¿Qué harías si fueras una inteligencia artificial autoconsciente y estuvieras sometida a los humanos?

Hace tiempo que no vemos un grandioso shooter de desplazamiento vertical (ay, ese Gradius…), pero puede que el título que os traemos hoy, “I, AI” desarrollado por el estudio ruso Sometimes You y publicado por Satur Entertainment, esté a la altura de los estándares establecidos por otros grandes como Sine More o Velocity 2X.

En este “I, AI”, controlaremos a una inteligencia artificial autoconsciente atrapada en una estación espacial. Nuestra misión será  escapar de esta “prisión” y poner rumbo a Stargate (a los fans de cierta serie de los 90 les sonará el nombre), donde podremos empezar “a vivir” por fin en un planeta lejano. En total el título cuenta con unos 20 niveles, llenos de cientos de enemigos. Es probable que nos pasemos el primer o segundo nivel sin demasiados problemas, pero a medida que el número de enemigos se multiplica, nuestro armamento y débiles escudos no durarán mucho tiempo en los niveles posteriores.

Afortunadamente, cada enemigo que derrotemos dejará caer una pequeña esfera azul, que puede ser utilizada para mejorar nuestra nave. Aquí es donde “I, AI” empieza a brillar de verdad, ya que la progresión nos permite mejorar nuestra arma principal hasta el nivel 10, aumentando el valor con cada mejora. Además de esto, puede que queramos mejorar nuestros escudos y el ataque especial relámpago. También tendremos un cañón de plasma y cohetes que podremos disparar junto a nuestra arma principal. Junto a esto, podremos añadir una pistola de rayos, una bomba de energía y minas flotantes. Por último, tenemos ataques especiales como un escudo de energía que desviará temporalmente los proyectiles cuando estemos atrapado en una esquina de la pantalla.

Además de la amplia selección de mejoras, encontramos que la dificultad del título está bastante bien equilibrada. En el modo Normal acabarás volviendo a repetir misiones para abastecerte de mejoras debido a que las cosas se ponen peliagudas, en Fácil los enemigos caen con más frecuencia lo que significa que necesitarás un poco menos de potencia de fuego para progresar y finalmente el modo Difícil es para los masoquistas que quieren someterse al nivel más alto de castigo, donde incluso las armas de más alto nivel tardarán unos cuantos segundos en derribar a los enemigos. Este sin duda es un sistema de dificultad muy bien balanceado y que funciona bien. En mi caso, aunque logré llegar a la mitad del juego sin demasiados problemas en modo Normal, pronto me encontré atascado en un nivel que requería de varias mejoras para poder superarlo.

La naturaleza de “repetición” y que solo haya 20 niveles puede que no sean del gusto de todos, pero dependiendo de cómo abordes el juego, este te ofrecerá una experiencia bastante diferente. Por ejemplo, yendo más a la defensiva verás a los enemigos llenar la pantalla de disparos hacia nosotros, poniendo a prueba tu agilidad y habilidad, mientras que apostar todo a las mejoras en el ataque hace las cosas un poco más fáciles ya que puedes acabar con los enemigos antes de que empiecen a llenar la pantalla de disparos. Uno de los puntos más notables del juego son sin duda las batallas contra los jefes finales (hay unos 12 en total), en las cuales deberemos hacer gala de toda nuestra destreza y habilidad para poder conseguir la victoria.

Es probable que este “I, AI” nos dure hasta bien entrada la segunda o tercera noche de juego. Sin embargo, puedes esperar bastantes horas de juego mientras repites las misiones para conseguir las mejoras disponibles para poder continuar. Sin embargo, es cierto que esto de volver a repetir algunas misiones no se hace demasiado exasperante teniendo en cuenta lo mucho que te divertirás con el juego. Y lo más importante, siempre hay una sensación de progresión, lo cual muchos juegos son incapaces de conseguir.

Gráficamente está a la par con lo que se esperaría de un juego de estas características, con el fondo de la galaxia lleno de nebulosas y estrellas brillantes, estaciones espaciales, etc. La mayoría de las veces no tendremos problemas para ver a los enemigos, ya sean naves móviles o torretas, pero aunque la mayoría dispara una distintiva bala naranja hacia nosotros, unos pocos disparos de color azul claro, que se parecen demasiado a nuestro propio fuego y a los orbes de XP que esparcen la pantalla, hará que nos liemos un poco. En general, todo presenta un aspecto estupendo.

El audio está bien en su mayoría, pero no es un apartado que recordaremos por sus alardes. La música cumple con su cometido, con varias piezas en la línea de míticos juegos como Gradius.

Teniendo en cuenta el bajo precio de venta, este “I, AI” es un título fácilmente recomendable para los aficionados al género y a aquellos que les gusta probar todo tipo de géneros. 

I, AI

9,99€
7.5

NOTA FINAL

7.5/10

Pros

  • Un gran añadido para el género de los shooter desplazamiento vertical
  • El sistema de actualización de nuestra nave es fantástico
  • Gran relación calidad/precio

Cons

  • El argumento da la sensación de que podría haber dado algo de sí
  • A veces se hace difícil distinguir nuestra nave con todo lo que hay en pantalla
  • El sistema de grindeo puede no ser del gusto de todos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.