respecto a la versión de PC, los usuarios de consola por fin podemos degustar Moons of Madness, un titulo de terror, intriga y puzles que te mantendrá pegado delante de tu televisor irremediablemente. Eso es debido a que el estudio Rock Pocket Games ha sabido recrear muy bien el problema marciano que sufre Shane Newehart, nuestro protagonista, así como el resto de la tripulación que convive en la estación Orochi. Aparte de simular muy bien esa atmósfera de Marte (nunca mejor dicho) donde no podemos salir al exterior a no ser que sea con nuestro traje espacial, también aporta ese elemento de misterio y de fenómenos paranornales que permiten componer una historia que empieza y acaba de una manera muy diferente.

No quiero incidir mucho en la trama porque es uno de los factores clave de Moons of Madness. Las sorpresas, intrigas y todo lo que rodea a la empresa que nos ha mandado a estudiar Marte es algo que debéis descubrir por vosotros mismos. Lo que empieza por un procedimiento rutinario en la superficie de Marte, prosigue con experimentos con patógenos que generan esos tentáculos y “mugre” que aparece en los tráilers… pero la cosa no acaba ahí. Cada uno de los tres capítulos que componen el título son muy distintos pero igual de satisfactorios, y al contrario de otros juegos del mismo corte, estaremos interesados por la personalidad de nuestros compañeros, sus diarios, notas o emails que encontramos en sus ordenadores. Pocas veces me he detenido en un juego a leer los correos electrónicos de cada terminal, o a saber los motivos y trabajos de nuestros compañeros de profesión, pero Moons of Madness ha hecho que esas lecturas sean interesantes y que de verdad aporten información sustancial a los hechos que estamos viviendo.

“Lovecraft was here”

Salvando las diferencias obvias de localización, quienes hayan jugado a Blair Witch van a encontrar en Moons of Madness algo parecido, aunque para mi gusto mucho mas completo. En esta ocasión, pese a ser una historia lineal que da poco pie a la exploración libre de las instalaciones (siempre hay puertas atascadas o que piden una autorización que no poseemos) no faltarán los puzles, acertijos y situaciones variadas que lo hacen mejor producto que lo realizado por Bloober Team, al menos bajo mi punto de vista. No estamos hablando de temores frente al susto fácil (que los hay), sino a otro tipo de miedos mas asociados a la falta de aire, la paranoia de estar solos en un planeta desierto,  los fenómenos paranormales que se producen en los laboratorios de la base, un factor “Lovecraftiano” que da su toque extra de misterio, etc.

Si tuviéramos que catalogar al juego en algun genero, sería una especie de walking simulator con trazas de horror y algún que otro puzle ingenioso. El concepto está genial, y ya os he dicho que os atrapará de principio a fin, pero es cierto que según avanzamos en la trama hay elementos que se disipan, como el miedo o el terror que puede ocasionar el entorno. Acabaremos por acostumbrarnos a los sustos fáciles,y las persecuciones o apariciones de bestias dejarán de ser tan agobiantes como en los primeros compases del juego. Moons of Madness no consigue mantenerse arriba en cuanto a la sensación de pánico y claustrofobia, pero lo compensa con el argumento y un cambio de escenarios que lo hacen muy ameno.

Gráficamente el juego cumple muy bien, y vemos un apartado artístico muy logrado que permite meterte de lleno en las instalaciones, e incluso creer que estamos explorando Marte. El momento en en cual nos ponemos la escafandra, cambiamos nuestra atmósfera por la que hay en el exterior y nos movemos hacia el Rover es un ejemplo de cómo todo está cuidado al detalle. Rock Pocket Games se ha esforzado para que nos sintamos como un miembro más de la base espacial de Orochi, y para ello ha  tenido en cuenta multitud de detalles. Cómo no, el aspecto sonoro también es fundamental para sumergirte de lleno en Moons of Madness. Ya no solo hablo de un buen doblaje (en inglés) sino de todos los efectos de sonidos que pueblan y tienen su peso en el juego. Voces que te persiguen, el crepitar de las malditas raíces, los trozos de metal que golpean sobre las paredes con el azote del viento… mil y un sonidos que te sumergen más aún en la situación tan difícil que vive Shane Newehart.

Conclusión

Quienes hayan jugado a títulos como Blair Witch sabrán muy bien qué tipo de juego es Moons of Madness. Dejamos los bosques con brujas para adentrarnos en un planeta Marte muy bien recreado, con unas instalaciones con todo lujo de detalles y en una historia que te sumergirá de principio a fin. Es más, ha captado tanto mi interés que leía todas las notas, diarios y mails que encontraba en los ordenadores. Eso da una idea de la capacidad que tiene el título de embaucarte en su trama y todo lo que rodea a nuestro protagonista. Con el tiempo el “factor miedo” se disipa, es cierto; pero lo suple con otras virtudes como su narrativa o los puzles que iremos resolviendo según avanzamos.

Moons of Madness

29.99€
7.9

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • El contexto está muy bien cuidado
  • Hay puzles originales
  • La historia, pese a ser lineal, engancha

Cons

  • El factor miedo se disipa a la mitad del juego
  • Los rostros de los protagonistas no encajan
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.