Help Will Come Tomorrow promete mucho… pero cumple poco.

Con Help Will Come Tomorrow es que Klabater y Arclight Creations ponen al jugador a merced de una Siberia que hará lo posible por llevarse consigo a los pasajeros sobrevivientes de un accidente de tren, todo esto en el marco histórico de la Revolución Bolchevique. Traiciones, una trama nos haga pensar, mecánicas que enganchen o por qué no, una aventura atrapante de principio a fin, Help Will Come Tomorrow no es nada de esto y sin rodeos ha sido una experiencia de juego a la que no he logrado encontrarle el encanto, y vaya que me esforcé.

Eso de ir por la vida diciendo que todo es una mierda no va conmigo, y es que si hay un medio por el que guardo bastante respeto hacia sus creadores es el de los videojuegos. Lo curioso de este Help Will Come Tomorrow es que sin ser malo se hace evidente desde los primeros minutos de juego una falta de rumbo y de no saber a qué se quiere ir. No teniendo la verdad absoluta es que sí puedo afirmar una postura de la que no me puedo mover, este no es un videojuego pensado para consola y si desde el primer contacto te sientes rechazado por el videojuego es que no hay mucho más por comentar.

Para no quedarme en un texto de dos párrafos, y tras darme un descanso de dos días por lo agobiante que fue jugar a este título y comprender que la experiencia tradicional de estar tumbado en el sofá no le iba bien me animé a tomar la consola y llevarla al escritorio del ordenador, esto en un intento por crear unas condiciones ideales de juego. Vaya sorpresa la que me pude llevar, jugando de esta manera supere el confuso tutorial de cerca de 10 minutos sin necesidad de tener que empezar una nueva partida y saltarlo (como ya lo había hecho previamente),para ahora sí dar un veredicto final, nunca jamás un videojuego tiene que condicionar nuestra forma de juego y es que si los protagonistas se sienten agobiados a cada minuto que pasan en estas heladas tierras la sensación al momento de jugar no dista mucho de ello.

Con un sistema de juego que hace aleatoria la selección de cuatro personajes que harán parte del grupo de supervivientes es que cualquier intento de cogerle cariño a un personaje o que te lleguen a importar nunca llega a suceder. Se ofrecen tres modos de juego que priorizan dificultad sobre historia o historia sobre dificultad, y el tercer modo de juego que mezcla ambos aspectos. Es difícil describir la jugabilidad de Help Will Come Tomorrow y es que al final del día termina por quedarse en tierra de nadie, un videojuego de supervivencia a medias, una aventura narrativa a medias, un videojuego de gestión a medias. Algo imperdonable es lo poco que cuidado que es su control, jugar con el mando es incomodo y poco intuitivo.

El peso que cargará Help Will Come Tomorrow es dar a entender lo que no es, en un apartado artístico llamativo, una banda sonora que ambienta de maravilla y un contexto histórico prometedor es que nada termina por concretarse. Puedes esforzarte y dar lo mejor de ti para que los personajes salgan con vida y tomarte cada día y noche con toda la seriedad del caso, o bien, puedes saltar los días y terminar el videojuego en poco más de 10 minutos, y sí, digo terminar.

Como mucho, Help Will Come Tomorrow apela a ser un videojuego difícil, uno en el que el mayor logro y recompensa entre jugador y videojuego es la de llegar a un punto en el que controles los sistemas de forma mecánica sin pararte a pensar qué estás haciendo. No sé a qué público apunta este videojuego pero si de algo espero que pueda servir este corto texto es dejar muy claro a cualquier posible interesado que mejor dedique esas dos horas de juego a cualquier otra actividad. Desinstalado.

Help Will Come Tomorrow

5.9

GRÁFICOS

7.0/10

JUGABILIDAD

5.5/10

SONIDO

6.0/10

SONIDO

5.0/10

DURACIÓN / DIVERSIÓN

6.0/10

Pros

  • Apartado artístico llamativo.
  • La banda sonora cumple con ambientar.

Cons

  • El control de la interfaz y menús no está pensado para consola.
  • Los personajes no generan ningún interés.
  • La dificultad no cumple con el objetivo de retar, solo echa al jugar para atrás.
  • Motiva tan poco que casi invita a “romper” los sistemas de juego y terminarlo en 10 minutos.
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.