Cuidado con la gente que te observa en Happy’s Humble Burger Farm, son algo más mortíferos que un supervisor normal

Trabajar en una hamburguesería de dudosa calidad no es el mejor trabajo del mundo, pero si además nuestra vida corre peligro, apaga y vámonos… Aunque en la vida real hay locales donde va fauna de lo más variopinta, no se puede comparar con lo que encontraremos en Happy’s Humble Burger Farm. En este último trabajo de Scythe Dev Team y tinyBuild Games habrá que cocinar y preparar hamburguesas, pero además tendremos que resolver los fenómenos paranormales que suceden en la pequeña ciudad donde vivimos. Eso si, hagas lo que hagas, nunca enfades a Happy. Por tu bien.

¿Para llevar o tomar aquí?

En una primera instancia, Happy’s Humble Burger Farm puede parecer una simulador de cocina, aunque más adelante veremos que no todo será servir hamburguesas. Nosotros seremos un trabajador más dedicado a servir los platos solicitados por los clientes. Habrá tres tipos de variedades de hamburguesas, nuggets, patatas fritas, refrescos, galletas, etc. Claro que, como cabría de esperar, con cada día que pasa todo se vuelve más complicado: que si tirar la basura, controlar incendios, tener a raya a las ratas que se adentran en la cocina… Se arremolinan una serie de tareas que, de no cumplir, se traducirán en infracciones. Y tener muchas de estas penalizaciones puede suponer el enfado de la vaca Happy, con todo lo que ello conlleva.

¿Esto es una cámara oculta del jefe?

Es cierto que el juego es inquietante. Ya no sólo por la atmósfera que tiene New Elysian City, (la ciudad donde vivimos) sino por los fenómenos paranormales que suceden mientras estamos trabajando. Los muñecos decorativos que se encuentran en el interior de la hamburguesería se moverán cuando no nos demos cuenta (en esto recuerda muchísimo a Five Nights at Freddy). Aparecerá un cliente que se mueve como la niña del exorcista, las luces del establecimiento parpadean en según qué situaciones y otras rarerzas igual de grotescas que rompen con la rutina del restaurante. Para rematar, siempre estarás con la sensación de que te están vigilando dentro y fuera de tu lugar de trabajo. Vamos, una joyita de puesto…

A fichar y para casa…o no

Una vez que terminemos nuestra jornada laboral y fichemos, viene la otra faceta interesante de Happy’s Humble Burger Farm. Tendremos una gran urbe que explorar en busca de secretos y pistas que nos ayudena descubrir qué narices ocurre allí. Aunque al principio tendremos abiertos sólo un par de sitios (una cafetería, la clínica y alguna que otra tienda) según vayan pasando los días se irán abriendo nuevas zonas. Incluso alguna de ellas tendrán un jefe final al que derrotar para no acabar siendo la carne picada de nuestras hamburguesas.

Cabe decir que las mecánicas, el cambio de ritmo y los misterios que abundan por cada calle me parece bien. Hasta las típicas cintas de audio que en otros juegos siempre “pasamos” de escuchar, aquí cobran un cáriz muy especial. Lástima que la exploración se sienta un poco pesada. Tenemos que ir andando (o corriendo) a todos los lados, y eso puede hacerse lento. Me ha pasado que por el tedio que supone recorrer cada calle, al final vaya directo al apartamento donde descansar y esperar a ver qué sucede al siguiente día. Pero bueno, viendo el lado positivo, nadie te obliga a verlo todo en el mismo turno, y al final cada usuario puede prolongar la campaña el tiempo que quiera imponiendo su propio ritmo. Lo que en teoría dura unas tres o cuatro horas puede extenderse algo más si queremos tomarlo con calma.

Disfruta de las aristas de tu hamburguesa

Gráficamente no meha parecido mal. Tiene ese aire poligonal retro mezclado con la nieve típica de los primeros televisores que le aporta un toque especial. Ayuda a sentir más agobio, y un pasillo cualquiera puede convertirse en un tramo donde miraremos todo con mil ojos. Puede que lo peor sean los personajes, clientes y en general, cualquier otra criatura que aparece en Happy’s Humble Burger Farm. Las animaciones son reguleras y puedo aceptarlas por el contexto nostálgico que he comentado, pero se repiten muchas caras y no hay interacción directa con nadie, ni siquiera con nuestro “mejor amigo”.

Conclusión de Happy’s Humble Burger Farm

Scythe Dev Team y tinyBuild Games han sacado una propuesta muy original que combina perfectamente las partes de simulador de cocina con otras de terror y exploración por la ciudad. Hay toda una vida laboral que completar y una ciudad que recorrer buscando las pistas que nos saquen del misterio que nos rodea. Todo ello realizando unas rutinas que no acaban de ser tan “rutinarias” debido a los pequeños fenómenos paranormales que iremos encontrando. Si te gustan los títulos de miedo, y quieres algo que se salga del esquema habitual, échale un vistazo a la nueva vacante disponible en la hamburguesería de New Elysian City . Eso sí, cuidado con la vaca Happy. Si se enfada puede ser el final de tu trabajo. Y de tu vida.

Happy’s Humble Burger Farm

19.99€
6

Nota Final

6.0/10

Pros

  • La rutina tiene sus contratiempos interesantes curiosos
  • Buena implementación de simulador de cocina y juego de exploración con terror
  • El ritmo de la aventura lo marcas tú

Cons

  • La exploración por la ciudad se hace lenta
  • Falta mayor interacción con los NPC´s
  • Aunque es retro intencionadamente, algunas animaciones son demasiado toscas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.