La nueva aventura narrativa de exploración de PolyAmorous Games

¿Y si la segunda guerra mundial no hubiese acabado? Este es el espeluznante escenario que nos plantea el estudio polaco PolyAmorous Games con su nuevo y primer videojuego Paradise Lost, distribuido All In! Games . El mundo se ha convertido en un frío yermo post apocalíptico por culpa de una segunda guerra mundial que nunca acabo y donde todo se fue al traste con la utilización de armas nucleares.

Paralelamente, en secreto, los nazis construyeron un refugio nuclear en Polonia con el ánimo de preservar a su civilización bajo tierra. Este Bunker subterráneo pretendía albergar a lo más florido de su sociedad y asegurar la supervivencia ante el holocausto nuclear, pero la situación desencadenará en otras circunstancias más oscuras y disfusas.

En medio de todo esto, un chico de doce años, aferrado solo a una foto y sus recuerdos, emprende una peligrosa búsqueda que le llevara a descubrir una realidad más increíble de lo que su joven ser puede asimilar. Esta es la premisa de la distopica aventura narrativa de exploración que Polyamorous nos propone en su obra.

Polyamorous es un estudio pequeño, formado por unas pocas personas, pero han logrado crear un videojuego, que pese a sus defectos técnicos, logra transmitir sensaciones, demostrando que la ilusión y el esfuerzo pueden más que las limitaciones.

El espeluznante invierno nuclear de Paradise Lost

Polyamorous construye su propuesta en base a mecánicas que ya hemos visto antes para contarnos una historia interesante y sobrecogedora que merece la pena descubrir. Encarnamos a Szymon, un chico de doce años que acaba de perder a su madre mientras tratan de sobrevivir a las durezas del invierno nuclear. Sus recuerdos y una vieja foto se convierten en la brújula de su corta vida para emprender un peligroso viaje en busca de respuestas.

En ese afán de encontrar a un misterioso hombre que aparece en la foto que guardaba su madre, se topará con un viejo búnker alemán que guarda muchos secretos. Así transcurrirán los primeros minutos de nuestro camino, intercalando flashes en forma de recuerdos de momentos pasados.

Szymon, Ewa y la soledad

No tardaremos en descubrir que ese búnker, situado en una Polonia post apocalíptica, es la puerta de entrada a un nuevo y misterioso mundo. Pero también, que no estamos solos allí abajo. Una chica misteriosa llamada Ewa contacta con Szymon usando la tecnología del búnker. Si la encuentra, tal vez conozca al hombre de la fotografía. Ella aliviará nuestra soledad y nos reconfortara en los momentos más duros.

No me alargare más en su aspecto argumental, pues es la piedra angular de Paradise Lost y merece ser descubierto por el jugador ávido de nuevas experiencias. Si os diré que, a mí parecer, su trama está bien construida y tendremos algunas decisiones y diálogos que tendrán cierta incidencia en ella, lo cual es de agradecer. Su historia nos resultara interesante e intrigante, detalle superlativo en un juego de este tipo, con algún que otro cliché del género.

Es importante destacar que su desarrollo audiovisual influye en esta parte, pues logra transmitir la soledad y desolación del entorno, a la vez que cierta tensión e inquietud.Todo esto, se fusiona de forma sensacional con su misteriosa narrativa, creando una atmósfera oprimente en ocasiones.

Una jugabilidad limitada a la narrativa

Estamos ante una obra de jugabilidad limitada, más allá incluso de lo que suele ser habitual en este tipo de propuestas. Nuestro personaje apenas puede realizar una pocas acciones más allá de investigar documentos y recortes en lo que compone su narrativa emergente, o accionar algún mecanismo. Junto a esto, el resto de nuestras acciones jugables se limitarán a diálogos y a algunas deciones.

También habrá grabaciones y detalles que contribuirán a la inmersión del jugador, todas ellas con un detallado diseño, que es de agradecer. No obstante, más allá de estos elementos, hay muy poca interacción con su trabajado entorno.

Podremos coger algunos objetos para admirarlos y otros para utilizarlos en mecanismos que suelen estar cerca de la acción. Aquellos objetos con los que debemos interactuar aparecen representándos con un círculo encima, siendo bastante visibles.

Como resultado, no tendremos que escudriñar demasiado el mapeado para encontrarlos, cosa que personalmente agradezco para mantener su interesante clímax.

He de destacar que el movimiento de nuestro protagonista en ocasiones se siente demasiado lento. Entiendo claro está, que es un juego donde debemos deternemos a observar, explorar y casi deleitarnos con su atmósfera. Sin embargo, hay ocasiones en las que querremos agilizar nuestro paso para volver atrás o simplemente pasar alguna zona, y nos sentiremos demasiado lentos en su ejecución. Por tanto, en este sentido, tampoco podemos saltar o agacharnos.

Aunque la aventura se presenta bastante lineal, si que encontraremos zonas algo más abiertas que invitan a la exploración. Si tenéis interés, podéis recorrerlas en busca de los detalles inmersivos mencionados, y sino, basta con seguir adelante.

Apartado técnico

En este apartado, en lo visual, Paradise Lost raya a gran nivel. Este pequeño estudio ha logrado construir una atmósfera audiovisual excelente, opresiva y siniestra en ocasiones, que consigue transmitir desolación y soledad. Sus diseños y gráficos entran por los ojos sin duda, teniendo en cuenta la humildad de su producción.

A veces, sobre todo en los entornos más abiertos, se entremezclan texturas más trabajadas con otras algo más opacas, y una cierta sensación borrosa que empaña el buen acabado general.

Por otro, los “peros”, están su rendimiento, donde me he encontrado con algunas bajadas de framerate e incluso un crasheo, habiendo disfrutado del juego en su versión para Xbox One X. Tiempos de carga algo lentos y algún pequeño fallo puntual en sus texturas han sido el resto de los defectos que podemos destacar.

Por lo demás, puntualizar que Paradise Lost nos llega traducido al español, con una peculiar e intencionada alternancia de idiomas con el alemán para meternos en situación. A lo largo de sus cuatro o cinco horas de duración, nos encontraremos con alguno elementos curiosos en alemán, para darle un puntito de realidad.

Su apartado sonoro se constituye como uno de sus pilares su sorprendete apartado audiovisual. El sonido de nuestra respiración, nuestras pisadas en la nieve o los efectos ambientales están muy bien representados y contribuyen a lograr su desoladora atmósfera. El doblaje es correcto y sus melodías adecuadas a la acción acompañandonos en momentos puntuales.

Conclusión

Paradise Lost es una aventura narrativa, donde prima la trama sobre la jugabilidad, siendo esta última más limitada de lo habitual en este tipo de propuestas. Pero su historia y su inquietante atmósfera son tan potentes que nos invitaran a avanzar y descubrir que se esconde en ese oscuro y misterioso búnker alemán. PolyAmorous Games ha conseguido crear una gran ambientación para un entorno muy bien diseñado pero poco aprovechado en cuanto a su interacción. Si tenéis ganas de una historia inmersiva, y de una propuesta más pausada y reflexiva, no deberíais dejar pasar este intrigante Paradise Lost.

Paradise Lost

14.99 euros
7.1

Graficos

7.8/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

5.5/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • Su lograda ambientación
  • Una trama interesante en conjunto con su narrativa ambiental que logra captar la atención del jugador
  • Su apartado gráfico está a bueno nivel
  • Un compendio audiovisual a la altura

Cons

  • Algunos bugs y problemas de rendimiento
  • Sin novedades y rejugabilidad
  • Poca interacción con elementos del entorno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.