Analizamos Fear Effect Sedna en su versión para Xbox One

Después de conseguir un cierto éxito con las dos primeras entregas y que su continuación quedara en suspensión, Square Enix decidió revivir esta saga que mezcla estrategia en tiempo real con acción protagonizada por Hana y Rain recaudando fondos en la plataforma Kickstarter. Una barrera que consiguió superar y que ahora podemos disfrutar en Xbox One, PC y PS4.

Este Fear Effect Sedna trata de iniciar a los jugadores que se estrenan en la serie con una historia independiente de la línea argumental seguida hasta ahora; pero, a su vez, tiene guiños a las dos primeras entregas para los más nostálgicos. En Sedna, además de las protagonistas Hana y Rain, también nos encontraremos otros conocidos como Glas y Deke, así como uno totalmente nuevo. Mientras éstos estén sobre el terreno, podremos controlar alternativamente a uno o a otro, algo que sin duda le añade variedad y complejidad al juego. Además, cada uno de ellos tendrá habilidades y equipamiento exclusivo lo que hará que elijamos a uno o a otro según nos convenga en ese momento.

Nueva perspectiva

Uno de los cambios más significativos en esta nueva entrega es el cambio de perspectiva; ahora, en vez de ser fondos prerenderizados en 2D con el personaje en 3D, será isométrica. Una visión mucho más cómoda para este tipo de juegos en la que la estrategia tiene un gran peso. Sin embargo, su jugabilidad deja bastante que desear. En primer lugar, podemos afrontar las distintas situaciones contra enemigos de dos formas: en sigilo o a disparo limpio. El sistema de sigilo es bastante engorroso y, en la mayoría de ocasiones, nos detectaran demasiado rápido. Por otra parte, el sistema de apuntado es algo impreciso; por suerte, no será excesivamente difícil dar a los enemigos. Como ya he dicho la estrategia en Sedna es un componente importante del juego; pues bien, se ha añadido la pausa táctica, la cual nos permite planear nuestro próximo movimiento. En principio, es una genial idea para ir en sigilo, pero nada más lejos de la realidad, es una característica que no ofrece todo lo que podría ofrecer.

Otro de los pilares del juego: los puzzles

Otro de los pilares del título de Square Enix son sus puzzles, que vuelven en esta nueva entrega. La variedad de tipos de rompecabezas hay que decir que no es muy elevada, pero para ser un juego que no se centra exclusivamente en ellos es aceptable. La dificultad de éstos no es muy elevada; sí bien, nos harán explorar a fondo los escenarios para dar con la solución correcta. Además, condicionarán en gran medida la duración del juego, en torno a las 8 horas, de acuerdo a los intentos que necesitemos para resolverlos y lo aguda que tengamos la vista. Un tiempo estimado más que suficiente para los 20 euros que vale, pero que, aparte de los coleccionables y los distintos finales, su rejugabilidad es bastante escasa.

Gráficos poco detallistas, voces y textos en perfecto inglés

Gráficamente, es poco detallista, sobre todo por su tipo de vista isométrica que, si bien es cómoda para este tipo de juegos, hace que el nivel de detalle tanto de los personajes como del escenario sea poco vistoso. Por otra parte, las secuencias de vídeo sí que están muy bien logradas. Algo que se agradece es la ausencia de bugs relevantes y su estabilidad de fps; aunque como digo, técnicamente está algo desfasado. Sin duda, lo peor del título, y más sí no domináis la lengua de Shakespeare, es que está en perfecto inglés (tanto voces como diálogos). Algo que, al haber tanto texto, muchos jugadores hispanohablantes se pierdan en la trama y terminen por dejarlo. Sin embargo, el doblaje de las protagonistas está medianamente bien, y la banda sonora, compuesta por Matt Furniss hace que nos metamos más en la historia.

Conclusión

En resumen, Fear Effect Sedna es un juego de acción, estrategia y puzles que encantará a los fans de la saga (pese a no ser una continuación del anterior) y que tratará de enganchará a nuevos jugadores pero que, sin embargo su ausencia del castellano tanto en voces como en textos hará que el público que no domine el inglés se eche para atrás. Las ocho horas que dura, siempre dependiendo de cómo se nos den los rompecabezas, son suficientes para su precio, pero quizás se debería haber añadido más elementos que le den más rejugabilidad al juego de Square Enix. Gráficamente, es poco detallista gracias a una vista isométrica, novedad en la saga, y sus bugs son prácticamente inexistentes. Su banda sonora ayuda mucho a meternos en el argumento.

7.3

Gráficos

6.8 /10

Jugabilidad

7.0 /10

Sonido

7.7 /10

Duración/Diversión

7.5 /10