Una clásica aventura en 2D con el buen sabor de lo añejo, pero que tampoco sorprende

De la mano de Fischcow Studios y editado por Wales Interactive nos llega Moonfall Ultimate, un interesante RPG de acción de estilo clásico, intencionadamente retro. Se trata de un scroll lateral 2D, con un apartado artístico pintado a mano en un claro homenaje a las viejas recreativas y a juegos como Golden Axe, Rygar o a cualquier metroidvania que se os ocurra.

Moonfall Ultimate compite en un género que no anda escaso de ejemplos, y aunque cumple perfectamente con su cometido (entretener), tampoco consigue despuntar en ningún apartado. La premisa argumental no es muy original y es tan recurrente en este tipo de juegos como el chico encuentra chica en el cine: un reino de fantasía llamado Terra Nihil se ve asolado por fuerzas mágicas tras la coronación del nuevo Rey y un pacto oscuro ha desencadenado una invasión de seres monstruosos con los que tendremos que combatir para devolver la paz a nuestras tierras.

Sí aporta aquí algo interesante, y es una mezcla de fantasía medieval y ambientes preindustriales que nos situará en unos escenarios muy interesantes y elaborados al avanzar en la aventura, ya que en los primeros nos moveremos por los clásicos bosques pantanosos de toda la vida, donde nuestro personaje se despierta y empieza a deshacer entuertos.

Podremos elegir entre las tres Clases de personajes que el juego ofrece: Vanguardia, Hechicero y Strider, que como ya imagináis son los guerreros, magos y pícaros de toda la vida. Hemos probado los tres pero particularmente recomendamos el Hechicero, que no sólo tiene poderes muy vistosos y útiles sino que también arrea buenos espadazos si se tercia. Una vez la aventura empieza a rodar el desarrollo es bien simple. Avanzamos por los escenarios destrozando enemigos y pasando pantallas (un sencillo pero eficaz mapa nos ayuda a no perdernos, pues suele haber varias salidas no sólo a ambos lados sino arriba y abajo también) hasta completar el nivel, normalmente tras acabar con un jefe final.

Los jefes finales no suelen tener más técnica que “dale más y que te de menos”

Para acabar la aventura son un total de trece niveles, y tras cada uno de ellos volveremos a un campamento donde poder gastar el oro encontrado y comerciar con vendedores de armas, pócimas y accesorios, además de encargarnos la siguiente misión. Obtendremos nuestros puntos de experiencia que nos harán subir de nivel, pudiendo mejorar nuestros atributos básicos: fuerza que hacer crecer nuestra salud, mente que aumenta nuestra capacidad mágica, y agilidad que hace que podamos equiparnos más habilidades, las cuales iremos desbloqueando y asignando a los botones A, B, X, e Y, los cuales serán diferentes según nuestra clase elegida.

No tendréis problema en manejaros con los Atributos y Habilidades. Sencillo y eficaz

El combate es muy sencillo (demasiado). El golpe básico es con el gatillo de derecho, y en cuanto a la colocación del personaje con respecto a los enemigos, el juego (para bien o para mal) no es muy exigente, y con que estemos bien cerca de nuestro objetivo, da igual si a un lado, al otro, encima o debajo, le haremos daño. El gatillo izquierdo es para cubrirnos, sea con escudo o con el propio arma, y los superiores LB y RB son para las pociones, de salud y de magia. Los botones quedan para las Habilidades como ya hemos dicho.

Los mapas, como es de esperar, se van complicando conforme avanzamos, y tendremos que pasar fases en balsas, abrir compuertas, bajar puentes levadizos… pero nada que nos obligue a exprimirnos la sesera, todo es bastante sencillo. Y ya está, oiga, hasta aquí. Uno de los problemas del juego es que el combate, sencillo y agradecido al principio por ser fácil de dominar y nada exigente, rápidamente se torna tedioso, al no haber novedades más allá de las habilidades de cada clase. Y tampoco los enemigos tienen demasiada táctica. Los hay variados y con diferentes ataques, sí. Pero con todos podemos acabar de la misma forma, incluidos los jefes.

“¿Qué eres, un lobo, un fantasma, un monstruo…? Da igual te voy a matar de un hachazo…”

Gráficamente el juego busca la sencillez y el homenaje a lo retro. Tanto en animaciones como en el aspecto general todo nos da la sensación de estar ante una vieja recreativa de monedas, intentando batir nuestro récord. Es bonito de ver (si os gusta lo retro, hay que insistir) y muy agradable de jugar. Los efectos de sonido son resultones y la música no es inolvidable pero sí bastante pegadiza. En la versión que hemos jugado tanto textos como voces estaban en inglés, pero hay que decir que hay muy poco diálogo (apenas para que te encarguen las misiones) y que no tendréis demasiados problemas para entender los menús.

En cuanto a modos de juego, además de la campaña principal, dispondremos de un Modo Infinito, una especie de categoría arcade sin historia ni misiones, simplemente pasar pantalla tras pantalla hasta que seamos derrotados. Son escenarios y enemigos reciclados de la campaña y es bastante adictivo, ya que además nos encontramos enemigos bastante duros desde el principio (algo que en la campaña, lógicamente, está mejor nivelado).

En el Modo infinito sí que nos sentiremos como en los viejos salones recreativos de la infancia

Uno de las mejores cosas del juego es que, tanto la campaña como el Modo infinito, podremos jugarlo en cooperativo con un amigo, tanto online como en la misma consola. Algo que, desde luego, puede doblar la diversión manejando cada uno un tipo de personaje diferente.

Conclusión

Moonfall Ultimate llegará a nuestras consolas Xbox One el próximo 5 de septiembre. Aire retro, viaje a la infancia para muchos en aquellas máquinas recreativas donde le dábamos a un Castlevania o al Rygar. Lamentablemente para los jugadores menos nostálgicos y más exigentes puede quedarse bastante corto, ya que tampoco aporta nada en especial ni destaca en ningún apartado.

Moonfall Ultimate

5.6

Gráficos

5.5/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

5.0/10

Diversión / Duracion

6.0/10

Pros

  • Entretenido, diversión sin complicaciones
  • Aire retro a viejas recreativas que gustará a los nostálgicos
  • Cooperativo en todos los modos

Cons

  • No aporta nada nuevo ni destaca en nada fente a propuestas similares
  • El combate es demasiado sencillo
  • Completamente en inglés