Antes de empezar este análisis de Fortified dispón tus defensas, prepara tus armas, coordinate con tus amigos y grita conmigo…”Por la horda!!!”

La propuesta de Fortified (Xbox One) no es nueva, ni innovadora. A decir verdad no lo pretende. Esta mezcla entre Tower Defense y shooter en tercera persona ya la vimos en Iron Brigade o en el modo horda de Gears of War 3. Pero posee virtudes suficientes como para, sin grandes pretensiones, proporcionar horas de diversión por un ajustado precio.

La primera de esas virtudes salta a la vista y es una acertadísima estética, basada en los comics americanos de mediados del siglo pasado. La ambientación retrofuturista y la fiebre OVNI vivida en esos años hacen el resto, plagando el juego de robots y alienígenas de toda clase y de todo tipo de armas imposibles. Ciertamente el juego llamó mi atención por su puesta en escena y estética general, aunque por supuesto esto es un aspecto absolutamente subjetivo. Lo que no es subjetivo es afirmar que los canadienses ClapFoot, responsables de Fortified, han sabido diferenciarse con esta estética de otros juegos con premisas similares.

fortified__1

La mecánica de juego de Fortified es sencilla de explicar: es un shooter en tercera persona en el que debemos defender un cohete de diferentes oleadas de enemigos, para lo cual podremos desplegar en el mapa distintos tipos de estructuras como torretas, cañones, ralentizadores… Como véis una base sencilla, pero que ha demostrado en otros juegos funcionar a la perfección. Pero para que esto ocurra hay que darle al jugador algo más, herramientas que hagan que la experiencia del juego valga la pena y no aburra a las pocas partidas. Y de verdad que Fortified lo hace no sé si a la perfección, pero sí con una sencillez y eficacia dignas de elogio.

Para empezar con lo más obvio hay que decir que el juego nos ofrece cuatro clases diferentes: Captain, Rocket Scientist, Spaceman y Agent. Cada una con sus armas propias (algunas comunes), su habilidad especial y diferentes estructuras para colocar en el mapa. Así por ejemplo Spaceman desbloquea armas y estructuras orientadas a congelar a los enemigos o Captain se especializa en desplegar tropas a las que dar ordenes sencillas. 4 clases bien diferenciadas a las que iremos proporcionando nuevo equipamiento a medida que vayamos jugando y ganando puntos de experiencia, por lo que podremos jugar bastantes horas si queremos desbloquear el arsenal de todas ellas. Combinar los poderes y arsenales de las clases se desvelará como algo esencial para tener éxito en el juego cuando juguemos de forma cooperativa.

fortified-review-boss

Y es que esa es la esencia del juego, el cooperativo online. La campaña puede jugarse en solitario o de forma cooperativa, pero no dejan de ser pantallas aisladas en las que defender nuestra base. Por supuesto la dificultad va creciendo en los 12 niveles de los que dispone, aumentando tanto el número de enemigos como el número de cohetes que debemos defender en el mapa. Por ello personalmente se me antoja imposible completar el juego en solitario, incluso en el nivel de dificultad normal. El habitat natural del juego es el online, y lo cierto es que funciona de maravilla. Podemos crear partidas cooperativas privadas o públicas, dejando abierta la posibilidad de que se nos una cualquier persona y nos ayude a aniquilar a esos malditos aliens. Además podremos unirnos a partidas públicas de otras personas para asegurarnos tener compañeros en la batalla, aunque la inclusión de algún filtro para buscar partidas solo en determinados niveles le habría caído muy bien al juego. Cómo muy bien le habría sentado un modo a pantalla dividida, pero si se lo hemos pasado por alto a juegos de presupuesto millonario… ¿debemos penalizar a un proyecto modesto por dejar de lado el cooperativo local?

Fortified-Players

Como he dicho su fuerza radica en el cooperativo online, mostrandose un juego tremendamente divertido y una base excelente para formar nuestras estrategias en grupo. Decidir en conjunto qué construcciones despliega cada uno o qué zona conviene fortificar más convierte los momentos entre oleada y oleada en una de esas experiencias cooperativas que van más allá de lo jugable.

Además del modo campaña tenemos un modo Supervivencia, en el que cual recibiremos oleadas de enemigos con distintos modificadores (escudos, extra de daño…) en un solo mapa en el que intentaremos aguantar el mayor número de rondas posibles.

Gráficamente el juego cumple para ser un indie, mostrando sobre todo una gran solidez en el entorno y algún sorprendente efecto de luz y sombras. Pese a ello el acabado no es todo lo bueno que podría ser, dandonos la sensación de que nuestros héroes están hechos de plástico y mostrando en ocasiones cierta confusión en pantalla (apostaría a que la resolución del juego no llega a los 1080p). A su favor hay que decir que, pese a las tanganas que se montan, no hemos apreciado ningún tipo de tirón ni ralentización lo que nos hace pensar que esta era la premisa principal de sus desarrolladores.

fortified-review-pc-500089-13

El apartado sonoro presenta luces y sombras, ya que aunque en general se crea un ambiente convincente, nada vacío y tenso, no es capaz de hacerlo en favor de la jugabilidad. No puedo dejar de pensar en Gears of War, cómo en el modo horda escuchar un sonido ya me hacía saber que tenía un enemigo cerca e incluso qué enemigo era. En Fortified hay enemigos que emiten sonidos pero no consigue en ningún momento ser una pieza importante en el engranaje jugable. Pese a ello como digo es correcto este apartado, con algunas voces (en inglés) y un tema musical principal (de las escasas melodías con las que cuenta el juego) que me ha gustado muchísimo.

Otra de las pegas del juego puede ser el idoma, ya que los textos vienen completamente en inglés. Es cierto que el modo historia es poco menos que irrelevante, pero el idioma puede suponer un obstáculo a la hora de entender las descripciones de las armas o estructuras que vayamos a desbloquear.

En definitiva Fortified da exactamente lo que promete, acierta en la mayoría de sus decisiones y presenta una estructura de juego que puede dar muchas horas de diversión. Se me ocurren decenas de ideas que podrían completar la experiencia de Fortified, pero quizás uno de los puntos fuertes de su jugabilidad sea su sencillez. No existen en el catálogo de Xbox One muchos juegos que se le puedan asemejar, por lo que los 15€ que cuesta en el bazar digital son una inversión recomendada para los amantes del género en especial si cuentan con algún amigo con el que jugar. Eso sí, la inclusión de un modo a pantalla partida habría sido la guinda para un pastel que se disfruta solamente con amigos.

 

OPINA EN NUESTRO FORO!!

Puntuación
Gráficos
72 %
Sonido
70 %
Jugabilidad
88 %
Duración/Diversión
85 %
Compartir
Artículo anteriorOverwatch — Preview 2ª Fase Beta Cerrada
Artículo siguienteNuevo video de The Technomancer

Mi camino de Amstrad CPC a Xbox One es un looping de Greenhill. Viento negro, fuego y acero. ESCUCHA EL PODCAST!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here