Un frenético (y exigente) juego de lucha arcade tan modesto como vistoso y colorido

Generación tras generación los juegos de lucha son una constante entre los jugadores y desarrolladoras. Puede que hayan tenido épocas de más y menos popularidad pero en la actualidad vuelven a vivir un momento excelente con gran variedad de títulos y nuevas propuestas que no paran de emerger.

No es fácil entre tanta variedad ofrecer, dentro del género, algo fresco y diferente a la par que atractivo para el jugador. El estudio independiente Bit Dragon lo ha intentado con “Hyper Jam”, ofreciendo un título de lucha modesto, sin grandes alardes gráficos o técnicos, pero que ofrece una propuesta con interesantes matices y personalidad propia. No es poco.

Hyper Jam no se anda por las ramas con historias ni excusas argumentales; venimos a darnos zurriagazos contra otros oponentes, ya sean otros jugadores (tenemos multijugador online o en la misma consola, fantástico) o contra la IA si jugamos solos. Siempre serán combates contra 1, 2 ó 3 oponentes, todos contra todos, con los que puede haber un máximo de 4 jugadores (o personajes al menos) en pantalla.

Tras elegir nuestro luchador de los 4 inicialmente disponibles (desbloquearemos más a medida que vayamos ganando rondas o torneos) configuraremos la partida tras elegir contra cuántos lucharemos y si los manejará otro jugador o la IA del juego. Hay que decir que en este segundo caso no lo vamos a tener fácil tampoco, los rivales manejados por el juego tienen sus rutinas pero no son pocas ni fáciles de aprender y nos lo van a poner realmente difícil.

Antes de empezar a hablar de combates y controles lo primero que llama la atención del juego es su colorido y vistoso aspecto con una serie de claras referencias visuales. Las viejas máquinas recreativas y los ochenta en general con sus chillones neones de colores impregnan todo el título. También su excelente banda sonora con temazos de Carpenter Brut, Dance With The Dead o Meteor entre otros.

Ahora sí, ya estamos listos para sus frenéticos combates desde una vista cenital y donde la movilidad (tenemos un corto pero eficaz sprint apretando LT) es fundamental, pues hasta los ataques más básicos nos harán mucho daño. También en cada escenario veremos tiradas por el suelo varias armas, desde katanas, mazas, escopetas o ametralladoras hasta lanzamisiles; todo ello para el más rápido en cogerlas, pues no se reponen ni las podemos perder hasta el fin de la ronda.

El que quede en pie, gana la ronda. Y tras 10 rondas, fin del torneo. Tras cada embite (rondas) todos los participantes recibirán una serie de ventajas para usar en la siguiente, correspondiendo su calidad y cantidad en función de nuestra clasificación en dicha ronda. Estas ventajas pueden ser desde más salud, a más escudos o mejoras de movimiento… son muchas, muy variadas y aleatorias, así que nunca sabes qué te va a tocar.

Con un buen montón de escenarios algunos muy reconocibles como Neo Tokyo o Miami, los combates son muy divertidos y frenéticos ya que, como apuntamos antes, nuestra barra de vida se va en un suspiro. Esto no son luchas larguísimas enfocadas a la paciencia y el golpear sólo en el momento adecuado: esto es salir a por todas y a dar con todo, porque de cuatro golpes estás fuera.

Gráficamente el juego como dijimos antes es colorido y vistoso, dentro de su modestia, claro. Se mueve sin problemas y aunque ni personajes ni escenarios tienen un gran nivel de detalle (tampoco nos daría tiempo a recrearnos la vista, bien es verdad) el mayor incoveniente es cuando luchamos cuerpo a cuerpo o dos personajes están muy juntos, pues entre el poco detalle y los efectos de la lucha hay veces que ni vemos bien nuestra barra de vida o la del rival (y eso sí que es importante).

En cuanto al control, una vez que aprendemos a combinar los dos sticks (movimiento uno, direccción el otro) y a usar con soltura (imprescindible, recordad que no hay coberturas ni nada parecido) el LT para el sprint, el manejo de Hyper Jam es agradable y adictivo, aunque no ofrece mucha variedad de un personaje a otro en sus controles.

Finalmente destacar que estará mejorado para Xbox One X y que, al menos en la versión que hemos podido probar, no está localizado al español (aunque tampoco se nos antoja un problema si finalmente nos llega así pues apenas hay nada para leer ni tampoco voces).

Conclusiones:

Hyper Jam no viene a competir con los grandes juegos de lucha sino a hacerse un hueco entre otros juegos indis y arcades y lo hace bien; con un estilo noir ochentero muy vistoso y una jugabilidad rápida y sencilla, no para tenernos horas enfrascados en largos y sesudos combates, sino para echar pachangas rápidas (si es contra amigos aún mejor) y muy fenéticas. Tiene sus defectillos pero, dentro de su modestia, cumple bien con lo que promete.

Su lanzamiento en Xbox One One será el 12 de febrero.

Hemos realizado este análisis en Xbox One S gracias a un código de descarga facilitado por Bit Dragon a los que damos las gracias.

Hyper Jam

19,99 €
6.3

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • Combates rápidos y frenéticos
  • Aire ochentero muy vistoso
  • Con amigos mejor, online o en la propia consola
  • La música es la caña...

Cons

  • Gráficamente muy simple...
  • ...por lo que en algunos momentos hay confusión en pantalla
  • Poca variedad de modos. Una ronda y otra y otra...