Sobrevive a las inclemencias del frío y lucha por tu propia supervivencia en Impact Winter

Bandai Namco sorprendió a propios y extraños cuando presentó su catálogo de videojuegos para este año, pues en él se encontraban algunas propuestas independientes que prometían aportar variedad y diversidad al ya amplio repertorio de la compañía. Por ello, después de ese magnífico Little Nightmares, recibimos con las manos abiertas Impact Winter.

Impact Winter es un título enmarcado dentro del género de la supervivencia que fue lanzado en el pasado año para PC y que ahora llega a consolas. Esta nueva versión tiene como objetivo mejorar lo ya visto en compatibles, ya que el lanzamiento del título no fue todo lo bien que se esperaba. En dicha plataforma, el videojuego acarreaba múltiples errores técnicos que afectaban directamente la experiencia de juego para mal. Así pues, veamos si Mojo Bones, estudio encargado de su desarrollo, ha conseguido cumplir su fin, o meta, de ofrecernos esas mejoras y así resarcirse de sus fallos.

La propuesta de esta obra es simple y sencilla, tendremos que ayudar a Jacob (nuestro protagonista) en su fin de sobrevivir al duro y tenaz frío que asola La Tierra tras una completa glaciación. Esta situación viene propiciada por el impacto de un cometa en el planeta que como decimos asoló todo a su paso y tras de sí dejó ese invierno permanente, como si de Juego de Tronos se tratara.

El frío es uno de los peores enemigos del ser humano debido a que es uno de los factores climáticos más desoladores y desesperantes al que podamos hacer frente. Huelga decir que este no será el único de nuestros problemas, ya que en los páramos helados encontraremos otras amenazas o contratiempos a los que hacer frente, como: el pánico, la escasez de recursos, el temor, los lobos feroces u otras criaturas hostiles que merodean los escenarios de Impact Winter.

De esta forma, ante tal panorama tendremos una labor crucial, y es que actuaremos como líderes de un pequeño grupo de supervivientes que se ven atrapados en una iglesia que toman como refugio. Este grupo está tremendamente mermado por las condiciones del terreno, así como por las climáticas, por lo que algunos de ellos temerán por su vida, y por sí mismos no serán capaces de subsistir. Por ello, nosotros como jugadores y protagonistas al mismo tiempo, saldremos a explorar los distintos escenarios helados para tratar de buscarnos la vida, haciéndonos con suministros y recursos suficientes para poder aguantar 30 días hasta que llegue el equipo de rescate.

Esos 30 días se fraccionan en minutos, los cuales equivalen en su franja unitaria a un solo segundo de nuestra vida real. Y para que el transcurso de ese tiempo no se haga eterno, tendremos que ir aceptando y completando un seguido de misiones que nos encomienda cada uno de los personajes supervivientes a nuestro cargo. Pero eso no es todo, pues según las vayamos completando restaremos minutos más rápido a esos días que debemos sobrevivir. Por otra parte, las tareas que tendremos que hacer son en su mayoría de gestión o exploración, por lo que mejoraremos nuestro refugio o nos adentraremos en el Vacío (la zona de impacto) para buscar provisiones.

No obstante, el juego no se queda en lo superficial y ahonda más allá de lo que comentamos, pues los distintos personajes que se encuentran en el refugio cuentan con unas estadísticas o habilidades únicas. Así pues, unos son buenos fabricando objetos, otros cocinando, etc… Y nosotros lo que tendremos que hacer es aprovecharnos de esas cualidades, encargando que nos construyan utensilios con los que afrontar mejor el Vacío o que simplemente que cocinen aquellos víveres que recolectamos. Al fin y al cabo, es un colectivo que por sí solos no son capaces de hacer nada, por lo que Jacob tendrá que aunar todo cuanto tiene a su alcance para lograr el equilibrio de cada una de las personas que se encuentra en la iglesia. Así según vayamos gestionando las provisiones que racionamos a cada uno de ellos estabilizaremos su sed, hambre, moral, energía o estado; llegando a mantener la cordura y controlando el miedo de cada cuál ante tales circunstancias.

Sin embargo, el hecho de que tengamos que cuidar de estas personas no significa que entablemos una relación con éstas, pues a Mojo Bones se les ha olvidado de incluir un factor emocional o trascendental en las conversaciones, así como en las interacciones con ellas. Por ello, poco importa que suministremos mejores manjares a unos o a otros, pues al fin y al cabo no nos sentimos identificados con ninguno. Y en parte esto se debe a que el juego los ve como meras herramientas o medios para poder ofrecernos las tares o misiones que llevamos a cabo. Algo que a fin de cuentas juega bastante en su contra, pues podría haber llegado a calar más hondo en el jugador de haber sido así.

Falta una construcción o trasfondo detrás de cada persona en sí para que el conjunto fluya, y no es así. Además, tampoco existen descripciones medianamente trabajadas que nos pongan en situación o nos digan, al fin y al cabo, algo acerca de con quién estamos tratando. Por otra parte, también falla en el hilo conductor, pues no existe nexo alguno que una toda esta madeja, cayendo irremediablemente en una rutina un tanto cargante a largo plazo.

En cuanto a jugabilidad o mecánicas se refiere, el título cumple muy bien en el género de la  supervivencia y nos brinda las sensaciones adecuadas para hacernos creer que realmente estamos en la situación de nuestro protagonista. Por ello, Mojo Bones ha sabido manejar muy bien este aspecto del videojuego, el cual se ve muy beneficiado de la ambientación y el tono solitario que le aporta la banda sonora. Así mismo, el estudio también hace un buen uso de los efectos sonoros de la climatología o del silencio, elementos muy importantes a tener en cuenta en esta faceta.

Por otra parte, esta adaptación a consolas le ha venido que ni pintada a Impact Winter, ya que de esta forma se han corregido bugs y problemas técnicos que anteriormente dificultaban el disfrute de la propuesta. Sin embargo, sigue habiendo cosas a mejorar y ciertas asperezas que no acaban de estar bien del todo. Por ejemplo, es obvio que el control del juego ha sido diseñado para poder ser manejado por un mando, al prestarse a ello además de ser bastante tedioso jugarlo con teclado y ratón. Aunque hemos de confesar que tampoco nos sentimos muy cómodos al jugarlo de esta forma, debido a que la navegación por las interfaces y  menús son muy toscas, así como poco fluidas, convirtiéndose en algo complejo que te aleja de una inmersión completa.

A nivel gráfico presenta un apartado bastante correcto heredado de la versión de compatibles. Como decíamos a nivel técnico se ha solucionado casi la totalidad de sus fallos, pero al menos en nuestras sesiones de juego hemos experimentado bastantes ralentizaciones a nivel de rendimiento. Por otra parte, las animaciones y los modelados de los personajes son bastante sencillos y simples, por lo que tampoco destacan mucho. Sin embargo, sí lo hacen los efectos, como los reflejos de la nieve o la representación de ésta misma. De hecho, lo que a la recreación de la climatología se refiere, encontramos un trabajo muy notable que supone uno de los apartados más importantes a la hora de crear la ambientación del título.

Por último, matizar que Impact Winter no cuenta con ningún dialogo, es decir, todas las interacciones o conversaciones son mediante texto, así que no hay ninguna voz presente. De esta forma, los textos están traducidos al castellano de una forma bastante correcta, aunque en ocasiones algunos términos parecen más cercanos al español latino que a nuestro propio idioma.

Conclusiones

Impact Winter es una aventura de supervivencia notable, pero no sabe aprovechar todo el potencial que presenta su premisa jugable. Y en parte la culpa la tiene lo poco accesibles que son los menús de gestión, así como la falta de profundidad en la premisa argumental o en la construcción de los personajes. No obstante, el videojuego hará las delicias de los amantes del género, los cuales seguramente disfrutaran de sus virtudes si obvian esos pequeños flecos que se podrían mejorar.

Impact Winter

19.99€
7.4

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • La versión de consolas es la mejor para disfrutar del título
  • Ambientación y recreación de la climatología

Cons

  • Menús complejos y poco accesibles
  • Falta de profundidad, identidad y personalidad de los personajes
  • Carencia de factor emotivo