Análisis de Exit the Gungeon para Xbox One.

Un planeta lejano, una lóbrega fortaleza, un arma que puede matar el pasado y un grupo de armazmorristas en busca de problemas. Seguramente todo esto os resulte familiar si sois fans del popular indie Enter the Gungeon, pero en este caso estoy hablando de su nuevo spin-off. Después de pasar por Nintendo Switch, PS4 y PC tras mantenerse durante algunos meses como exclusiva temporal de Apple Arcade, Exit the Gungeon ha llegado a Xbox One.

También desarrollada por Dodge Roll, junto con Single Core, Exit the Gungeon nos propone una nueva visión del juego original fusionando el género bullet hell con el de plataformas. Una combinación desde luego interesante que a continuación desglosaremos en este análisis.

Exit the Gungeon. Hora de escapar de la Armazmorra

Se ha liado parda dentro de la Armazmorra. El arma legendaria ha sido disparada y el propio tiempo ha resultado herido. Ahora todo se derrumba y si no queremos morir sepultados nos va a tocar salir de ella por patas.

Este sería básicamente el argumento de Exit the Gungeon. Como veréis, no es precisamente una de esas tramas enrevesadas que nos hacen estar pendientes de ella en todo momento para no perdernos nada. El juego no lo necesita. Simplemente nos conquista con su estilo de juego frenético, grandes dosis de acción y ese toque gamberro marca de la casa.

Ascendiendo bajo una lluvia de balas

Al contrario que Enter the Gungeon, Exit the Gungeon es un título de plataformas, muchísimo más arcade y sin la aleatoriedad de mazmorras de su antecesor. Esto no quita que sea igual o incluso más difícil.

Los niveles están compuestos generalmente de tres fases. Comenzaremos ascendiendo a toda pastilla sobre una plataforma de varios pisos donde aparecerán los ya conocidos “armuertos”, los enemigos que intentarán darnos caza. Como es costumbre, tendremos que acabar con todos ellos para que no se acumulen mientras esquivamos cientos de balas (sin exagerar). Al ser un espacio mucho más reducido que las amplias habitaciones de Enter the Gungeon, la dificultad, como decíamos antes, se multiplica. Estamos ante un juego mucho más vertical que aprovecha los saltos como principal mecánica de esquiva.

Exit the Gungeon nivel 1

En la segunda fase del nivel, la plataforma llegará a un piso intermedio. Aquí encontraremos a varios personajes. El primero es un tendero que nos venderá artículos como armas, vida o armadura, amuletos y mejoras para nuestro personaje a cambio de casquillos. También encontraremos a una descarada rata que nos venderá una llave. Esta servirá posteriormente para rescatar a otros personajes que nos proporcionarán ayudas para nuestra fuga. Además, en esta fase habrá dos o tres habitaciones que nos podrán dar un cofre con un objeto aleatorio si acabamos con todos los enemigos que aparezcan en ella.

Por último, la tercera fase será la del jefe final. En Exit the Gungeon encontraremos nuevos bosses, como un gato con muy malas pulgas que nos ataca desde un platillo volante. Aunque tampoco faltarán conocidos como la Gorgona o una especie de versión alternativa del Rey Bala. Todos ellos, como es habitual, nos darán sus buenos momentos de adrenalina y alguna que otra frustración.

Exit the Gungeon boss gato

A partir del primer boss, los niveles sufrirán variaciones dependiendo del personaje que hayamos escogido antes de entrar en la Armazmorra. Como siempre, de inicio podremos elegir entre cuatro personajes: el Marine, el Piloto, la Cazadora y la Convicta. Cada uno tendrá su propia arma de inicio y su propia habilidad pasiva. No obstante, a medida que nos pasemos el juego con cada uno de ellos, podremos desbloquear tres personajes adicionales más.

Dispara primero, rueda después

Al igual que en el título original, las dos mecánicas clave en Exit the Gungeon serán disparar a todo lo que se mueva y esquivar. Esquivar o rodar es la principal manera de evitar que nos alcancen los cientos de proyectiles que nos aparecerán en pantalla. Cuando ejecutamos este movimiento contaremos con unos segundos de invulnerabilidad. Por eso mismo el timing será fundamental para llegar lo más lejos posible en esta odisea, así como nuestros reflejos y puntería. Además, en este título tendremos la posibilidad de saltar o descender de las plataformas, que será otra manera de evitar ataques que nos vengan desde arriba o desde abajo.

Exit the Gungeon rodar

Si nos vemos muy apurados entre una nube de disparos, siempre podremos recurrir al fogueo. Una onda que podremos activar para eliminar todas las balas de nuestro alrededor. También podrán aparecer diversos objetos volando por el nivel que nos concederán ciertas ventajas. Eso sí, aquí olvidaros de las coberturas en mesas, porque no hay.

Armados hasta los dientes

Por supuesto, en Exit the Gungeon no podría faltar un extenso y surrealista catálogo de armas, aunque aquí su elección es algo distinta. Empezaremos el nivel con un arma especial potenciada por una especie de deidad llamada Kalibre, que posee una particularidad muy curiosa: cambia a medida que transcurre la acción.

Exit the Gungeon Kalibre

Dicha aleatoriedad se junta con el d20, un dado de rol que va aumentando o disminuyendo su valor en función de los combos que hacemos y los golpes recibidos. El número que indique el dado influirá en la cadencia y potencia de las armas que recibamos.

Antes de comenzar la partida desde la base, podremos activar una opción que nos permitirá cambiar entre un arma u otra cuando tengamos dos en nuestro poder y a una de ellas le quede munición. Por el contrario, también tendremos otra opción que nos proporcionará un arma de manera aleatoria cuando la que tengamos en nuestro poder no pueda disparar más.

Entre el arsenal de Exit the Gungeon encontraremos clásicos como el AK-47 o el siempre confiable revolver. Pero también estarán disponibles armas tan locas como un cañón en forma de bloques que dispara caparazones similares a los de Super Mario Bros, un tentáculo gigante que atrapa a los enemigos, una bala que dispara pequeñas pistolitas o una pistola que literalmente dispara la palabra “BULLET” en vez de proyectiles. En el “Diginomicón” podremos encontrarlas todas e ir desbloqueándolas a medida que avancemos.

Exit the Gungeon arma

Visualmente maravilloso

Respecto a su apartado artístico, el título de Dodge Roll cuenta con un estilo pixel-art aparentemente sencillo. Pero cuando te paras a pensar en la cantidad de elementos que se mueven en pantalla, te das cuenta de lo elaborado y estudiado que está. Las animaciones que posee nuestro personaje principal son muy fluidas y a nivel técnico su manejo es sencillo y muy preciso.

El diseño de los enemigos y jefes finales tampoco se queda atrás. Cada uno tiene sus propios patrones de movimiento y ataques que les diferencian de los demás y los hacen especiales, lo que hace que la curva de dificultad ascienda de manera progresiva. Lo mismo hay que decir de las armas, cada una con un estilo visual único y sus propios efectos de sonido que permiten diferenciar unas de otras.

Exit the Gungeon miauwitzer

Por último, me gustaría destacar el diferente uso de la tipografía en los cuadros de diálogo. Al igual que en otros juegos como Katana Zero (también publicado por Devolver), los colores y la forma de los textos que aparecen en pantalla cuando conversamos con cualquier personaje juegan un papel fundamental. Con esta técnica y varios efectos de sonido podemos hacernos una idea de cómo pueden hablar estos, cómo es su entonación e incluso de cómo es su personalidad, aunque no exista doblaje alguno.

Exit the Gungeon textos

En definitiva

Si disfrutasteis en su momento de Enter the Gungeon seguramente este spin-off os encante de la misma manera. Aunque haya abandonado el género roguelike y apueste por ser un plataformas 2D y bullet hell más arcade, Exit the Gungeon nos dará tantas horas de diversión como su antecesor. Puede que tenga menor duración, pero esto no quita que el título sea totalmente rejugable. Además, conserva ese humor característico y gamberro que nos conquistó en el original, añadiendo un nuevo surtido de armas y muchos más piques.

Exit the Gungeon

9,99 €
8

8.0/10

Pros

  • Igual de divertido que el anterior y 100% rejugable
  • Mecánicas muy fluidas
  • Las nuevas armas

Cons

  • Corta duración
  • Muchos juegos de palabras se pierden en la traducción al Español

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.