Rime y Amber no se conocen, pero están destinados a entenderse en mundos separados por un fino hilo impenetrable

A lo largo de la historia, muchas historias de amantes imposibles se han escrito, pero en el caso de Degrees of Separation la cosa va más allá. Rime y Amber no se conocen de nada, pero un día despiertan a la vez y sin saber cómo, comienzan a buscarse. Pero la cuestión es que estos dos desconocidos son tan diferentes como la noche y el día, pues uno es el calor en sí mismo y el otro es el frío personificado.

El cuento comienza en el camino a encontrarse sin saberlo, con un amor que no pueden tener pero que no pueden evitar. Primero por separado, un breve prólogo nos cuenta algo de estos dos amantes ocultos el uno para el otro, el cual sirve para describir de manera escueta las distintas habilidades pasivas de los personajes. Todo hasta que se encuentran frente a frente, tan cerca pero tan lejos de un contacto que ambos desean casi sin saber cómo ha ocurrido su encuentro.

Modus Games distribuye esta obra de los creativos Moondrop, que cuentan con el talento de Chris Avellone, el cual participó en obras excelentes como Star Wars Knights of the Old Republic: The Sith Lords o Fallout: New Vegas. La historia sobre la cual os ponía en antecedentes, será contada por una voz femenina en off, la cual nos irá revelando tanto el pasado de los amantes, la situación que les “obliga” a caminar juntos, y las diferentes mecánicas que irán surgiendo en la senda de Rime y Amber.

Degrees of separation

La mecánica del juego, ya que entramos en este aspecto, se basa en un juego de plataformas light empapado en puzzles variados con el objetivo de conseguir coleccionables en forma de bufanda. La clave de estos rompecabezas está en varios puntos, como que tendremos que controlar a los dos personajes mediante la pulsación de un botón, y la división simétrica de la pantalla que irá variando según nos movamos. Esto unido a las diferentes características de cada personaje, hacen de cada puzzle un auténtico desafío en el que tendremos, en constante ascensión de dificultad en teoría, que rebanarnos la sesera en busca de la solución.

Si bien Amber representa el calor, el verano o la luz azafrada, Rime lleva consigo el abrazo gélido del invierno y los tonos blanquiazules. Según la parte de la pantalla donde se encuentra cada uno, sufre las consecuencias de su presencia; en el caso de Rime, puede congelar el agua y caminar sobre ella o apagar la llama de ciertos interruptores; pero en cambio Amber puede activar dichos mecanismos para elevar plataformas. Así, tendremos que jugar con la distancia entre ambos y su posición, para así activar o desactivar mecanismos que les ayuden a avanzar en la búsqueda de la verdad sobre su ineludible encontronazo.

Además de estos funciones básicas, conforme avanzamos por los distintos mundos iremos adquiriendo nuevas habilidades, como la de crear un puente sólido a partir de la separación de la pantalla que a su vez los divide. La línea divisoria es muy fina, pero podemos alejarnos con cualquiera de ellos e interactuar por separado a nuestro antojo. Con un simple botón podemos hacer que el personaje que no controlen os en ese momento nos siga por sí mismo, aunque a veces, debido a una pobre I.A. deberemos tomar las riendas ante nuestra frustración.

Degrees of separation

Es por esto lo que hace destacar al juego por el diseño de sus niveles, pues si bien podemos avanzar por distintos caminos, ya sea por descubrir el misterio que envuelve sus destinos, o bien por localizar y conseguir todos los coleccionables. Pero ¿y si de repente queremos volver a alguna zona donde no encontramos solución a un determinado puzzle? Habrá situados una especie de altares por los que podremos transportarnos en forma de mariposa a otro altar cerca de la esquiva bufanda inaccesible en ese momento.

Pero, ¿hay algo más que una “cara bonita” y unos rompecabezas desafiantes? Pues sinceramente no, ya que la historia se cuenta por esa femenina voz en off de la que hablábamos antes y que irá revelando aspectos de los amantes, más sus respectivas historias. Aún así, deja de interesar casi de inmediato y al ser la voz en inglés hay que detenerse para leer, rompiendo un poco el ritmo y belleza que pretendían ofrecernos sus creadores. La clave del juego es pues la resolución de puzzles, y poco más. Sin embargo, podrías pensar que querrías saber el final de la historia, pero aún así se va convirtiendo en algo secundario y diluido conforme avanzamos.

Por si esto fuera poco, aún siendo el punto fuerte la resolución de puzzles y el avance en su complejidad, puede llegar a cansar, ya que podrían llegar a repetirse entre sí cuando avanzamos en la misma zona. Vale que con cada nueva habilidad parece que se refresca un poco este aspecto, pero pronto te das cuenta de que la sensación es la pasados unos rompecabezas. Puedes eludir estos coleccionables, pero la simpleza del resto de mecánicas, la ausencia de enemigos que puedan impedirnos el paso, herirnos o acabar con nosotros, hace que el título sea, si emprendemos el viaje sin detenernos a recoger los objetos en un mero paseo sin ningún tipo de incentivo.

Degrees of separation

A pesar de lo malo, la belleza en el diseño artístico, los colores de los paisajes y exultante uso tanto de la iluminación, como de la representación de las diferentes estaciones que separan a los amantes, hacen de Degrees of Separation una auténtica gozada en cuanto al aparato visual.

Cada zona nueva nos aturulla con un baño de colores conmovedor, que ayudan a enfatizar las diferencias entre estos dos desconocidos condenados a entenderse. Un aspecto caricaturesco acompaña también el diseño de Rime y Amber, tanto en pantalla como en el set de movimientos, lo que le da un toque un tanto especial.

Si esto lo combinamos con una banda sonora más que decente, aunque ausente en ocasiones, consigue que el título se haga más ameno, o al menos si nos deleitarnos en el camino hacia la verdad.

Degrees of separation

En conclusión tenemos aquí un gran título de puzzles que peca en gran parte de su jugabilidad de la repetición en algunos mecanismos, pero para los amantes del género supone un gran desafío por el grado de dificultad implementado. Aunque también cabe decir, que es una historia de amor algo desaprovechada, pese a lo original del enfoque que ha querido ofrecer el estudio en cuanto a lo que separa a estos amantes.

Puedo decir que a veces una “cara bonita” no es suficiente, ya que la ausencia de más mecánicas, o al menos algún impedimento en el avance distinto a los coleccionables, le hubiera dado el punto de profundidad que necesitaba el título. Bueno, además de contar la historia de una manera más contemplativa, o al menos en los países donde el juego no ha sido doblado.

Degrees of Separation

19,99€
6.5

Gráficos

7.5/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

6.5/10

Duración/Diversión

6.0/10

Historia

5.5/10

Pros

  • Apartado audiovisual muy bello
  • Grado de dificultad de puzzles
  • La originalidad en los persones

Cons

  • Repeticiones en los puzzles
  • Ausencia de otras mecánicas
  • La historia pasa de puntillas