Quienes hayan jugado al clásico Centipede tienen una cita pendiente con esta revisión

Quienes sean un poco curiosos en los inicios de los videojuegos, sabrá las consecuencias que tuvo Pong! en su día. Ya no sólo es el hecho de que llenaba los cajetines de las monedas hasta tal punto que no entraba ninguna más (literalmente), sino que influyó en las primeras compañías interesadas en este apasionante hobby. El más claro exponente que recogió la esencia fue Space Invaders, seguidos de otros clásicos como Galaga y Galaxian. Pero no podemos olvidar el trabajo de una mujer que cogió un buen pedacito de pastel. Sí, estamos hablando de Dona Bailey y su aclamado Centipede.

Simple, pero efectivo

Aunque sus mecánicas siguen siendo inquebrantables a día de hoy, los gráficos de aquel título lanzado por atari en 1981 puede que chocaran con lo que tenemos en la actualidad. Por esa misma razón, la misma Atari se ha pueso manos a la obra para brindarnos Centipede: Recharged, el cual explota todas las cualidades buenas del título original dotándo de nuevas experiencias jugables tanto solo como en cooperativo. Ya no hay excusa para matar más bichos.

Si quieres disfrutar de un juego contemporáneo sin perder ni un ápice de nostalgia, entonces no te pierdas Pong Quest. Una revolución del clásico que llegó a nuestras consolas.

Con cierto sabor indie minimalista, esta nueva iteración de la saga nos pone en un estilo visual sencillo, pero lleno de destellos, partículas y frenetismo en todas las paredes de la pantalla. Nosotros encarnaremos a una pequeña nave que deberá arrasar con cualquier criatura que se mueva por la pantalla, ya sean gusanos, escorpiones o arañas. Por suerte para nosotros, nuestro armamento también se ha visto actualizado a los tiempos modernos.

Come balas, bicho inmundo

Como cualquier otro juego de este corte, por la pantalla aparecerán nuestras “amadas” arañas que nos brindarán potenciadores. Más nos vale estar atentos y coger la mayor cantidad de estas ayudas, porque Centipede: Recharged no perdona cuando ya sobrepasamos cierto nivel de exigencia. Gracias a estos power-ups podremos hacer que nuestra nave lance un potente misil, dispare en tres direcciones o que se ralentice el tiempo, entre otras cosas. Y aunque este empujoncito en ocasiones puede hacer que la balance se incline a nuestro favor, enseguida podremos estar de nuevo bajo las cuerdas.

Venga, una más y paro

Centipede: Recharged no pretende que pasemos horas y horas delante de nuestro televisor. Está pensado para hacer partidas rápidas y picarnos por conseguir la máxima puntuación. Eso no quita que tengamos otros modos de juego para alargar la vida útil del título. Para empezar, tendremos 30 desafíos para un jugador donde aparte de poner en tono nuestros reflejos, habrá que poner a funcionar nuestra mente, intentando superar de la mejor manera los retos que se nos presentan.

Otra opción igual de válida (o más, si cabe) es su modalidad cooperativa. Si somos ese tipo de jugador que se pica consigo mismo por conseguir una mejor puntuación, no os voy a decir qué sucede cuando os juntáis con un amigo. La pantalla se vuelve un espectáculo pirotécnico donde no hay descanso. Sin duda, una bonita forma de pasar el tiempo en buena compañía.

Necesito más nostalgia en vena

Lo único que puedo echar en falta en Centipede: Recharged es la ausencia de homenajes, curiosidades o algún elemento que hagan honor al juego original. No hay nada que nos haga evocar aquel glorioso pasado. Ni contaremos con el título original. Es más, Atari podría haber incluído en el mismo pack a Black Widow: Recharged, otra revisión de un clásico de los videojuegos que se vende por separado, y cual comparte ciertas similitudes con el juego que estamos analizando.

Conclusión de Centipede: Recharged

Aquellos nostálgicos seguro que cuando vean esta revisión realizada por Atari les remueven las ganas de echar una partidita. Pues bie, podéis estar tranquilos porque Centipede: Recharged ofrece todo aquellos que hixo grande al juego de culto, pero aderezado con elementos novedosos como potenciadores, efectos visuales y modalidades complementarias. Además, si tenéis un amigo qye también sea amante de lo retro, seguro que podréis formar buenos torneos en casa gracias a su cooperativo local.

Centipede: Recharged

8.99€
6.5

Nota Final

6.5/10

Pros

  • "Pica" y siempre quieres otra partida más
  • Jugablemente sencillo, pero efectivo
  • Opción cooperativa local

Cons

  • No hay homenaje al clásico de Atari
  • Podrían haber incluído otros títulos con ese acabado visual minimalista
  • A las pocas tardes puedes perder el interés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.