Faraday Protocol es una entretenida propuesta del estudio alemán DECK13 Interactive que supone todo un desafío para nuestras mentes.

Puzles, esos pasatiempos tan adorados por unos y a la vez tan odiados por otros. Aunque, a modo de reflexión mañanera, no creo que nadie odie los puzles o rompecabezas per se. Creo que proyectamos sobre este elemento nuestra propia frustración e incompetencia para resolverlos. Entrar en un estado de rabia, ira o frustración ante un rompecabezas que nos “rompe la cabeza” es un ejercicio por el que todos hemos pasado.

Puzles, esos grandes incomprendidos

Como en todos los juegos, un puzle es un pasatiempo o entretenimiento para evadirte de todo y focalizar tu atención al 200% en lo que tienes delante. Engancharte a un rompecabezas dependerá de tu resiliencia para canalizar esos estados de los que hemos hablado antes (ira, frustración, etc…) y convertirlos en paciencia y reflexión para resolver el problema que se nos plantea. Sin embargo seamos realistas, pocos son los que se paran a realizar esos ejercicios de autoconocimiento personal. Así que el enganche a un puzle vendrá en mayor medida definido por su dificultad y como se nos presente.


Si el creador del puzle consigue que nos enganchemos con una suave curva de aprendizaje, y adecúa la dificultad al público que va dirigido captará la atención y el interés de la gente. Sin embargo, una mala puesta en escena de un rompecabezas cercenará sus potenciales jugadores. Y aquí damas y caballeros es donde Farday Protocol lo hace bien, consiguiendo captar nuestra atención e interés aunque no estemos ante nuestro género preferido. Expongamos los argumentos.

Una mecánica antes vista.

Farday Protocol es, como podrás suponer después del peñazo de introducción, un juego de puzles o rompecabezas. Este título sigue la línea de otros juegos como The Turing Test, Portal o Q.U.B.E. Primeramente nos hace un buen trampantojo del videojuego. Comenzamos moviéndonos por un entorno que de primeras nos suena a shooter por todos lados, y no parece un juego de puzles.

El Indiana Jones de Cunor

Argumentalmente estamos enfundados en la piel de un arqueólogo alienígena llamado Raug Zeekon el empleado 628-C. Hemos viajado desde nuestro planeta Cunor para investigar una fuente misteriosa que emite una señal desde un sistema estelar inexplorado. Acoplamos nuestra nave a la fuente de la que proviene la señal. Y nos encontramos en una especie de ecosistema, con aires de bosque tropical y pirámides egipcias encapsulado al estilo Show de Truman. Estamos dentro de una esfera, con límites claros que encierra todo este bioma. Una voz de una especie de dron o computadora nos recibirá con un “Bienvenidos a Opis”.

La primera impresión es la de estar ante un shooter, como ocurre en otros juegos de puzles como por ejemplo The Turing Test. La diferencia mas evidente entre ambos títulos es que Faraday Protocol da la impresión de ser un muy mal shooter por como se mueve y lo limitado de las acciones a llevar a cabo. En este apartado el juego no funciona, mi primera sensación fue dejar de jugarlo porque se sentía muy torpe, tosco y burdo. Tuve que detenerme y pensar: “no es un juego de acción, démosle una oportunidad“. Los puzles comienzan cuando abrimos la primera puerta de una gigantesca pirámide y tenemos que resolver una combinación de símbolos para obtener la que será nuestra compañera todo el viaje. La Bia-Tool, una antigua reliquia, similar a una pistola, de una civilización alienígena. Esta nos ayudará a resolver acertijos doblando energía y manipulando maquinaria enigmática.

Paciencia y mas paciencia será la clave.

Toda esta puesta en escena dan aún mas sensación de juego de disparos, mundo semiabierto, arma en mano, habilidades de saltar y correr. Pero al llegar a la segunda sala ya tenemos claro ante que estilo de juego nos encontramos. El reto que se nos presenta es fascinante. Con un estilo futurista pero con claras y evidentes toques egipcios cada sala de esta pirámide es una prueba de nuestro ingenio y paciencia. Tendremos todo el rato 4 símbolos con los que jugaremos a hacer combinaciones o desbloquear puertas. Con nuestra pistola podemos modificar la energía que recogeremos de unas estatuas búhos que hay repartidas por el entorno. Estas formas de energía son de dos colores, doradas o azules. Las primeras sirven para desbloquear puertas disparando a estatuas de búhos que están repartidas por las salas. Las formas de energía azules nos permiten encadenar interruptores para hacer combinaciones mas complicadas.

A medida que avanzamos el juego, como es de esperar, este se complica. Las combinaciones se vuelven menos invidentes y tendremos que empezar a tirar de habilidades gamer para, por ejemplo desbloquear los 18 coleccionables ocultos que existen. Las mecánicas a usar van mas allá de resolver combinaciones mas o menos obvias. Tendremos que jugar con los ángulos de disparo, con las perspectivas, agudizar la memoria, etc. Todo ello para poder salvar escollos como por ejemplo las puertas con aura. Éstas según el color que tengan nos impiden pasar por ellas si tenemos un determinado tipo de energía en la pistola.

El antiguo-futuro Egipto

Como hemos dicho el juego cuenta con un claro enfoque futurista, somos una raza alienígena en un entorno espacial con decorados sacados de la peli Stargate. La ambientación Egiptofuturista funciona, pero defrauda un poco la monótona paleta de colores que se mantiene todo el rato en un negro y dorado que tras un rato acaba cansando. En el apartado sonoro nos vemos con escasa variedad. Los efectos de sonido son básicos y no aportan nada. Los disparos y demás efectos suenan igual en todas partes. Da igual si disparamos en una sala descomunal o si lo hacemos en un pequeño nicho. Lo mismo sucede para las pisadas, botones o esclusas. En cuanto a la música su aparición es tan esporádica que ni siquiera es como para tenerla en cuenta.

Conclusión de Faraday Protocol

Faraday Protocol no aporta nada nuevo al género de los títulos de puzles. Sigue una línea muy parecida a otros títulos que además la ejecutan con mejor acierto. El juego tiene algunos problemas técnicos menores, como son una ambientación pobre y monótona, y las escasa información o ayuda en la resolución de algunos puzles. Esto, que hace que su dificultad sea demasiado elevada por momentos, lo aleja del gran público. El apartado sonoro tampoco acompaña mucho al título que sin embargo tiene otros puntos fuertes. La historia se nos va dando a cucharadas y esa intriga hace que nos mantengamos en el juego. No cuenta con una línea argumental épica pero si funciona a las mil maravillas, consiguiendo mantener al jugador enganchado y ávido de conocer más de esta antigua civilización. Los puzles y mecánicas son muy variados, no encontrarás dos iguales en todo el juego. Si te gustan los juegos de puzles o aventuras gráficas Faraday Protocol es un buen juego. Llenará tus horas de intrigas y rompecabezas. Si no te gusta este tipo de títulos probablemente descubras que no son nada aburridos y detrás de ellos puede haber momentos e historias bastante buenos.

Faraday Protocol

24.99€
7

Gráficos

7.5/10

Sonido

6.5/10

Ambientación

6.5/10

Jugabilidad

7.5/10

Pros

  • Buena Historia
  • Puzles Variados
  • Entretenido

Cons

  • Ambientación monótona
  • Musica y Sonidos pobres
  • No cuenta con Quick Resume

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.