El extraño despertar de un Clon en Cryogear

Cryogear es una aventura de ciencia ficción, de diseño pixel-art y género metroidvania, con tintes RPG. El videojuego ha sido gestado por PolarityFlow. El resultado es un juego divertido, pero con ciertas irregularidades, que os vamos a relatar en este viaje cibernético roguelike.

Estas a punto de empezar un viaje de no retorno havia una IA que no dará tregua

En Cryogear despertamos dentro de un extraño complejo y no tenemos ombligo. No, no es un mal viaje, somos un clon, fabricado en serie en un complejo de entramadas estancias. Así comienza el viaje de nuestro G.3.4.R. en un mundo futurista cibernético. A partir de aquí, deberemos investigar la existencia y maléficos planes de la IA del Emperador, cuya naturaleza e intenciones se nos irán revelando a lo largo de la aventura a través de mensajes en terminales y documentos. A lo largo de las fases, bajo un bonito diseño pixel-art, iremos descubriendo cómo este ente malvado planea destruir nuestro mundo. Lo cierto, es no estamos ante una trama demasiado “comunicativa” por llamarlo de alguna forma. Pero que más da, lo importante es destruir y explorar, así que ¿para que queremos más motivos?

¡Cuidado! La muerte acecha en cualquier paso en falso en Cryogear

Cuando la muerte acecha

Morir y revivir sera una tónica habitual en Cryogear, ya que, a largo de las fases, será lo habitual en cada fallo. Mayormente, lo que haremos, además de golpear, disparar y saltar plataformas a estancias aquí y allá, como buen metroidvania, es buscar una salida a través de terminales. Estos ordenadores nos permitirán abrir compuertas que nos darán paso a otras zonas. Pero esto no será un camino de rosas, la curva de dificultad será una montaña rusa de emociones y cabreos. os hará maldecir al inventor de los souls, aunque a los que vemos miga en ese sufrimiento, nos provocará cierta morriña de placer. Sin embargo, también, nos provocara tener que comprar un mando o monitor nuevo en alguna ocasión. Un paso en falso, y un láser nos quemará o una compuerta nos aplastará. En este aspecto, los puntos de control serán una verdadera ayuda.

A lo largo de estas fases, plagadas de trampas y obstáculos, tendremos que acabar con enemigos robóticos y de varios tipos. En poco tiempo éstos se nos harán repetitivos, pues no son demasiado variados. Al principio dispondremos de ataques cuerpo a cuerpo, pero en poco tiempo tendremos armas de fuego. No obstante, estás armas no serán un gran alivio, ya que la limitación de sus movimientos y apuntado nos hará que veces será una tortuosa tarea acertar, por ejemplo, a las máquinas voladoras. Nada de apuntar en diagonal o hacerlo manualmente.

Podremos equiparnos con diversos elementos y craftear otros con los items que recojamos en taquillas y otros recovecos.

Explora y Craftea un universo Pixel-Art

Durante la odisea, podremos subir de nivel y asignar puntos de experiencia a diversos atributos. También recogeremos materiales para craftear. Podremos fabricar nuestras propias armas y mejorarlas e items curativos. No obstante, a veces será engorroso por el diseño del menu y la propia complejidad del sistema. Es importante, que al morir, dejaremos nuestra “energía” en el sitio donde hayamos caído, para poder recogerlo después. Asi podremos salvar esos materiales para fabricar que hayamos ido localizando, algo así como en Fallout con la chatarra.

Explorar en busca de estos elementos es divertido pero algo difícil. Los mapeados son tan enrevesados que costará orientarse por ellos. Eso sí, en ocasiones nos conduciran a desesperantes callejones cerrados o vagas recompensas, que no compensan el esfuerzo invertido.

Recoge materiales y mejora tus armas para sobrevivir, pero cuidado, si mueres tendrás que ir a buscarlos

Conforme avanzamos en Cryogear también nos encontraremos con jefes, cada uno con sus patrones de ataque, en los que la dificultad será elevada y se acrecentara con los problemas del control de armas.

Niveles con ritmo

Los niveles tienen un diseño más o menos variado, aunque el mapeado o su ilustración no varía demasiado. El sistema de control, en ocasiones, más allá del control de las armas, es algo impreciso. En alguna zona, falta un poco de inspiración a la hora de diferenciar unos elementos con otros, que con la estética pixel-art se confunden. Pero teniendo en cuenta, la humildad del proyecto, a mí parecer, su “estetica” cumple muy bien.

Otro aspecto, que cumple bien con su papel, es el audio, no demasiado variado, pero, si efectivo, a la hora de acompañar la acción.

El estilo pixel-art de Cryogear es bonito y está acompañado de una inmersiva banda sonora

Conclusion

Cryogear es un título divertido pero exigente, cosa que para algunos usuarios puede mermar esa diversión. Esto ocurre, porque, a veces, esa exigencia se diluye en problemas de control que pueden ser desesperantes. Aún asi, una buena trama podría haber “limado” esas asperezas, en pro de mantener la atención. Pero, está no acompaña y se queda muy parca en detalles, además el título nos llega en completo inglés, o aleman. Aún con todo, en general es una experiencia, que puede entretener una buenas horas, sobre todo si eres fans de los juegos metroidvania.

Cryogear

17.99 euros
6.6

Graficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Diversión/Duración

6.5/10

Pros

  • El diseño de niveles con su estética pixe-art y su ambientación están bien conseguidos
  • Efectos y banda sonora más que correctos
  • La exploración puede ser divertida

Cons

  • Control impreciso, sobre todo con las armas
  • Menús confusos y poco intuitivos
  • Una trama muy irregular
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.