Si siempre has querido convertirte en una especie de Buffy Cazampiros, este podría ser tu juego.

Damsel es un juego de plataformas arcade donde deberemos tener rápidos reflejos, realizar los movimientos más precisos posibles y abrirnos paso por entornos 2D mientras acabamos con todos los vampiros que se nos crucen. 

Damsel cuenta la historia de Damsel (vaya, no me lo esperaba…), una cazadora de vampiros que se encuentra en un mundo donde los vampiros viven como una especie de raza que opera en las sombras. Como hemos comentado, nos encontramos ante un título de género plataformas de acción, en el que saltaremos de plataforma en plataforma disparando a vampiros, rescatando a las personas que tienen retenidas y recogiendo cráneos flotantes. La mecánica es simple y parece divertida, pero por desgracia no lo es tanto como promete. 

La mecánica de juego es el mayor problema que lastra a Damsel. En un título de este tipo, lo primero que se busca es ofrecer un ritmo frenético y divertido, y Damsel en este caso no es una excepción, ya que desde el comienzo vemos que claramente busca tenerlo también. Sin embargo, nuestro personaje es tan delicado y es tan fácil fracasar en cada misión (hasta el punto de que a menudo te frustra de manera totalmente injusta), que la única forma viable de tener éxito en muchas fases es abriéndose paso lentamente a través de cada nivel. En cuanto a los controles, estos sienten bastante lentos y mal optimizados, por lo que no siempre se puede escapar del peligro incluso cuando se ve a tiempo. Además, todo lo que aparece en pantalla lo hace de una forma bastante desordenada, lo que significa que a menudo no sabremos si nuestros disparos habrán llegado a los enemigos y a veces acabaremos sin querer con los cautivos capturados, a los que no debemos disparar.

Por supuesto, la dificultad es un también un problema en Damsel. Hay juegos desafiantes como Sekiro o Battletoads, que no suelen darnos la sensación de ser tan sumamente injustos, porque siempre sabes por qué fallaste y aprendes de ello para próxima vez. Sin embargo, la mayoría de las veces que moriremos en Damsel no sabremos realmente qué nos mató o cómo se suponía que íbamos saber que había un “delicado” rehén fuera de pantalla en la dirección en la que estábamos disparando.

Los niveles son bastante repetitivos, pese a que hay bastantes de ellos. Sólo nos encontraremos con un par de niveles realmente diferentes o con otros tipos de objetivos, lo que significa que a menudo nos encontraremos en los mismos escenarios y completando los mismos objetivos. Incluso cuando la historia sugiere que vamos a hacer algo totalmente nuevo, finalmente nunca lo haces. Tampoco hay una mecánica de progresión del personaje, lo que en mi opinión, creo que mitigaría en cierta medida la naturaleza repetitiva del juego.

Esto es una verdadera lástima, porque Damsel tiene muchos elementos que convierten a esto en un producto con bastante potencial. Cada mecánica se siente a un paso de ser muy divertida y es lo suficientemente difícil como para suponer un desafío (aunque gran parte de esta dificultad se debe a las razones injustas antes mencionadas). Cuando nos ponemos a los mandos de Damsel, el juego en ocasiones es bastante divertido y agil, ya que puedes encadenar saltos y carreras para atravesar los niveles de manera efectiva, lo que es una forma muy divertida de eludir a los enemigos y las trampas, pero por desgracia siempre estás a un segundo de ser golpeado por un proyectil volador que estaba camuflado fuera de los elementos en pantalla.

Los niveles están encadenados por una secuencia de viñetas al estilo cómic, que están claramente destinadas a proporcionar un poco de contexto a lo que está sucediendo. Sin embargo, Damsel no ofrece una narrativa definida, ni otros personajes relacionados con lo que ocurre, además de que el juego comienza en medio de la acción más pura, sin un prologo sobre el mundo o la historia en sí. Esto estaría bien si el juego no nos quisiera transmitir nada en cuanto a narrativa, pero si vamos a la web del juego, se nos proporciona más información sobre el mismo que el juego en sí, una táctica molesta que estamos viendo últimamente en algunos juegos.

La falta de una narrativa como tal u otros personajes, aunque comprensible y justificable, se convierte en una elección un poco extraña cuando recordamos que el juego lleva el nombre de la protagonista. Todo lo que sabemos de ella es que trabaja para alguna agencia que se encarga de cazar vampiros, por lo que creo no habría sido muy complicado ofrecernos un poco de background o algo de personalidad.

Como un punto positivo, el juego tiene un apartado artístico bastante atractivo, aunque tampoco podremos pararnos mucho a disfrutar de él, ya que estaremos más preocupados en acabar con nuestros enemigos, mientras esquivamos sus ataques. La forma en que están diseñadas sus criaturas y elementos del escenario, refuerza el estilo de las escenas estilo cómic, lo que le da una buena cohesión visual.

Damsel tiene el núcleo de un buen juego, pero a la hora de poner sus cualidades en funcionamiento fracasa un poco. Es cierto que tiene una mecánica sólida, pero el verdadero elemento que lastra el conjunto es su naturaleza repetitiva y la cantidad de veces que moriremos de manera injustificada. Con algunos cambios, Damsel podría ser una compra recomendada para los amantes de los arcadas de plataforma 2D. Tiene el potencial, pero no parece un juego completo, por lo que dejamos a la elección del jugador la compra del mismo. 

Damsel

12,99€
5.2

Gráficos

7.0/10

Sonido

5.5/10

Jugabilidad

5.5/10

Duración/Diversión

6.0/10

Historia/narrativa

2.0/10

Pros

  • Diseño artístico conseguido
  • La base de juego es divertida

Cons

  • Es injusto en muchas ocasiones
  • Los controles no están del todo pulidos
  • Niveles y objetivos repetitivos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.