Toma tu café o té favorito y ponte cómodo mientras te contamos lo que encontrarás en este juego “preparado” por Toge Productions

Coffee Talk es una novela gráfica que esta ambientada en la lluviosa ciudad de Seattle en un alternativo año 2020. En ésta mágica realidad, los humanos conviven con diferentes razas de fantasía, tales como elfos, enanos y orcos. El universo creado en este juego plantea una sociedad muy diversa, que experimenta desafíos, y conflictos muy parecidos a los que existen en la sociedad real en la actualidad. Conoceréis a los personajes, sus rutinas de trabajo y de vida mientras intentan hacerse un lugar dentro de la comunidad.

Empezar con la energía de un expreso doble

El inicio del juego se presenta con una atmósfera muy enigmática y en con cierto aire bohemio. Como jugador somos el dueño de un pequeño café que abre solamente por las noches. Así pues, nos ponemos el delantal de barista para ofrecer una buena bebida caliente y una amable charla a las atormentadas almas que entran y salen de nuestro acogedor Coffee Shop Podremos elegir el nombre que usaremos en la partida y, por el que todos se dirigirán a nosotros, en un menú de hasta tres perfiles.

En realidad resulta entretenido preparar diferentes bebidas para los clientes a partir de una selección de ingredientes comunes como el café, té verde, chocolate, etc. Tendremos mejores resultados si nuestra memoria es buena, porque podremos preparar todo más rápido y nuestros clientes agradecerán que su bebida esté en su punto. Sin embargo, no siempre sabremos preparar lo que nos piden y tendremos que apañar con nuestra intuición y sentido común. No te preocupes que tampoco pasa nada desastroso si nos equivocamos alguna vez.

Memorizar recetas y preparar bebidas, es lo único que se haremos en realidad. Si bien es cierto que podemos influir en las conversaciones con nuestros clientes y dar lugar a varios finales a los diálogos de acuerdo a la calidad de las bebidas que preparamos, no tenemos opción de interactuar en la conversación escogiendo nuestras respuestas.

Este juego es lineal, las conversaciones marchan por sí solas y la historia avanza a medida que las relaciones con los clientes van creciendo. Al mismo tiempo vamos desbloqueando las recetas de nuevas bebidas y con ellas podremos inclinar la balanza del destino y dar lugar a distintos finales para la conversación que tengamos en ese momento con nuestro cliente.

El arte de saber escuchar

Nuestro papel, como barista es escuchar a nuestros clientes mientras servimos sus bebidas. Esto es, simplemente ser testigos de las historias que se desarrollan en ese diverso grupo de individuos.

Las interacciones se reducen a preparar bebidas (seleccionando sus ingredientes en el orden correcto) y presionar A para avanzar los diálogos. Como dije anteriormente, los diálogos entre nuestros clientes y nosotros están predeterminados y hasta podemos configurarlos. Podemos configurar la velocidad de los textos (default, instant o fast), si se despliegan automáticamente o si en cambio los desplegamos presionando A. Por lo tanto, esto es una historia que nos será contada y de vez en cuando haremos pausa para preparar una bebida o cambiar la música.

Coffee Talk no tiene la opción del idioma en Español, por lo que si ésta es tu lengua materna y te pierdes algo del dialogo, siempre puedes presionar Y para ir al historial y volver a leer.

El menú que más utilizamos es nuestro teléfono móvil, donde tenemos a mano cuatro secciones muy útiles. La primera, nuestro Tomodachill para hacer seguimiento del progreso de nuestras relaciones con los clientes. También visualizamos al Brewpad con las recetas de las bebidas que conocemos y que iremos aprendiendo con las amables indicaciones de los clientes y una pizca de intuición. La tercera sección, es donde leemos Los relatos de nuestra amiga escritora Freya, publicados en el periódico The Evening Whispers en donde trabaja. Por último, contamos con nuestra App de música Shuffid, donde controlamos toda la música que ambienta al juego, y está compuesta por un buen número de temas calmados lo-fi.

La historia: un café casi perfecto

El aspecto general del juego es bastante interesante, inmediatamente baja tus revoluciones y te apetece quedarte a descubrir más. Con un HUD representado en un magnífico arte de píxeles de juegos de aventuras clásicas. A pesar de tener pocos cuadros de animación, las personalidades de la clientela brillan con una animación facial simple pero expresiva. Afuera, bajo la lluvia casi constante, las siluetas de la gente de la ciudad se apresuran, creando la atmósfera acogedora e inmersiva a la que Toge Productions apunta acertadamente.

Coffee Talk plantea unas buenas bases donde construir una historia interesante sin embargo, nos da la sensación de que algo falta.

Como toda novela visual, los personajes y sus circunstancias son la columna vertebral de Coffee Talk. Y aún cuando el universo está bien conceptualmente, han querido abordar casi todos los temas de injusticia del mundo. Un mar extenso de un centímetro de profundidad.

La historia hace referencia al racismo, sexismo, padres sobre protectores, al cambio climático, a la depresión, la ansiedad, adicción al trabajo, entre otros tópicos. Todo esto metido en una narración de aproximadamente 4 horas, es imposible de digerir, y por lo tanto su enfoque termina siendo disperso, poco profundo y a veces trillado.

Hay personajes que hubiese querido conocer más a profundidad y otros que no tanto. Igualmente pasa con varias conversaciones, algunas se sintieron inconclusas, o de esas en las que se dejan cosas por decir.

Quizás sí se hubiese elegido uno o dos de esos temas tan importantes, y sobre ellos desarrollar la historia con más carácter y enriquecida por sus personajes la experiencia hubiese sido la enriquecedora. Aún cuando siguiese siendo una historia lo suficientemente corta como para ser experimentada en una sola sesión.

Tarjeta de cliente habitual: Desbloquea otros Modos de Juego

Una vez que se completa el modo historia, se desbloquean algunos modos secundarios nuevos. Estos incluyen un Modo Free Brew, que permite al jugador experimentar con todos los ingredientes del juego a voluntad, en un esfuerzo por desbloquear el menú completo de bebidas disponibles. También está disponible un Modo Desafío, un esfuerzo basado en el tiempo en el que el jugador debe hacer una cadena interminable de bebidas contra reloj, con tiempo extra asignado para cada orden correcto. Este subjuego frenético prueba la memoria del jugador en busca de ingredientes y es bastante adictivo. Además de estos modos, también hay una galería de arte desbloqueable, con imágenes conceptuales, retratos finales y un trabajo de píxeles más encantador del artista Dio Mahesa.

Conclusiones

No me malinterpreten, Coffee Talk tiene muchos puntos positivos. Su atmósfera está bien lograda, su encantador elenco de personajes de fantasía. Además se agradece que cuente con todos esos entretenidos menús y modos de juego que nos hacen pasar un muy buen rato a un precio bastante razonable.

Pero hay que tener en cuenta que su pequeña historia no tiene ni la longitud ni la fuerza para sostener el peso de este enorme catálogo de temas. Muchos de ellos dan para varias conversaciones y hasta un guión completo por sí mismos.

Si bien el modo historia es breve, creo que aquellos que quieran ver todos los finales, desbloquear todo el menú de la cafetería y divertirse con los modos adicionales encontrarán su lugar aqui. Sobre todo los fanáticos de las novelas visuales probablemente encontrarán una tarde de diversión en el surrealista Seattle de Coffee Talk.

Coffee Talk

13.99€
4.8

Gráficos

6.0/10

Sonido

5.0/10

Historia

4.0/10

Jugabilidad

4.0/10

Pros

  • Agradable e inmersiva atmósfera
  • Varios modos de juegos

Cons

  • No cuenta con el idioma Español
  • Historia ligera y sin trascendencia
  • Diálogos predeterminados que evitan nuestra influencia en la historia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.