Han pasado muchos años, pero el guerrero de calzones de corazones sigue peleando en Ghost´n Goblins Resurrection

Me acuerdo de mis años de juventud yendo a los salones recreativos. Había máquinas con una dificultad “aceptable”, donde podías estar tu buen ratito disfrutando del juego de turno, y luego había máquinas endemoniadas, donde las monedas caían sin parar. Una de estas recreativas que sólo los mas valientes eran capaces de retar era Ghouls’n Ghost. Las aventuras de Sir Arrhur no dejaban a nadie indiferente, y sólo pasarse la primera fase era todo un logro. Pues bien, 36 años después, la saga resurge de nuevo de sus cenizas gracias a Ghost’n Goblins Resurrection, una nueva iteración que bebe directamente de las entregas originales, pero aporta su puntito de novedad que iremos desgranando en estas líneas. Prepara tu lanza, y ya de paso tus reflejos, porque los demonios no dan tregua.

La historia se repite

Ghost’n Goblins Resurrection se trata de todo un homenaje a la franquicia, adaptado a los tiempos modernos. El título conserva todo lo que hizo grande a la serie: las armas tan distintivas, la música pegadiza, niveles desafiantes y los calzoncillos de corazones de nuestro protagonista, por supuesto. Nuestro objetivo, como no podía ser de otra manera, se basa en rescatar a la princesa de las manos de Astaroth, y para ello deberemos surcar cementerios, catacumbas y llegar hasta el mismo infierno para recuperar a nuestra amada. Una gesta sólo para aquellos cargados de paciencia y habilidosos con el mando, porque los enemigos no mostrarán piedad a nuestro paso.

Difícil no, lo siguiente

Y estoy recalcando mucho el tema de la dificultad no por tirarme un triple. De verdad que el juego es muy difícil. Mucho más que propuestas más recientes como Slain: Back From Hell, Cuphead o Valfaris, los cuales tuve el lujo de completar y analizar. Por suerte, en Ghost’n Goblins Resurrection tendremos cuatro niveles de dificultad (el mas fácil sirve casi como modo de tutorial, ya que no desbloquea todas las fases). Pese a esas variables en su dificultad, nos va a tocar sudar y eso que tendremos vidas infinitas y checkpoints en cada tramo de las pantallas. Aunque como siempre pasa, después de varios intentos y aprender rutinas o patrones, una se va adaptando al ritmo del título.

¡A las armas!

Para luchar contra las hordas del mal que han raptado a nuestra querida, nuestro reluciente caballero tendrá varias armas a su disposición. Serán 8 los artefactos que nos podremos encontrar por el escenario. Desde la clásica lanza o la daga, pasando por otras más novedosas como el martillo, el disco volador o una bola que aplastará a cualquiera que ose ponerse en su camino. Elegir bien el arma será crucial dependiendo de la zona, al igual que pasa con las invocaciones y habilidades extra que iremos adquiriendo.

En busca del maná perdido

Sí, habéis leído bien. En Ghost’n Goblins Resurrection podremos utilizar magias e invocaciones como nunca antes lo habíamos hecho. Sir Arthur podrá convertirse en una bola gigante, invocar al Rey de los Batracios, obtener un doble que nos ayude o incluso revivir si caemos en batalla. Para optar a todo eso, no nos quedará otra que recoger unas hadas que pululan por el escenario. Os podréis imaginar que su ubicación en la mayoría de las veces suele ser puñetera… Cuando tengamos varias hadas, podremos visitar el árbol de los orbes y personalizar a nuestro caballero con las habilidades que mejor encajen con nuestro estilo de juego.

Si bien no me quejo de la dificultad (pese a que hay momentos muy desequilibrados), el tema de las magias no acaba de funcionar. O al menos no acaba de funcionar conmigo. Supongo que en una primera vuelta, como he hecho, su presencia es algo banal, y salvo un par de habilidades el resto pasan más desapercibidas. Sin embargo, en la segunda o tercera vuelta (vaya, que sorpresa) la mejora de estas magias sí que nos pueden salvar de un buen apuro.

Se abre el telón y aparece un esqueleto

Hay personas que posiblemente se muestren reticentes con el cambio gráfico. Ghost’n Goblins Resurrection ya no cuenta con un estilo pixel-art como recordamos. En su lugar, tenemos un dibujado a mano con animaciones algo toscas. Como si fueran marionetas, aunque no de manera tan descarada. Eso no influye para nada en su jugabilidad. Sir Arthur sigue teniendo esos saltos toscos, es falta de precisión con su disparo y todo el set de animaciones que conocemos de anteriores entregas.

Visualmente, aunque es un cambio significativo respecto a otras entregas, no desentona para nada con la ambientación del juego. Es más, hay pantallas a las cuales le sienta genial este lavado gráfico, y zonas con hielo o lava se benefician, bajo mi opinión, de este diseño. Mención especial cuando terminamos la primera vuelta y arrancamos la segunda, donde se potenciarán los recursos como la iluminación o efectos de partículas con el único fin de hacernos la vida más difícil.

No me seas fantasma

Por último, tenemos que hablar de la mano salvadora que os va a echar un cable. De un ángel de la guarda cargado hasta los dientes de munición. Sí señoras y señores; por primera vez en la saga, tenemos cooperativo (local) donde apoyarnos en un amigo y repartir estopa en compañía. Una alianza que se nota muchísimo y que reduce la dificultad debido a las ayudas que puede ofrecer el segundo jugador.

En este caso, el segundo jugador manejará a los Tres Sabios. No es que manejemos a los tres a la vez, sino que iremos alternando unos con otros, cada uno con su habilidad y ataques característicos. Podremos atacar, coger de las manos a Sir Arthur y llevarlo volando a otra parte del escenario (como hace Tails con Sonic) o incluso invocar un escudo a prueba de ataques. El concepto “echar una mano” cobra muchísimo sentido en esta cooperación, y de verdad que se nota mucho la ayuda si ambos jugadores se ponen de acuerdo.

Conclusión de Ghost’n Goblins Resurrection

Capcom ha vuelto a “resucitar” a su caballero más valiente para que rescate a la princesa de turno. Por supuesto, aquí la historia es lo que menos cuenta, ya que cualquier persona que se adentre en Ghost’n Goblins Resurrection sabe que lo hace por el desafío. Un reto a prueba de jugones débiles que implicará precisión, paciencia y conocimiento de los patrones que el propio nivel te marca.

De primeras parece que el juego se ha suavizado debido a un aspecto visual más colorido, como si se tratara de una obra de teatro con marionetas debido a los movimientos de los personajes. También cabe pensar que es más fácil por los checkpoints y las vidas ilimitadas que poseemos. Pero os aseguro que sudaremos de lo lindo. Más aún si queremos completar una segunda vuelta o conseguir todos los coleccionables de cada nivel. Por suerte, tenemos un modo cooperativo que “rompe” con el encanto de la dificultad, pero nos brinda momentos muy chulos junto con un amigo.

A simple vista no parece una continuación digna de la saga Ghost´n Goblins, pero cuando nos adentramos más a fondo en él, vemos que la esencia sigue ahí. Que la nostalgia no os cierre en banda pese a que no sea un juego pixelado “like the old times”.

Si estáis interesados en esta propuesta de Capcom, podéis adquirir el juego en la Store oficial de Xbox pinchando aquí.

Ghost'n Goblins Resurrection

29.99€
7.5

Nota Final

7.5/10

Pros

  • Inspiración total de los clásicos de la saga
  • Gran variedad de fases y muy rejugables
  • Modo cooperativo

Cons

  • La curva de dificultad es algo irregular
  • Las magias no acaban de encajar conmigo
  • Algunas armas no responden tan bien como otras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.