Rockstar de la mano de Groove Street Games remasteriza tres de sus juegos mas icónicos de la saga Gran Theft Auto en un trabajo que no ha dejado indiferente a nadie.

A día se hoy, la marca Rockstar Games en la industria del videojuego es sinónimo de éxito y calidad. Grand Theft Auto V es un fijo en los top ten de ventas desde hace años, semana tras semana. Pero, antes que él, los tres juegos remasterizados que hoy analizamos tuvieron buena culpa de lanzar a Rockstar al estrellato.

GTA 3, GTA Vice City y GTA San Andreas fueron tres videojuegos que marcaron a generaciónes de jugadores y que dieron lugar a ríos de tinta alabando sus virtudes y también avivando polémicas en torno a sus temáticas. Tres juegos que son leyenda de este precioso medio de entretenimiento.

Por ello, cuando se filtró la existencia de la remasterización de los mencionados títulos, con la confirmación de Rockstar días mas tarde, los jugadores no pudimos esconder nuestra alegría. No obstante, como veremos a continuación, no todo ha sido color de rosa vice city para una parte de la comunidad. Grove Street Games han sido los encargados, como en otras ocasiones, del trabajo de remasterizado y adaptación a las nuevas consolas, bajo la garantía de Rockstar Games.

Pero ¿habrán sido capaces de mantener la esencia de estos emblematicos videojuegos al mismo tiempo que los adaptan a las nuevos tiempos? Vamos a descubrirlo en nuestro análisis de Grand Theft Auto: The Trilogy – The Definitive Edition

Tres joyas ahora al alcance de todos

A estas alturas, después de haberse escrito tanto sobre cada uno de estos juegos, es casi redundante entrar a detallar sus tramas, aunque, siempre conviene recordar el porque de las leyendas. Además, estamos ante una remasterización, es decir, no se han rehecho desde cero, sino que se han adaptado a las consolas actuales.

Podrémos disfrutarlo tanto en la nueva generación con Xbox Series y Ps5, como en la anterior, con Xbox One y PS4, contando además con una versión para Nintendo Swicht y Pc.

Grand Theft Auto 3

Liberty City se sentía viva. Amanecía y anochecía y el tiempo cambiaba. La radio no paraba de emitir temazos y chascarrillos de lo más ocurrente. Todo ayudaba a hacer más divertidas las aventuras de nuestro protagonista, Claude Speed, en sus andanzas por los bajos fondos de la ciudad.

Un atraco al Liberty City Bank donde Claude era traicionado por su compinche Catalina, la cual le disparaba a sangre fria, daba pie a la aventura. Esté se recuperaba y en su traslado a la penitenciaría se vería libre tras toparse con una operación de rescate para otro de los reos. Un golpe de fortuna que le llevara a volver a tener que empezar en una ciudad repleta de oportunidades para aquellos dispuestos a mancharse las manos.

Está era la premisa de una experiencia que se mantiene divertida y absorbente con el paso del tiempo, más allá de que a día de hoy, sus misiones se nos antojen más simples y menos originales de lo que las recordabamos.

Grand Theft Vice City

Bienvenidos a los locos años 80. La década de las melenas, los excesos y los trajes en colores pastel, llega la historia de un hombre que ascendió a lo más alto del mundo del crimen. Así empieza la aventura de Tommy Vercetti , que verá truncada una fácil negociación de drogas y se verá obligado a recuperar el dinero y la droga, en lo que le llevará a una escalada hacia lo más alto del escalafón criminal.

GTA Vice City nos trasladaba a una historia que transcurría entre neones, playas, excesos y traición, con múltiples referencias a películas como Scarface. Una ambientación de lujo inolvidable para los jugadores de la época que crecieron con Miami Vice o las ambiciones de poder de Tony Montana.

Ya se experimentaba una mejora jugable, y un mejor acabado gráfico que en GTA 3, con una ciudad más viva y atractiva que nunca, y un concepto de libertad que seguía subiendo peldaños. Vice City, la ciudad del vicio jugón.

Grand Theft Auto San Andreas

Volveremos a ponernos en la piel de Carl Johnson, más conocido como C.J. en GTA San Andreas, viviendo de nuevo su vuelta al barrio tras un tiempo de barbecho social en Liberty City. La muerte de su madre en extrañas circunstancias y la debacle de su antigua banda darán pie a una aventura que se extiende por las tres grandes ciudades de los Santos, San Fierro y las venturas y varias zonas rurales de por medio.

Esta tercera entrega culminó el trabajo de las dos anteriores, redondeando las parcelas donde Vice City y GTA 3 podían haber flojeando más, como la narrativa o la jugabilidad, e introduciendo nuevas mecánicas jugables, resultando en un producto que, aún a día de hoy, es difícil de replicar en muchos aspectos.

Aunque sus predecesores ya había contribuido a ello, GTA San Andreas fue la guinda de un pastel que redefinió un género. Montones de cosas por hacer, empleos y ocio en forma de divertidos minijuegos y hasta relaciones sentimentales. Incluso el tunning, las carreras y el baile tenían cabida en la este juego. El concepto de mundo abierto y libertad alcanzaba otro nivel.

Jugabilidad Remozada

El apartado jugable es una de las áreas más importantes y susceptibles de mejora de esta remasterización. Es cierto, que para los nuevos jugadores que accedan a estos títulos, la jugabilidad original podría resultar un tanto áspera, sobre todo en Vice City y GTA 3. Pero, también es cierto que alterar demasiado este apartado podría alejarlos de las divertidas sensaciones que nos transmitieron en otro tiempo. Por ello, Rockstar ya menciono que aunque introduciría cambios, mantendrían la esencia clásica que los hizo grandes.

Como resultado, hay ligeras novedades que agilizan la interacción de jugador sin cambiar los orígenes jugables. Se ha introducido la ruleta que veíamos en GTA V para cambiar de armas y accesorios, se han agilizado los menús y se han introducido puntos de control. Podremos por otro lado mejorar algunos aspectos como el tamaño de los subtítulos, o incluso modificar la puntería, característica a tener en cuenta para afinar el combate y hacerlo mas interesante al jugador.

Habrá jugadores que echen de menos cambios más profundos en la jugabilidad, pero esto hubiese alterado demasiado la esencia de estos clasicos, alejándolos de las pretensiones de hacer una mera remasterización más amable a nuestros días, donde se busca sobre todo ser más amable con la vista que con el tacto. Un aspecto a destacar en los retoques jugables es la posibilidad de personalizar el apuntado libre en el menú de opciones. Ahora también se hace más fácil apuntar desde el vehículo, moviendo con el joystick la dirección del apuntado. Los controles se sienten más accesibles y actualizados con cambios como estos.

Técnicamente mejorable

La parcela técnica ha sido el punto más controvertido de esta remasterización. Pese a que en mi experiencia a los mandos no me he topado con errores graves ni glitches, no me son ajenas las quejas de la comunidad y los reportes de multitud de errores en este sentido.

Los más acuciados son los bajones de rendimiento, los cuales si he sufrido en los tres títulos. Junto a ello algunos glitches y bug que empañan el apartado gráfico desencadenando en texturas de aspecto cuestionable. En otros casos e el resultado del propio diseño de remasterizado en los modelados de algunos NPCs el que no acaba de convencer.

Tales han sido estos reportes, que la propia Rockstar ha salido a la palestra, excusandose por los errores y prometiendo un arduo trabajo en forma de parches para mejorar la experiencia. De hecho, en el momento en el que se publica este análisis, ya ha parecido un primer gran parche de actualización que corrige muchos de estos errores reportados y modifica algunos efectos visuales, como por ejemplo, el suavizado de la lluvia.

Es difícil entender como se han podido cometer estos fallos, pues más allá de que el trabajo este realizado por Grove Street Games, sabemos que Rockstar es garantía de calidad en este sentido. Pero tampoco conocemos hasta qué punto Grove Street Games se ha topado con dificultades técnicas a la hora de meter bisturí, teniendo en cuenta los años de estas obras.Lo que parece claro es que hay un compromiso por hacer las cosas bien, y eso se agradece.

Ciudades que lucen mejor que nunca

Por otro lado, ni mucho menos los juegos son injugables. Nada más lejos de ello. Estamos ante tres grandes obras disfrutables de principio a fin, cuyo lavado de cara deja postales en ocasiones realmente bonitas para los más nostálgicos. La nueva iluminación mejora mucho el aspecto de la ciudad, y las mejoras gráficas suavizan multitud de texturas, dándoles un acabado acorde a nuestros tiempos.

Cabe destacar, y es entendible, que ciertos modelados, como los de algunos coches, luzcan algo simples o “cuadrados” y con poco detalle. Pero, siempre hay que tener en la retina las limitaciones de la época y no dejar que nuestra idealización de estos grandes juegos nos nuble el juicio. Grand Theft Auto 4 y 5 nos dejaron unas sensaciones tan increíbles en estos modelados, que cuesta echar la vista atrás sin remilgos.

Porque si, queridos lectores, muchos de los que disfrutamos estos juegos en su momento guardamos un recuerdo romántico de ellos, pero no hay que olvidar que son juegos con más de 15 años. Rompieron las limitaciones de la época, pero mucho ha llovido desde entonces, y al enfrentarnos a ellos podemos llevarnos una sorpresa al contraponer la realidad con el recuerdo. Lo que si os aseguro, más alla de las impresiones visuales, es que siguen siendo tan divertidos e inmersivos como antaño, y te atrapan sin remedio.

“La vida es una lenteja, o la tomas o la dejas”

Donde no hay peros es en el ámbito sonoro. Pese a haber perdido algunos temas musicales por el camino, la banda sonora de los tres juegos sigue siendo sublime, con canciones para el recuerdo del jugador que perduran en la memoria. Montones de temas reales licenciados nos esperan en las sintonías de las radios de Liberty City, San Andreas y Vice City con los presentadores más locos y carismáticos.

Y si el apartado musical es tan espectacular como lo recordabas, los doblajes no flojean ni un ápice. El sello Rockstar en este apartado sigue intachable con el paso de los años, y el esfuerzo puesto sigue siendo tan sobresaliente como lo era en su día.

Voces en inglés interpretadas de forma soberbia y subtituladas al español, y multitud de acentos por el camino. Destacar que podremos cambiar el tamaño de los subtítulos para mejorar nuestra experiencia visual si lo necesitamos. Ojo, y mucha atención a la radio y sus reporteros, son una divina comedia.

Conclusión

Grand Theft Auto: The Trilogy Edition es una muy buena forma de re jugar estos clásicos de culto. Pero, es cierto que el dispendio técnico no ha sido todo lo bueno que cabría, y esto puede repercutir en la forma que los nuevos jugadores se acerquen a experimentar juegos con más de quince años a sus espaldas. Sin embargo, desde Grove Street Games y Rockstar ya se han puesto manos a la obra para mejorar la experiencia. Lo que sí está claro, es que GTA 3, GTA Vice City y GTA San Andreas son tan divertidos y adictivos como lo eran antaño, y te atraparan sin remedio en sus excesos y disparatadas aventuras. Una factura musical impecable y una jugabilidad con retoques redondean un producto, que de haber tenido más trabajo en lo técnico habría sido una magnifica oda a la nostalgia jugona.

Grand Theft Auto: The Trilogy - The Definitive Edition

59.99 euros
8

Valoración

8.0/10

Pros

  • La iluminación y el nuevo remozado gráfico se dejan notar en el aspecto de las ciudades
  • Tres juegos icónicos que siguen siendo tan divertidos como el primer dia
  • Se han habilitado algunas novedades jugablesnque facilitan su accesibilidadbles
  • El aspecto musical sigue siendo sobresaliente

Cons

  • Errores gráficos y glitches por pulir
  • Bajadas de framerate que empañan el rendimiento
  • Se han perdido algunos temas musicales por el camino
  • Algunas decisiones visuales en los modelados no acaban de lucir bien

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.