Análisis de Grid para Xbox One, precisión al volante con sabor a viejo conocido

Hoy toca abrocharse los cinturones, regular bien los retrovisores y ajustar el asiento, porque vamos a hablar de Grid. Codemasters nos trae una nueva entrega del simulador de carreras Grid, y esta presenta un sabor ya conocido, pero que resulta agradable al paladar y disfrutable a los mandos. Pues con los recursos más corrientes se puede crear un buen producto.

Grid es ante todo un juego de carreras, y como tal nos propone circuitos del mundo real muy bien representados y llenos de detalles icónicos. Desde las típicas casas de la Havana, pasando por los edificios sin fin de Shanghai y derrapando por la plaza España de Barcelona, Grid es capaz de darnos una vuelta por el mundo sin salir del salón. Cabe destacar, que si bien no es un juego con un apartado gráfico que marque un top generacional, si es capaz de cumplir con una presentación visual agradable y sin recortes agresivos. No es fácil competir con el despliegue técnico de Forza.

Grid es capaz de darnos una vuelta por el mundo sin salir del salón

Para recorrer los circuitos del juego tenemos a nuestra disposición un buen elenco de vehículos. Una vez más no estamos ante los centenares de coches que ofrece la saga de conducción de Xbox, pero eso quizás simplifica la toma de decisiones. Pues en el modo carrera podemos correr en diferentes modalidades y potencia. De esta forma debemos ir superando las carreras con un bronce mínimo para desbloquear el siguiente evento de la serie hasta llegar al colofón final.

Cada serie se especializa en un tipo de vehículo, como los míticos Muscle americanos, los GT, los urban o los bólidos de Fórmula 1. Además, tras superar los suficientes eventos podremos comprar vehículos más potentes y acceder a nuevas pistas. La diferencia entre categorías de motor es palpable y se siente como conducir algo totalmente diferente. No solo eso, sino que el cambio entre especialidades también varía las físicas y sensación al volante. Por lo que, aunque siempre estamos a los mandos de “un coche” nunca se sienten dos iguales, y esto lleva al placer de descubrir que tipo de coche es nuestro favorito.

La diferencia entre categorías de motor es palpable y se siente como conducir algo totalmente diferentes

La físicas realmente están bien llevadas. Probablemente no llegan al nivel de exigencia y realismo cruel de Dirt, pero consiguen una sensación satisfactoria y divertida. Cada frenada, giro y adelantamiento cuenta, pues pasarse de frenada o acelerar más de la cuenta pueden acabar con nuestro coche dando vueltas de campana. El nivel de exigencia es asumible en todo momento, aunque se puede editar desde el menú para acrecentar o simplificar la dificultad.

Todo este despliegue de interacciones entre el asfalto y nuestro vehículo vienen acompañadas de cambios en el clima y el escenario que alteran notablemente toda la conducción. Realmente hay que tener mucho cuidado cuando la lluvia arrecia, pues no sería la primera vez que acabo fuera de pista o peor, con el coche inservible.

En Grid las colisiones tienen efectos colaterales más allá de la factura del taller, pues la conducción agresiva se penaliza. Golpear brusca o repetidamente a otros pilotos puede convertirlos en nuestros némesis durante la carrera. Esto hace que incrementen su agresividad cuando están cerca nuestro e incluso nos saquen de la pista si tienen la oportunidad. Sin embargo siempre podemos contar con la rivalidad sana de otros pilotos o la ayuda de nuestro equipo.

En Grid las colisiones tienen efectos colaterales más allá de la factura del taller

La interacción con otros conductores tiene tantos desventajas como beneficios. Asimismo es importante contratar los mejores pilotos posibles para nuestro equipo a la par que superar a los rivales en las carreras para mejorar la experiencia y recompensa monetaria al final de cada carrera. Por otra parte los némesis pueden implicar gastos innecesarios en chapa y pintura y un potencial handicap extra en la carrera pero… ¿Y lo divertido que es embestir al que se te cruza…?

Como la mayoría de juegos modernos, Grid tiene un sistema de niveles. Mediante la experiencia ganada en cada carrera subimos de nivel y ganamos acceso a nuevos vehículos, pilotos para contratar y elementos cosméticos. Aunque la personalización no es demasiado elevada, el juego presenta sets de vinilos y colores personalizables para nuestros coches. Asimismo podemos editar el nombre de nuestro piloto, de nuestro equipo e incluso el logo de nuestro avatar. Los vehículos también pueden personalizarse a nivel de de motor, pero no cambiando piezas, sino ajustando sus prestaciones desde la puesta a punto.

Aunque la personalización no es demasiado elevada, el juego presenta sets de vinilos y colores personalizables

Fuera de la vorágine del modo carrera disponemos de un modo libre para explayarnos en nuestros circuitos favoritos sin la presión de competir y sumar puntos en una serie de carreras. Pues algunos de los eventos tienden a alargarse en colecciones de 3 o 4 carreras largas que en su cómputo total nos pueden robar 30 minutos perfectamente. Por lo menos tenemos un amplio repertorio de circuitos con múltiples rutas en muchas ciudadades diferentes, sin embargo da un poco la sensación de dar vueltas por los mismo sitios constantemente.

En cuanto a las opciones multijugador, Grid ofrece un modo competitivo online. En este la premisa es sencilla, mediante una sala creada por nosotros mismos o buscando una ya iniciada, podemos participar en carreras en línea de hasta 16 jugadores. Como he jugado en acceso anticipado ha sido toda una odisea llegar a probar el modo online en los horarios de los que disponía. Sin embargo todo se resume en competir en categorías diferentes contra conductores reales para poner a prueba nuestra habilidad al volante. Por suerte, como se trata de un simulador, es más difícil toparse con gente que conduzca descuidadamente porque eso se paga con personalizaciones severas.

En definitiva Grid es un buen juego de simulación sin ser en extremo exigente. El título dispone de una cantidad de pistas y vehículos decentes para divertirnos una buena temporada además de lugares icónicos para pilotar. Aunque a la larga puede saber a poco y volverse un tanto repetitivo, siempre tenemos la opción de ponernos al volante en el modo online para probar nuevos retos. ¿Cuál es vuestra categorías de vehículo favorita?

Grid

69.99
8.4

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Duración/Diversión

9.0/10

Pros

  • Físicas muy conseguidas
  • Sensaciones diferentes en cada vehículo
  • Buena variedad de categorías
  • Dificultad personalizable

Cons

  • Puede resultar repetitivo
  • Gráficamente algo justo
  • Eventos excesivamente largos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.