Da igual cómo lo digas, o como lo escribas. Lo importante es que un nuevo videojuego sobre Call of Cthulhu aterriza en nuestras consolas.

El mito y la deidad creada por H.P. Lovecraft desde hace tiempo traspasó las hojas de sus novelas, formando parte de la cultura del cine y del videojuego y arraigando en la mente de aquellos que buscaban un nuevo culto que se situase entre la realidad y la ficción. El Dios Cthulhu, el despertar del Gran Soñador, o cualquier otro nombre que se le puede otorgar siempre se ha visto envuelto en un velo de misterio que sigue manteniéndose en el trabajo realizado por Cyanide Studios y Focus Home Interactive. Darkwater Island esconde muchos secretos, pero tranquilos, desvelaremos lo justo para que vosotros seáis los próximos incautos que vivan los miedos, temores y situaciones paranormales que suceden en Call of Cthulhu. 

Un Dios Cefalópodo que no descansa

Mucho recordamos un juego que salió hace 13 años años en nuestra primera Xbox que se titulaba Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth. En esta entrega, nosotros encarnábamos a un detective que resolvía un caso en el pueblecito costero de Insmouth mientras intentaba no perder la cabeza con delirios y alucinaciones provocados por el culto que se daba lugar en sus pasadizos subterráneos. En esta entrega viviremos algo parecido en sus comienzos, con la salvedad de que manejaremos a otro detective privado, Edward Pierce, con trastornos psicológicos provocados por la Guerra y con grandes problemas económicos que nos forzarán a aceptar un caso muy particular. Al igual que en la entrega anteriormente citada, lo que parece ser un trabajo cotidiano de investigación supera todo lo real para dar paso a una dimensión desconocida donde lo paranormal cobra vida. En esta ocasión, veremos como la muerte de la familia Hawkins en su propia casa por culpa de un incendio oculta muchos secretos que el pueblo costero de Blackwater desconoce, aportando una riqueza narrativa que va de menos a más, y hará que nos mantengamos pegados a la pantalla hasta que resolvamos los misterios que habitan bajo las rocas de la isla.

No hace falta que seas un gran conocedor de la saga, o un ferviente admirador de todo lo que gira alrededor de Call of Cthulhu. En el titulo desarrollado por Cyanide Studios los conceptos relacionados con esta bestia estarán completamente “mascados” y poco a poco seremos testigos de los hechos que van aconteciendo. Todo se digiere de manera fluida y sencilla, desde los primeros compases en la isla de Blackwater con el misterio de la ballena varada en la orilla, hasta el propio incendio en la casa de los celebres habitantes hasta y un poco mas allá con todo el rito a Cthulhu que da el nombre al juego. De hecho, aunque la idea venga del juego de mesa de Chaosium, no afectará en nada para quienes quieran vivir una historia de suspense, investigación y algún susto que otro. Eso si, que pueda parecer una versión simplificada apta para todo aquel que quiera una aventura en primera persona no quiere decir que esté exenta de contenido, referencias y un “lore” bien desarrollado. Mantiene el equilibrio ideal para los que se inician en el mito del Dios Cefalópodo y para el fan que quiera expandir la leyenda del soñador eterno.

Primera persona para investigar en perspectiva (y huir de monstruos)

Pese a que somos un investigador privado y el juego transcurre en primera persona,  no tendremos un arma de fuego con la que librar combates, ni tampoco la necesitaremos. En Call of Cthulhu tendremos que poner a prueba nuestro ingenio, capacidad de investigación y en momentos muy puntuales cierto componente de sigilo. Habrá que hablar con los aldeanos de habitan en la isla para conocer la historia de balleneros que hizo famoso el lugar, sus leyendas y sus miedos. Tampoco podemos dejar pasar por alto las notas, confesiones, libros y figuras que vayamos encontrando a nuestro paso, pues serán relevantes para entender perfectamente lo que sucede a nuestro alrededor (y para mejorar alguna que otra habilidad como comentaremos mas adelante). Aunque en la mayor parte de la aventura usaremos nuestras dotes de investigación con la recolección de pistas, reconstrucción de hechos e interrogatorios, habrá momentos mas “tensos” protagonizados por una “criaturilla” con ganas de marcha. Como si de un Alien Isolation se tratara, tendremos que evitar a este ser, permanecer ocultos cuando sea necesario y en definitiva, sobrevivir mientras cumplimos ciertos objetivos. Un componente que pone nuestro corazoncito a mil por hora si lo comparamos con otras partes de la aventura mucho mas pausadas y sin sobresaltos.

El poder de la mente se abre paso

Uno de los detalles que mas llaman la atención de Call of Cthulhu precisamente es la ausencia de acción generalizada (ya sean combates cuerpo a cuerpo o tiroteos,por ejemplo) para apostar por la psicología de nuestro  protagonista y de todos los que nos rodean. Edward Pierce mezclara ficción y realidad en algunos momentos concretos de la aventura, creando una inseguridad y unos miedos que influirán en nuestra actitud. Lo mismo pasa con los espacios reducidos, donde nuestro protagonista sufrirá claustrofobia o  mención  especial al mismo miedo si vemos criaturas o situaciones que se escapan de toda lógica. Esta todo muy bien plasmado,y otorga al detective protagonista una condición humana (y no de super héroe sin temor a nada) que no siempre se ve en los videojuegos.

Nuestro árbol de habilidades se comportará de una forma muy parecida, con atributos pocas veces vistas en un videojuego, y las que ya conocemos, difieren mucho de la idea preconcebida que existe. Por ejemplo, podemos mejorar la medicina si leemos libros al respecto, pero no servirá para “curarnos”, sino para tener mayor conocimiento de las drogas dispersas por el escenario,o la causa de muerte de alguna persona. Con la fuerza pasa tres cuartos de lo mismo: no se aplicará a un inexistente combate, sino que servirá para forzar cerraduras o imponer nuestra sentencias de forma imperativa en una conversación. Junto con estos dos atributos están otros muy bien implementados como psicología, investigación, elocuencia o mejoras hasta en el propio culto a Cthulhu. Mejorar (o no) estas habilidades nos permitirá acceder a unas frases de dialogo desbloqueadas o unas acciones determinadas en el escenario, aunque en ninguna de las formas disponibles habrá cambios significativos en el devenir de la trama.

Exploración…pero bastante guiada

Uno de los problemas que puede presentar Call of Cthulhu precisamente es su linealidad. Aunque sea un juego de investigación, con pinceladas un poco mas tensas, no esperéis libertad por sus los parajes de Blackwater Island. El juego nos conduce en todo momento,y aunque habrá secciones donde se nos dote de un poco mas de libertad (como en el hospital, donde tendremos que realizar una serie de acciones secundarias por sus habitaciones) al final Cyanide Studios nos quiere conducir en todo momento para que no perdamos el hilo de la narrativa. No me parece mal, aunque  siempre es bueno avisar por si ciertos jugadores creen encontrar otro concepto de aventura que no es el que esperaban.

Escucha y contempla al Dios Cthulhu

Donde si vemos un verdadero problema y un pobre acabado es en su apartado gráfico. El titulo me otorga reminiscencias a otro juego con un estilo de investigación parecido, llamado Black Mirror. Como en este juego desarrollado por THQ Nordic y King Arts Games, las animaciones de los personajes, las propias expresiones y entornos de los escenarios resultan muy pobres. No serán pocas las veces que veamos unas bocas hablar de manera completamente artificial, mostrando un paladar y unos dientes desencajados no porque el juego así lo quiera, sino por una falta de desarrollo latente. La lluvia, la forma de caminar de los protagonistas, algunos personajes genéricos que se repiten… todo resta puntos a una aventura que ya que es lineal ,podría haberse esforzado bastante mas en mostrar in aspecto visual a la altura. Sinceramente, desde el punto de vista artístico y técnico me parece que el juego compite directamente, e incluso resulta inferior a Styx: Shard of Darkness, el anterior trabajo de la compañía. Si ademas nos ponemos quisquillosos en su versión de Xbox One X, podrían haber implementado un HDR que le hubiese venido de fábula al tratarse de un juego donde la iluminación y los escenarios oscuros son lo habitual. Ojalá pronto veamos mejoras en este aspecto.

El tema sonoro no destaca especialmente por sus canciones, ni por su doblaje. Al ser un juego donde la tensión y los miedos están a la orden del día, en muchas ocasiones Call of Cthulhu nos brindará silencios incómodos que harán ponernos en alerta, con el único sonido de nuestros pasos y algún ruido de fondo.Como he mencionado antes, en esos momentos al estilo de Alien Isolation será cuando mayor importancia le demos a los efectos de sonido, pues deberemos conocer por donde se ubica la criatura a golpe de oído. Existe alguna que otra canción en el transcurso de la trama, pero cono digo, nada destacable o que retengamos en nuestra memoria. Y bueno, como casi se puede intuir, pese a que el doblaje venga en inglés, tendremos una notable traducción de textos a nuesto idioma, indispensable para este tipo de propuestas.

Conclusión

El mito de Call of Cthulhu vuelve a nuestras consolas de la mano de Focus Home Interactive y Cyanide Studios con una aventura llena de misterios, cultos a esta deidad tan conocida  y situaciones de tensión que vivirá nuestro protagonista. La realidad y los delirios que sufre Edward Pierce por el poder del Gran Soñador están bien conseguidos, haciendo que sintamos claustrofobia, pánico y situaciones que no siempre experimentamos en los videojuegos. Es mas, nuestro árbol de habilidades es un claro ejemplo de que quieren abordar el juego desde un punto de vista mas psicológico que de costumbre. Una historia muy entretenida que por desgracia se ve algo empañada por un apartado gráfico que no brilla en absoluto, y unas mecánicas jugables que no llegan a despuntar. Ideal para los adoradores de la obra de H.P. Lovecraft y aquellos que quieran una narrativa directa y sin complicaciones.

 

Call of Cthulhu

54.99€
7.8

Gráficos

6.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

7.5/10

Historia/narrativa

8.5/10

Pros

  • La historia y culto hacia Cthulhu
  • Aborda un árbol de habilidades nunca antes visto
  • La representación de los miedos y fobias de nuestro protagonista

Cons

  • El apartado gráfico deja que desear
  • Falta profundidad en sus mecánicas
  • Puzles sencillos y prácticamente inexistentes. Todo se hace muy lineal.