Análisis de Hindsight 20/20: Wrath Of The Raakshasa para Xbox Series X

En el mundo de los videojuegos, por unos motivos u otros, hay ocasiones en las que ciertos miembros de un estudio abandonan la compañía para centrarse en proyectos personales. Estas decisiones nunca son fáciles y no siempre salen bien. En esta ocasión vengo a hablaros sobre el caso de la desarrolladora Triple-I Games y de su primer título Hindsight 20/20: Wrath Of The Raakshasa, el cual he podido analizar.

Antes de meterme en faena con el juego voy a hablaros un poco de sus creadores. Triple-I Games es un estudio independiente formado por un cuarteto compuesto por ex miembros de desarrolladoras como Bioware, Sucker Punch y Amaze Entertainment. Veteranos de la industria que han trabajado en grandes obras de la talla de Star Wars the Old Republic, Sly Cooper o The Legend of Spyro. De primeras, podemos pensar que esta colaboración habrá dado como resultado un juego de gran calidad, pero desgraciadamente, el título debut de este pequeño estudio ha acabado quedándose a medio gas.

Hindsight 20/20: Wrath Of The Raakshasa. Caballero errante

Empecemos hablando de su trama. La historia de Hindsight 20/20 nos pone en el papel de Jehan, un caballero con un solo brazo. Mientras el joven guerrero estaba cumpliendo un exilio autoimpuesto por el injusto asesinato de su padre, su ciudad natal es atacada por una infección que transforma a los humanos en Raakshasa. Estos mutantes sedientos de sangre ahora están arrasando con la ciudad de Champaner y acabando con los pocos supervivientes que quedan.

Jehan no soporta vivir con la culpa de no haber estado allí cuando su hogar más lo necesitaba y pasa años implorando a los dioses que lo envíen de regreso. Finalmente, los dioses responden a sus súplicas y nuestro héroe puede volver para enmendar su error.

Jehan

Es posible que la narrativa no sea demasiado original, pero está implementada por la mecánica de toma de decisiones que los desarrolladores han implementado en el juego. En cierta medida, hace que empaticemos más con su protagonista, haciéndonos elegir entre las diferentes opciones de los diálogos en función de cómo los personajes secundarios nos trataron en el pasado. Escoger entre diferentes líneas de diálogo nos abre diferentes caminos en la trama, podremos conseguir 10 finales diferentes. Además, en algunos casos cambiará levemente el comportamiento de los jefes a los que nos enfrentemos.

¿Muerte o misericordia?

Los combates en Hindsight 20/20 varían en función del arma que utilicemos. Por un lado, tendremos la via letal, con una espada que nos permitirá aniquilar brutalmente y de forma sorprendentemente sangrienta a todos nuestros enemigos. Pero también podremos aturdir y paralizar a nuestros rivales para que se rindan con una especie de bastón eléctrico, el camino “pacífico”. El uso de una u otra podremos decidirlo al inicio de los combates o durante ellos.

Ambas armas tienen un sistema de combos similar basado en el encadenamiento de golpes. Efectuar seis ataques normales consecutivos culminará con un último ataque fuerte automáticamente. Podremos mover el stick izquierdo mientras efectuamos estos movimientos para cambiar de enemigo si estamos rodeados.

Hindsight 20-20 combate

En la parte defensiva, el gatillo izquierdo nos permitirá bloquear acometidas o proyectiles si lo mantenemos pulsado. Cabe decir también que los proyectiles se pueden devolver golpeándolos con nuestra arma. Además, tendremos la posibilidad de esquivar, aunque esto consumirá nuestra barra de estamina y si se acaba no podremos contraatacar.

Por último, tendremos la posibilidad de realizar tres acciones especiales. La primera un ataque a distancia, que consistirá bien en lanzar la espada a modo de bumerang o bien en arrojar rayos con el bastón. Otro movimiento especial será un dash que podremos efectuar pulsando dos veces el gatillo derecho, el cual nos dará mayor movilidad para encadenar combos. El tercer ataque que podremos desencadenar será un poderoso ultimate que acabará al instante con todos los enemigos en una amplia área de acción. Todas ellas irán vaciando un contenedor de energía llamada Shakti. Para rellenarla y poder seguir efectuándolas tendremos que acabar con más contrincantes que nos darán puntos de Shakti.

Buenas ideas que, lamentablemente, se quedan a medias

A medida que jugaba al título de Triple-I Games cada vez me daba más cuenta de ello. Hinsight 20/20 tiene conceptos y mecánicas muy buenas, pero siempre se quedan rozando su máximo potencial. Como no estoy seguro de explicarme bien mejor os voy a exponer algunos ejemplos.

Mismamente, en el sistema de combate encontramos el primer problema. La idea entre alternar o elegir entre una via genocida o pacifista en el momento de los enfrentamientos está muy bien. Lo malo es que la diferencia entre niveles de poder y efectividad de un arma y otra es muy grande.

Hindsight 20-20 bastón

En mi caso, una vez que probé ambas me acabé decantando por la espada y no volví a usar el bastón eléctrico en toda la partida. La experiencia de luchar con una es mucho más satisfactoria que con la otra y esto llega a ser contradictorio si tenemos en cuenta el concepto que mencionaba al inicio del párrafo.

Respecto a la toma de decisiones, sí que afectan al desarrollo de la historia. Pero este cambio es tan a la larga que nunca queda claro cómo cambiará la narrativa al elegir entre una línea de texto u otra, hasta que no vemos las consecuencias.

El peor enemigo de Hindsight 20/20, la repetitividad

La dinámica del gameplay tampoco juega demasiado a su favor. Y es que estamos ante una aventura que se rige por un esquema basado en la exploración y las batallas. Y este se repite una y otra vez. Llegamos a una mazmorra, exploramos un poco, entramos en una zona de pelea, el escenario se cierra y empezamos un combate. No hay más. Bueno, quizá recolectar llaves para entrar a más combates.

Hindsight 20-20 puzles

Sí que es verdad que en ciertos niveles encontraremos varios puzles (bastante sencillos, todo hay que decirlo) y que las peleas de vez en cuando añaden algunas trampas en el entorno, pero en general se siente todo demasiado repetitivo. Ni siquiera los jefes finales consiguen brindarnos una experiencia demasiado diferente.

Aceptable en lo visual, deficiente en lo técnico

El apartado artístico de Hindsight 20/20 me ha parecido original. De primeras puede resultar extraño, puesto que no parece un juego de esta generación. Pero tiene un cierto simil a los primeros títulos 3D de Zelda como Majora’s Mask de Nintendo 64. La obra está enfocada en el universo en la filosofía hindú/budista. Sus escenarios están influenciados por la cultura de la India y el Medio Oriente, pero incorporando algunos elementos tecnológicos, una apuesta, como mínimo, interesante.

Hindsight 20-20 apartado visual

Lamentablemente no puedo decir lo mismo del apartado técnico. Aunque el diseño de los personajes esté bien hecho en estático son muy planos (especialmente en los NPC). Lo mismo ocurre con las animaciones y sus movimientos, dan la sensación de ser demasiado robóticos. Esto ocurre no solo en las peleas sino también en las partes de diálogo. Se presentan solamente con texto (que únicamente está en inglés) y sin voces. Además, su aparición en pantalla resulta tosca. En conjunto, todo esto unido a ciertos tiempos de carga molestos que ocurren al cambiar de zona nos deja una sensación de estar ante un proyecto final muy descafeinado.

En definitiva

Tras haber jugado a Hindsight 20/20: Wrath Of The Raakshasa me quedo con un sabor soso en la boca. Y es que, como he dicho antes, el primer título de Triple-I Games tiene muy buenas ideas que no ha sabido aprovechar bien y se han quedado rozando la superficie de su máximo potencial.

Es posible que uno de los mayores lastres de este juego es saber que detrás de él tenemos a ex miembros de grandes empresas creadoras de triples A. Esto (por lo menos a mi) me ha creado grandes espectativas que al final se han convertido en decepción. No obstante, cabe mencionar que estamos ante los comienzos del estudio y quizás, en el futuro, nos sorprendan con un producto más elaborado y no tan olvidable.

Hindsight 20/20: Wrath Of The Raakshasa

14,99 €
6

6.0/10

Pros

  • Historia interesante
  • Rejugable por sus diversos finales
  • Mecánicas interesantes...

Cons

  • ... pero no las sabe aprovechar bien
  • Gameplay muy repetitivo
  • A nivel técnico deja que desear
  • Exige tener un buen nivel de inglés, pues el juego solo dispone de ese idioma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.