Polyknight Games nos trae un título de exploración, en el que descubrir ecos del pasado en lugar de pelear contra malvadas bestias.

El fin del mundo no tiene porqué parecer siempre la consecuencia de un apocalipsis fatal. A veces las cosas simplemente se deshacen en lugar de romperse, dejando atrás los restos de días mejores y gloria para la civilización. El Inverso es un mundo que dejó paso a la nada. Un lugar bonito, pero completamente deshecho. En este universo el único que queda es el Arqueólogo, un ser que pasa sus últimos días catalogando leyendas pasadas y artefactos fruto de tiempos mejores, antes de que se desvanezcan para siempre. Un día, el arqueólogo descubre una rara reliquia, que con unos pocos retoques consigue arreglar y activar su IA. Esta pequeña nave será controlada por nosotros, siendo un compañero fiel para el solitario Arqueólogo.

Tras la búsqueda de conocimientos antiguos.

InnerSpace es un juego de exploración ambientado en un mundo cerrado, donde en lugar de volar sobre el exterior de un planeta, estás dentro de él. No hay combate ni enemigos, lo que lo convierte en un tranquilo juego de vuelo, en el que avanzaremos a través de grandes áreas, túneles estrechos e incluso debajo del agua. Las mecánicas de vuelo son parecidas a las de otros juegos del género aéreo, pero se le añade un tipo de mecanismo especial que nos podrá convertir también en un submarino con el que explorar el fondo de grandes masas de agua. Las ruinas que forman parte del Inverso no están completamente destrozadas, por lo que encontraremos dispositivos para activar y abrir estancias especiales donde se esconderán reliquias, e incluso veremos en ellas a Antiguos Dioses con formas antromorfas.

Cada uno de los cinco niveles de InnerSpace tiene un puñado de coleccionables de todo tipo. La pequeña nave almacenará energía que se encuentra repartida por todos los escenarios y que recogeremos para activar la maquinaria repartida por el mundo. El primer tipo de coleccionable son las esferas blancas que brillan intensamente por todo el escenario y llamadas energía eólica, que usaremos para mejorar nuestra nave. El segundo son las reliquias,  elementos raros escondidos (algunos más que otros) y encontrarlos permitirá aprender nuevos movimientos de vuelo, desbloquear distintos modelos de naves o únicamente ofrecer un poco de conocimiento del mundo que nos rodea. Mientras estamos buscando reliquias, aparecerá de vez en cuando un jefe de fase, o algo similar a un jefe, solo que en lugar de luchar contra la bestia gigante lo que estaremos haciendo es salvándola, cargando sus nodos de energía hasta que vuelva a la vida de nuevo. Estas bestias gigantes son los Semidioses del Inverso, unos seres ancestrales que nos ayudarán en nuestra labor de conocer más el mundo una vez que están activos. Ellas poseen los secretos de la caída anterior al Inverso y aunque no pueden revertir su declive, pueden ayudarte en la búsqueda para escapar de él.

Si bien hay una buena cantidad de conocimientos e historia, estos sirven únicamente como un móvil para explorar en lugar de ser relevante al 100%, por lo que la trama argumental es más bien nula.  El objetivo principal en InnerSpace consistirá en volar a través de un extraño mundo alienígena, relajándose con una música de ambiente cargada de sonidos electrónicos, mientras averiguamos cómo conseguir una reliquia que podemos ver al otro lado de un cristal enorme, pero que a simple vista no podemos acceder a ella. Nuestra nave es indestructible, ya que rebotaremos contra las estructuras sin recibir ningún daño, por lo que no hay un final de partida al uso. Esto es especialmente útil para estallar paredes y ventanas fracturadas o atravesar cables que sostienen fragmentos de escenarios que cubren pasajes a nuevas áreas.

El control de la nave es intuitivo, aunque en ocasiones peca de errores de físicas. La primera toma de contacto puede tornarse algo complicada, ya que situarte en los escenarios, con multitud de elementos invertidos, hace que nos perdamos un poco. Una vez que cogemos práctica no será nada complicado.

Sin embargo, el buen funcionamiento del núcleo del juego se ve un poco descompensado por algunos problemas técnicos. Cosas como no ser capaz de ver lo que hace una reliquia sin abrirla en el menú, errores a la hora de aplicar las mejoras a la nave y un apartado gráfico muy simplista, únicamente basado en el buen uso de la paleta de colores.

Por último, el apartado sonoro cuenta con melodías con toques futuristas, que evocan a un futuro muy lejano, cargadas de tonos electrónicos. El juego no cuenta con voces ni doblaje de ningún tipo, ya que el Arqueólogo se comunicará con nosotros mediante cuadros de texto y emitirá un sonido muy parecido al de juegos de Nintendo según aparecen las palabras. Los textos están completamente en inglés y todavía no sabemos si en algún futuro parche se incluirá el castellano.

Puntuación
Gráficos
70 %
Sonido
65 %
Jugabilidad
75 %
Duración/Diversión
70 %
Compartir
Artículo anteriorPhil Spencer no está para bromas, están invirtiendo en más contenido
Artículo siguienteEl nuevo Fable aprovechará todo el potencial de Xbox One X
Me crié con una Sega Megadrive, pero encontré el amor definitivo en los sistemas Xbox. Gamertag Xbox Live: PitiWest.