Análisis de la expansión Lego Speed Champions para Forza Horizon 4

Abrochaos los cinturones y ajustad los retrovisores porque vamos a hablar de la nueva expansión de Forza Horizon 4, Lego Speed Champions. Una clara declaración de intenciones de Playground Games de lo que podemos esperar de su exitosa saga de carreras arcade basadas en un simulador realista.

Una clara declaración de intenciones de Playground Games

Al igual que pasó con Forza Horizon 3 Hot Wheels, la última entrega del juego de carreras nos ofrece una segunda expansión alocada más allá de cualquier expectativa. De esta forma se consolida la norma de tener un DLC serio y uno más rompedor. Pues con Lego Speed Champions viajamos a una nueva región donde los bloques recubren el terreno y sustituyen parcialmente el decorado. Consiguiendo así un punto medio entre el fotorrealismo habitual en la saga y un mundo más colorido y alegre. Porque eso es Lego, vida y alegría.

Una vez llegamos a nuestra nueva región se nos pone al volante de un McLaren Senna de Lego mientras damos el paseo de presentación. Una vez finalizado da comienzo la aventura, cabe decir que por lo menos innova un poco frente al estilo habitual del juego. Asimismo se nos facilita una parcela (de Lego) donde vamos construyendo nuestro casoplón de ensueño, como cuando jugábamos de pequeños. Para este fin debemos reunir piezas de Lego para poder construir cada sección. No es tan guay como parece, pues superando carreras y desafíos del mapa conseguimos las susodichas. Las piezas son simplemente una moneda de cambio. De esta forma no se distingue color o forma, tan solo se reúne la cantidad requerida.

Por otra parte, Lego Speed Champions añade un sistema de progresión propio. Este aporta una lista de requisitos que, al ser superados, otorgan más bloques de Lego. Entre los retos propuestos podemos encontrar desafíos de velocidad con algún coche concreto o destrucción al volante, entre otras cosas. Además a medida que desbloqueamos mejoras para nuestro terreno, nuevos quehaceres relacionados con Lego van añadiéndose al mapa. Aunque la sensación de contenido sin fin es algo habitual en Forza Horizon, Lego Speed Champions abruma con la cantidad de posibilidades y excusas que ofrece para ponernos al volante. Una experiencia de mundo abierto sobre ruedas sin límite.

Una experiencia de mundo abierto sobre ruedas sin límite

Lo más importante aquí es jugar a Lego, pero a tamaño real. Para cumplir este descabellado sueño disponemos de un (pequeño) elenco de reproducciones de vehículos reales reconstruidos bloque a bloque por los mejores ingenieros del festival. Aunque están hechos de plástico comparten las estadísticas y rendimiento de las versiones reales. Por ende también podemos pintarlos y mejorar sus motores ¿Estarán estos hechos de plástico también?

Los detalles son clave en este DLC, así pues para promocionar y exprimir los vehículos nuevos, disponemos de un conjunto de capítulos donde superar retos con el nuevo elenco de automóviles. Además, como guinda especial, se añade una nueva radio(Awesome Radio) donde se emite en bucle la canción “Everything is Awesome”. Y para hacer más gracioso el envoltorio, al recibir daños, los coches hechos de Lego pierden piezas en vez de rayarse o abollarse. Sin duda, pequeños añadidos que hacen la experiencia un poco más inmersiva.

No todo es brillantina y maquillaje, pues Playground Games ha aprovechado la situación para agregar nuevos escenarios sin que la coherencia sea importante. Al fin y al cabo estamos jugando en un mundo de Lego, y aquí todo es posible. Además de que estamos hablando de Forza Horizon. Un juego donde podemos correr entre Warthogs y Regalia. Asimismo el nuevo mapa nos ofrece una ciudad construida bloque a bloque. Además de una zona desértica con sus dunas y fósiles. Sin olvidar un circuito de carreras profesional, entre otras sorpresas. Cada bioma nuevo aporta formas de jugar diferentes y, como no, el motor de físicas y simulación de Forza Horizon hace que sea increíblemente satisfactorio.

Por desgracia no todo es felicidad en nuestro mundo a piezas. Pues no solo de colores se vive, además el plástico es terriblemente contaminante(aunque en este caso daría igual, dado que es un mundo digital). Forza Horizon 4 Lego Speed Champions no hace el suficiente honor a su apartado de “Lego” y “Speed”. Pues la cantidad de vehículos fabricados en polímero es realmente ínfima. La mayor parte de Lego está en el decorado esperando a ser atropellado. Por ende acabamos conduciendo vehículos normales la mayor parte del tiempo. Por otra parte, como en el juego base, la banda sonora se sigue sintiendo algo escasa. Pues la nueva emisora solo agrega una canción. Por suerte podemos apagar la radio y usar algún programa de música en streaming en segundo plano.

La cantidad de vehículos fabricados en polímero es realmente ínfima

En definitiva, Forza Horizon 4 Lego Speed Champions es una expansión divertida y colorida. Un nuevo golpe en la mesa del género de carreras arcade. Una apuesta más por la extravagancia en esta saga de mano de Playground Games. Sin embargo no amplia la banda sonora y peca de pocos vehículos de hechos de Lego a la par que no da la opción de construir nada manualmente. Cabe destacar que los efectos sonoros son una delicia con Dolby Atmos y el apartado gráfico está a otro nivel, incluso integrando Lego a su paleta.

Forza Horizon 4 Lego Speed Champions

19.99
9

Gráficos

10.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

10.0/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • Lego
  • Simulador de físicas
  • Colorido y desenfadado
  • Nuevos biomas

Cons

  • Pocos vehículos de Lego
  • No mejora la BSO
  • Sin opción de construir algo manualmente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.