Análisis de Monster Jam Steel Titans 2 para Xbox Series X

Me pongo al volante una vez más, para un tercer juego de carreras bajo análisis en lo que llevamos de mes. Tras el Pacer de R8 Games y el Monster Truck Championship de Teyeon, vuelvo a los camiones monstruo con Monster Jam Steel Titans 2, de Rainbow Studios y THQ Nordic. Conducir siempre me alegra, y más cuando tengo propuestas tan dispares sobre la mesa. Sin más dilación, empezaré la semana de análisis con este texto y las bondades de esta secuela bastante inesperada.

Una secuela que mejora la fórmula

Monster Jam Steel Titans 2 hace de secuela al título original lanzado en 2019, del cual hice el análisis yo mismo. La primera entrega era una propuesta aceptable pero irregular con un acabado técnico que dejaba que desear y, más, pasado el tiempo. No obstante, como describo en el título de este análisis, la segunda parte es más y mejor; y a todo color. Porque este nuevo juego de camiones monstruo mejora el aspecto visual y técnico e incluso la propuesta de “mundo abierto” así como la forma de ver el mundo. Incluso apuesta por biomas más variados y secciones desbloqueables con sus tesoros y secretos.

El diseño jugable sigue la estela del primer juego, de esta forma Monster Jam Steel Titans 2 nos planta en una mapa cerrado en el que tenemos acceso a nuestro taller; para escoger coches, a las pruebas para competir y los secretos que esconda el propio mapa. Porque, ya que te pones a incluir mundo abierto, hay que llenarlo con alguna que otra cosa, no? Si bien la mayoría de coches se desbloquean compitiendo el modo campaña, algunos se encuentran ocultos por el mapa o como recompensas adicionales a acertijos y búsquedas.

Más campaña, más biomas

Si nos centramos en la aventura en si, tenemos una serie de pruebas que superar en cada mapa. Para poder avanzar debemos quedar entre los tres primeros en cada evento en el que participemos. Estos eventos ofrecen una serie de pruebas relacionadas con los camiones monstruo, es decir: exhibiciones de piruetas, destrucción, carreras en mapa abierto y carreras cara a cara. Si al final de cada torneo somos top 3, desbloqueamos el siguiente y de paso nos llevamos un coche temático. Pues cada mapa tiene su propia ambientación y estilo totalmente definido. Desde el camping montañés, hasta los terroríficos bosques más siniestros, hay tema para todos los gustos.

Cabe decir que las pruebas, aunque son divertidas, algunas son demasiado básicas y se sienten como un intermedio de relleno. El ejemplo claro son las pruebas cara a cara, que se resumen en circuitos muy simples donde tendemos a dar vueltas con el acelerador puslado sin más a la espera de ser más rápidos que nuestro rivales. Sin embargo, como contraparte equilibradora, hay muchas pruebas de circuito donde la mitad de la parrilla de pilotos corre la pista a la inversa. Esta decisión de diseño nos lleva a una campo de batalla donde pelear por la primera posición y, además, mirar de chocar de cara con los pilotos que hacen la ruta reversa.

Simulación muy arcade

A estas altura os preguntaréis: pero qué tal es el control del vehículo? Pues la respuesta es simple: arcade. A diferencia de Monster Truck Championship, Monster Jam Steel Titans 2 sigue en su línea de diversión y cero complicaciones. el simulador de conducción es poco exigente y mantiene relativamente estable el vehículo antelas maniobras más agresivas. En este juego no debéis preocuparos por dar vueltas como una peonza por acelerar más de la cuenta, ni de volcar si damos un mal salto (aunque puede pasar). Es más, tampoco hay daños en el vehículo, ni se rompen los ejes, ni se dañan el motor ni la transmisión. Aquí solo perderemos la carrocería si nos damos golpes.

Asimismo, en este juego no necesitamos invertir dinero en mejoras para el vehículo ni patrocinadores. Tampoco hay que tener un equipo a sueldo ni nada por el estilo. Tan solo debemos avanzar en la campaña para desbloquear los coches, o hallarlos por el mapa, como os comentaba. A todo esto, hay que sumarle un sistema de subida de nivel muy sencillito que se encarga de calibrar la experiencia. De esta forma, cada nuevo coche tiene sus estadísticas concretas de manejo, estabilidad, motor y demás. Pero, también suben de nivel durante las carreras y mejoran sus estadísticas por el camino. Lejos de forzarnos a farmear o repetir pruebas, si tenemos un nuevo coche, podemos echarnos a las pruebas sin miedo y subir rápido su nivel con una prueba o dos.

El sistema de progreso se siente ágil y sencillo. No entorpece la experiencia y no nos limita a probar nuevos coches. Lo cual es un acierto de diseño, pues cada nuevo coche desbloqueado es aun más exótico en su carrocería que el anterior, y puestos a pilotar camiones monstruo, pues que sean lo más llamativos posibles, no? Puesto que visualmente, con sus qués, el juego destaca y es “agradable” a la vista. El juego de texturas, los colores escogidos y el diseño general del mapa son resultones. Es cierto que he visto efectos extraños en las sombras en el mundo abierto, pero nadie es perfecto.

Si la campaña sabe a poco, siempre podemos probar la pantalla partida o el multijugador online. Las mejores formas para poner a prueba nuestras habilidades contra jugadores de todo el mundo.

Conclusión

Monster Jam Steel Titans 2 es un buena secuela que mejora el original y corrige problemas del diseño de paso. El sistema de conducción es sencillo y muy asequible; con físicas no demasiado exigentes es una buena aproximación a este deporte de motor. Por desgracia, no todas las pruebas son tan originales como deberían y el título caen en la repetición o la monotonía en ciertos momentos. Por lo menos hay un enorme elenco de camiones monstruos con formas tan esperpénticas como razas de perro varias, camiones de helado, autobuses escolares y muchos más.

Monster Jam Steel Titans 2

39.99
8

Nota

8.0/10

Pros

  • Conducción asequible
  • Coches con diseños esperpénticos
  • Biomas muy variados en su mundo abierto

Cons

  • Circuitos poco imaginativos
  • Puede resultar repetitivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.