Vuelve una de las entregas más queridas de la licencia LEGO, regresan los héroes del universo Marvel en LEGO Marvel Super Heroes 2

Este año que finalizamos ya mismo, nos ha dejado la friolera de cuatro entregas de la saga LEGO. LEGO Worlds, LEGO City Undercover, LEGO Ninjago: La Película y LEGO Marvel Super Heroes 2. De esta forma, no es de extrañar el escuchar que la franquicia se siente agotada o sobreexplotada, puesto que cada vez los sacan en lapsos de tiempo más cortos e incluso cuatro en un mismo año, como es el caso.

Sin embargo, los aficionados y aficionadas de esta saga no podrían estar más contentos, pues la cantidad y la variedad son calificativos muy presentes en las propuestas de LEGO. Por ello, tenemos una gran línea de títulos basados en las licencias más famosas del sector del entretenimiento como: Batman, ESDLA, Harry Potter, El Hobbit, llegando incluso a tener un universo que mezcla todo un compendio de licencias a la perfección llamado LEGO Dimensions. No obstante, y como es obvio, hay entregas que han salido mejores que otras, o incluso que han calado más.

Este sería el caso de LEGO Marvel Super Heroes, título que mezcla héroes de todos los universos de Marvel y que logró un resultado más que sobresaliente. Tal fue su aceptación, que hoy recibimos su secuela (LEGO Marvel Super Heroes 2), videojuego que vamos a analizar en esta entrada.

Ya son muchos los juegos de LEGO que han pasado por nuestras manos, y por consiguiente que hemos analizado. Pero, si tuviéramos que quedarnos con alguno en concreto, sin lugar a dudas, sería LEGO Marvel Super Heroes. Esa entrega de la saga si fue magnífica. Por ello, estamos plenos de gracia al poder disfrutar de su secuela, la cual carece del factor sorpresa, pero que sin duda atesora la misma calidad o más.

LEGO Marvel Super Heroes 2 nos propone salvar, otra vez más, el mundo o mundos, en este caso. En esta ocasión, tendremos que enfrentarnos a Kang el Conquistador, un villano muy bien construido, caracterizado e implementado dentro del empaque narrativo. Kang es un ser despiadado que anhela hacerse con el control de todas las razas, por lo que utilizará su poder e influencia sobre el control de tiempo para tratar de obtener su objetivo.

De esta forma, viviremos una aventura cargada de situaciones muy interesantes, así como divertidas y entretenidas, pues el característico humor de TT Games no falta a su cita, dando lugar a una gran cantidad de chistes jocosos o coletillas de lo más hilarantes.

La premisa del título  no es nada que no hayamos visto anteriormente, y en esta entrega tampoco es que despunte sobre otras. Aun así, sí que es cierto que el factor temporal utilizado, propiciado por las habilidades de Kang, le sienta muy bien, aportando riqueza y diversidad al desarrollo del juego.

Gracias a este factor, experimentaremos desplazamientos en el tiempo hacia el pasado o el futuro, afectando en este sentido directamente a la ambientación y la recreación de los entornos y épocas.

Además, esta secuela cuenta con uno de los caracteres de exploración más pronunciados cuanto hayamos visto en la franquicia, dejándonos bastante libertad de acción, incluso en el momento de escoger el nivel, o fase jugable, los cuales se dividen en una veintena de ellos. Los niveles tienen una conexión o nexo claro, pero en su mayoría no tienen, o siguen, un orden lógico.

El nexo de todo este sistema es Chronopolis, una ciudad de dimensiones considerables desde la cual accederemos a todo el contenido, así como a extras del estilo acertijos o minijuegos. No obstante, no será el único emplazamiento que visitaremos, pues también podremos viajar al Viejo Oeste, a una versión medieval de Inglaterra o a una Manhattan del año 2099. Y como ocurre en todos los LEGO, siendo una seña de identidad clara a estas alturas, no podemos acceder a todas la secciones de los escenarios de primeras, sino que tendremos que desbloquear personajes para así utilizar sus habilidades en los lugares que nos barran el paso.

Así pues, nos encontramos con una atractiva e interesante historia que nos mantendrá enganchados a estos mundos representados por ladrillos durante 7 u 8 horas mínimo, aunque, como ya sabéis, las propuestas de LEGO ofrecen mucho contenido post-créditos, lo cual alarga la experiencia en muchas más, llegando incluso a ofrecer 40 horas si queremos sacar todo el potencial del título.

Referente al tema de los personajes, nos encontramos con un elenco rico, no, riquísimo, con más de 200 héroes seleccionables. Es impresionante ver como cada personaje ha sido recreado en su versión de LEGO y como cada uno de ellos es fiel en su manera a la esencia del mismo; contando gestos, animaciones y habilidades personalizadas en cada uno de ellos, cosa que es totalmente de alabar. Entre los distintos héroes nos encontramos a los Guardianes de la Galaxia, Spider-Man, Los Vengadores, Black Phanter o Doctor Strange, por citar algunos. Y que sería de los héroes si no hubieran villanos, entre ellos nos podemos encontrar con Loki, Doctor Octopus, Duende Verde o el propio Kang. Además, hay algunos personajes que cuentan con más de una versión o traje pertenecientes a distintos universos o eras, como es el caso de Spider-Man.

Por otra parte, la jugabilidad sigue apostando por la misma fórmula de siempre, aunque con ligeros cambios o matices. Ya hemos comentado que la exploración tiene una fuerte presencia en el juego, sin embargo, los rompecabezas o las mecánicas resolutivas como los acertijos pierden fuerza en pos de la acción en este LEGO Marvel Super Heroes 2, además de ser más fáciles o asequibles de lo normal. Así pues, el elemento de acción gana protagonismo, y es que éste ha sido pulido respecto a la anterior entrega, mostrándose más fluido y dinámico.

Quizás esto se deba al sistema de combate empleado en LEGO Ninjago: La Película, el cual funcionaba bastante bien y ofrecía al jugador justo lo que necesitaba en combate, aunque con claras limitaciones, siendo éste muy sencillo y simple.

Obviamente también están presentes las plataformas, así como la combinación de las distintas habilidades o poderes de nuestros protagonistas, ya que sin ellos nos sería imposible avanzar. Como veis estos elementos siguen presentes a pesar de que otros puedan cambiar, señal de que éstos son básicos en la jugabilidad de esta fórmula.

Otro aspecto a tener en cuenta son las batallas o enfrentamientos contra jefes o enemigos de mitad de fase, el cual es más frecuente en esta ocasión y se ha trabajado de una forma más concienciada. Además, los jefes cuentan con fases, movimientos y ataques más variados que en anteriores entregas, ofreciendo así una mayor diversidad de situaciones.

Sin embargo, la diversidad no está presente si hablamos de novedades, ya que esta nueva entrega no ofrece nada nuevo fuera de lo normal o lo tradicional en la licencia. De hecho, también nos encontramos con el clásico modo cooperativo local, el aliciente final para disfrutar de esta grata experiencia en compañía de un amigo o un camarada de fatigas, o porque no, de la familia. Además, también volvemos a contar con el modo Arenas de Batalla, el cual ya ha aparecido en otras entregas como en LEGO Worlds. Este modo enfrenta hasta cuatro jugadores en una arena de combate con el único fin de que los contrincantes se linchen entre ellos hasta que nada más quede un en pie.

Poco más podemos desgranar este LEGO Marvel Super Heroes 2, el cual ofrece una gran cantidad de contenido y con muy buenas credenciales. De esta forma, pasamos a comentar su faceta gráfica, donde nos encontramos con un acabado cada vez más cerca al logrado en las películas de animación de la franquicia LEGO, por lo que destacamos sus animaciones, modelados de personajes y efectos. Aunque los escenarios y sus detalles se quedan un tanto atrás, pues la distancia de dibujado vuelve a ser un tanto pobre, aspecto que tampoco le ayuda el constante popping. Por ello, no estamos ante un portento técnico, pero sí que es un apartado que como siempre cumple correctamente dentro de lo esperado.

En último lugar, tenemos el apartado sonoro. Este apartado es, quizás, uno de los puntos fuertes del juego, pues cuenta con la mayoría de las voces originales de los personajes, aunque lamentablemente no todos tienen esa suerte. No obstante, el doblaje del videojuego roza un nivel sobresaliente, el cual sumado a una banda sonora que incorpora temas de las licencias de Marvel culmina un apartado con pocas cosas a reprochar.