Los cubitos no ruedan, pero sí mueren. Si no sientes lástima por ellos, entonces estás preparado para saber más acerca de Almost There: Platforms.

El mercado de los videojuegos está sufriendo una transformación con la incursión del mundo de los dispositivos móviles, especialmente cuando hablamos del genero indie. No es la primera vez (ni será la ultima) que vemos cómo un titulo enfocado para tablets y smartphones irrumpe en la store de nuestras consolas de sobremesa. Una aparición que a veces puede salir bien debido a una adaptación de controles adecuada a la nueva plataforma, aunque a veces los ports dejan mucho que desear. Almost There: Platforms se mueve entre dos aguas: el control puede ser el adecuado para disfrutar en nuestro sofá, pero su esquema de partidas rápidas puede que no cuaje entre los usuarios avezados y bien curtidos en consolas de sobremesa.

El dedo más rápido de todos los usuarios del Live

Almost There:Platforms (o su traducción literal al español “Casi Llegamos: Plataformas”) prescinde de elementos narrativos en pos de dar importancia a la jugabilidad. Es mas, por prescindir, apenas contamos con un apartado gráfico, ya que todo lo que vemos en pantalla se basa en texturas planas y contornos geométricos sencillos, muy en la linea de lo visto en Thomas Was Alone. Bony Yousuf, el creador de este título, ha sido el responsable del diseño de niveles del juego, y pese a que los comienzos son básicos y sirven mas como tutorial que como propio reto, pronto nos daremos cuenta que Almost There: Platforms cuenta con una dificultad endiablada y no apta para dedos lentos.
Pantalla tras pantalla, nuestro objetivo no sera otro que completar los 155 niveles de los que consta el juego, los cuales se encontrarán divididos en tres mundos dependiendo de su dificultad. Cada una de estos mundos cuenta con elementos propios que dotaran a sus fases de cierta personalidad. Por ejemplo, en el primer mundo nos enfrentaremos a afilados pinchos mientras avanzamos sobre plataformas móviles, en el segundo mundo cogerán mas protagonismo los misiles, los cuales tendremos que esquivar velozmente, y en el tercer mundo el infierno se desatará en nuestra pantalla con los lásers guiados. Un desafío tras otro que nos pondrá contra las cuerdas pese a su sencillez en los controles.

Segundos de partida que se hacen largos en consola

Ya hemos dicho que Almost There: Platforms sale en dispositivos móviles, y esto trae consigo un verdadero lastre que puede ensuciar la experiencia global. Para empezar, los controles son básicos. Demasiado básicos. Simplemente desplazarse y saltar con el botón correspondiente. Esto limita las posibilidades jugables del titulo, y aunque es cierto que los saltos son muy precisos, llegamos a otro problema consecuente (y recurrente) en los títulos pensados para este tipo de dispositivos. No os engaño si os digo que hay fases que podremos completar en cuatro segundos. La partidas rápidas y directas son la tónica habitual en el juego de Bony Yousuf, y aunque a priori no debería afectar a la diversión, es cierto que se comprende menos en consola de sobremesa. Claramente el titulo está pensado para momentos puntuales como un viaje en el metro, si nos sobran 10 minutos antes de entrar a clase…o bueno, otros menesteres en el baño. Es posible jugar horas seguidas en tu casa delante de la pantalla, pero se disfruta mucho mas cuando saboreamos este producto a sorbitos pequeños.

¡Brilla como una estrella! (Si tienes huevos…)

Si el desafío que supone completar el juego os parece sencillo (cosa que dudo), existe una manera de alargar la vida de Almost There: Platforms de manera muy significativa. Cuando completamos un nivel, se nos otorgará una puntuación dependiendo del tiempo que hemos tardado en llegar hasta el final. Según este tiempo, ganaremos una, dos o tres estrellas que marcarán nuestro buen hacer en la fase en cuestión. No es un factor determinante para la vida útil del juego, pero resulta ideal para los que quieran batir sus propias marcas o incluso conseguir algún que otro logro adicional.

Conclusión
Almost There: Platforms recoge una tónica jugable que hemos visto explotar en móviles, y que ahora se adentra en consolas de sobremesa. El resultado es algo descafeinado, porque es cierto que los controles están bien implementados, con una buena precisión en cada uno de los saltos, pero contiene fallos en su concepto de “partida rápida” que no termina de casar en consolas de sobremesa. Si fuese mas original, con mas personalidad y mayor variedad de desafíos sin duda sería una propuesta perfecta y liviana que tener siempre a mano para esos ratos muertos donde no te da tiempo a jugar a títulos mas extensos.

 

Almost There: Platforms

8.19€
4.5

Gráficos

2.0/10

Sonido

4.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

6.0/10

Pros

  • Rápido, directo y al grano
  • Los saltos son muy precisos
  • Podemos cambiar de fase cuando queramos

Cons

  • El control no acaba de casar en consolas...
  • ... y sus partidas rápidas delatan su origen en móviles
  • Demasiado minimalista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.