El Agente 47 vuelve más en forma que nunca para terminar con lo que empezó en el pasado.

Tras la vuelta por la puerta grande del Agente 47 con Hitman Absolution, IO Interactive tenía ante sí la tarea de devolver a la franquicia al lugar donde había estado durante los primeros años del siglo XXI. Sin embargo, Hitman presentaba más luces que sombras, particularmente influenciado por el hecho de convertirse en un juego de formato episódico, impuesto por su editora Square Enix. Es probable que algunos se sorprendieran cuando Square Enix dejó que IO Interactive se independizara el año pasado, además de renunciar a obtener la licencia de Hitman. Tras esto, IO Interactive decidió aliarse con Warner Bros. Interactive para publicar su próxima entrega, con la cual demostrar que lo visto en el anterior juego de la serie había sido un pequeño patinazo. En lugar de continuar con la formula episódica, el estudio danés optó por lanzar Hitman 2 como un producto completo y acabado en el que los jugadores puedan jugarlo entero desde el principio hasta el final, sin esperas de por medio. Junto a esto, se han incluido una serie de mejoras, que hacen que esta sea una secuela que supera a su anterior entrega.

En Hitman 2 volvemos a ponernos en la piel del Agente 47, un tipo que ha sido genéticamente alterado y que tiene un único objetivo en la vida: asesinar. Nuestro particular protagonista es un asesino a sangre fría incapaz de mostrar ninguna emoción, pero a diferencia de los juegos anteriores, no seguirá ningún contrato que se le ordene desde la Agencia, si no que nos movemos en un marco mucho más argumental y con cohesión. No vamos a desvelar nada para no spoilear el argumento, pero podemos decir que en esta entrega por fin tenemos más información sobre los misteriosos orígenes del Agente 47. Sin embargo, el juego termina justo cuando las cosas se ponen interesantes, invitándonos claramente a seguir la historia en un futuro con nuevas entregas. Como nota negativa en este apartado, es una lástima que IO Interactive decidiera utilizar esta vez las cinemáticas parcialmente animadas que ya vimos en la primera entrega, que se asemejan a las de un cómic animado, donde los personajes son hieráticos y solo escuchamos lo que dicen.

Con esto ya hemos hablado más que suficiente sobre la historia de Hitman 2, algo que palidece un poco en comparación con el resto del juego, todo hay que decirlo. Para los expertos en la franquicia, ya saben qué esperar de esta secuela de Hitman: tendremos que acabar con una serie objetivos con un arsenal de armas enorme, múltiples posibilidades de llevar a cabo nuestras misiones y una gran cantidad de disfraces. Cada misión tiene un alto grado de re-jugabilidad, especialmente a medida que desbloqueas nuevo equipo y lugares de inicio de partida, que conseguiremos a medida que vayamos consiguiendo realizar una serie desafíos. En términos de jugabilidad, se mantiene la base que ya vimos en la primera temporada de Hitman, pero con algunos ajustes y cambios que eran muy necesarios. Para empezar, ahora podrás mezclarte con multitudes de gente, lo que hace que misiones como la de Mumbai sean un poco más estratégicas. Esto se relaciona con la mecánica de ocultación, con la que puedes moverte a través de zonas con arbustos, grupos de gente, etc… sin ser visto. También se ha tocado el sistema de progresión del personaje, mucho más orgánico que antes. Además, estas novedades se han incluido también en la primera temporada, en misiones como París o Marrakech, donde podemos mezclarnos entre las multitudes y escabullirnos con más facilidad de los guardias.

IO Interactive ha implementado también dos mecánicas interesantes que veremos en el escenario de La India y que vuelven la experiencia más exigente. La primera es la de llamar la atención por nuestro aspecto: un hombre blanco calvo con traje, que sin duda destaca en la India. Por ello, la milicia será cautelosa contigo desde el primer momento y si nos ve no dudará en disparar primero. El segundo es no saber la identidad de uno de los objetivos, lo que significa que tendrás que reunir información para poder desentrañar la identidad de nuestro objetivo.

Al igual que en juegos anteriores, Hitman 2 no sería nada sin una buena estructura en las misiones y, en la mayoría de los casos, tiene mucho éxito en la construcción de estas. Los episodios más destacables son Miami, Mumbai y Vermont, con Santa Fortuna también siendo un área muy original. Cada escenario es significativamente más grande que lo visto en entregas anteriores, lo que hace que llevar a cabo nuestras misiones sea más complicado que nunca.

Hitman 2 es un juego que llama rápidamente la atención por su buen apartado gráfico. En casi todos los escenarios veremos una gran cantidad de personajes en pantalla, cada uno con sus propios patrones de comportamiento, los cuales pueden ser interrumpidos por una simple acción violenta o sospechosa que provenga de nuestra persona. Sin embargo, donde realmente el juego muestra músculo técnico es en los increíbles entornos que presenta, cargados de todo tipo de detalles. Como ya vimos en la primera entrega, Hitman 2 vuelve a llevarnos alrededor del mundo, ofreciendo una gran variedad de zonas, todas muy diferentes entre sí. Desde los hermosos suburbios de Estados Unidos, hasta las concurridas calles de Mumbai o las selvas de Colombia, hay un montón de lugares diversos y fascinantes para ver e interactuar con ellos. Las misiones nocturnas son muy bonitas, potenciadas con el fantástico uso del HDR, y con la luz de la luna iluminando el entorno.

Nosotros lo hemos jugado en Xbox One X, donde se incluyen dos opciones gráficas: modo rendimiento (donde se priman los FPS y detalles gráficos, llegando a los 60 en la gran mayoría del tiempo) y el modo gráfico (4K/30FPS). Sin embargo, hemos encontrado ciertos problemas de rendimiento, sobre todo en áreas con mucha carga gráfica (zonas llenas de personajes o con muchos detalles), que provocan bajadas de framerate muy notorias. Podemos bloquear y desbloquear la tasa de frames también desde el menú de configuración. El juego cuenta con un doblaje en inglés a la altura y una fantástica localización al castellano, con subtítulos para los diálogos, y realizado fantásticamente por el equipo al que se le ha encargado la tarea.

Podemos concluir pues con que Hitman 2 es la evolución adecuada a la fórmula de Hitman. Es cierto que peca un poco continuista en su base, pero el número de características y añadidos incluidos en esta entrega, ayudan a crear una experiencia más gratificante y redonda que lo visto en su anterior juego. IO Interactive enlaza sus misiones con una narración contextual inteligentemente diseñada, aunque por desgracia sólo tendremos cinco misiones para disfrutarla, sin contar el prólogo de cinco a diez minutos de duración y que actúa como tutorial. Sin embargo, estas misiones son más grandes que nunca, con algunas llevándonos a jugar más de una hora para completarlas, y todas ellas incluyen una impresionante cantidad de formas de acabar con nuestros objetivos. Hitman 2 da en el blanco en esta ocasión, creando una secuela adictiva y muy ambiciosa en sus formas.

Hitman 2

69,99€
9

Gráficos

9.0/10

Sonido

8.8/10

Jugabilidad

9.5/10

Duración

8.5/10

Pros

  • Diseño de escenarios a otro nivel
  • Multitud de formas de llevar a cabo nuestros objetivos
  • El argumento ofrece nuevos detalles sobre el Agente 47
  • Alta rejugabilidad en las misiones
  • Gráficamente está a grandísimo nivel...

Cons

  • ...pero ofrece algunos problemas de rendimiento en Xbox One X
  • El final deja la sensación de ser un puente hacia la siguiente entrega
  • El movimiento del Agente 47 se hace algo tosco en ocasiones