Nostalgia arcade y cinéfila con una de las parejas más famosas del cine

Ya cuando se anunció que habría un juego de Bud Spencer & Terence Hill, nos emocionó a muchos de nosotros que ya estamos entrados en años y disfrutamos de ese cine sencillo, cómico y familiar en nuestro tiempos mozos: Slaps and Beans ha llegado.

Por esa época, los salones recreativos estaban repletos de títulos de lo que se llama en el mundillo beat’em up, pero conocido por cualquier chiquillo como “yo contra el barrio”. Los píxeles inundaban la pantalla de acción, golpes e historias de salvar (casi siempre era así) a la chica de turno que había sido secuestrada por algún malote de mala familia.

Los creadores del juego, Trinity Team, han querido llevar esos dos mundos a la actual generación; por un lado la acción más directa y frenética de los beat’em ups, y por otra parte, toda la parafernalia de las cintas de humor y acción de esta pareja inolvidable del cine italiano. Para ello se han ayudado de grandes artistas que han recogido las mejores películas de este par de “reparte-tortas”, la banda sonora original y todas las características de los personajes.

bud spencer & terence hill

La premisa es muy sencilla, pues parece que estamos en una de las primeras películas situadas en el oeste y de repente hay un “giro inesperado en el guión”, teniendo que salir (si, es en serio) detrás del malo malísimo de turno que ha secuestrado a la chica. Menuda novedad, pensareis los más veteranos, pero nunca ha sido el fuerte de estos filmes una narrativa muy elaborada; pero es que ni falta que hace.

Tenemos ante nosotros una serie de niveles donde el objetivo es perseguir al malvado de turno y recuperar nuestro dinero y a la chica, pasando por unos escenarios que os sonarán mucho si sois fans y recordáis las historias de Bud Spencer y Terence Hill.

La mecánica es muy sencilla, desplazamiento lateral con sprites de decoración muy reconocibles, repartiendo mamporros a diestro y siniestro. Un ataque normal y uno más fuerte serán nuestras armas, además de bloquear los golpes de los rivales y contraatacar. El ataque fuerte depende de unas barras que se sitúan bajo el indicador de vitalidad, y se irán gastando con cada golpe especial que proporcionemos. Sin embargo, conforme avancemos se irán rellenando de nuevo, así que no temas, pues los podrás usar frecuentemente.

bud spencer & terence hill

Varios objetos son los que podremos usar en los escenarios, como por ejemplo, jarras de cerveza, tacos de billar, palos, sartenes de judías y otros enseres, sirviendo unos para golpear solamente y otros como la cerveza o las judías que nos rellenaran la salud. Podemos golpear o lanzar los objetos, pero se romperán tras unos impactos como suele ocurrir en este tipo de juegos.

Siempre somos dos, inseparables e insoportables, tanto para jugar solo, siendo el otro personajes controlado por la I.A. o bien junto a un amigo en cooperativo de sofa. Lo bueno es que mientras jugamos solos, podemos cambiar de personaje en cualquier momento, lo cual puede darnos ventaja en ciertas ocasiones, como por ejemplo si vemos que nos quedamos sin vida, ya que la I.A. no podrá revivirnos, pero nosotros a ella si; así que sed inteligentes a la hora de intercambiar papeles.

Cada uno de ellos tiene unas características, golpes y habilidades únicas, muy bien tomadas de las cintas de esta simpática pareja, y que sin duda harán las delicias de los fans. Golpes como el puñetazo hacia abajo o la pandereta de Bud, o bien la somanta de guantazos o los pisotones de Terence están muy bien reflejados en el gameplay para que nos sintamos como en una de las películas originales.

bud spencer & terence hill

El problema es que habiendo avanzado tanto estos años y a pesar de ser un producto que tira más hacia la nostalgia arcade, la jugabilidad no le llega a la altura a títulos como Final Fight o Streets of Rage, además de otros juegos de recreativa que no vamos a nombrar pero todos conocemos muy bien. De lo que hablo es que el gameplay se hace pesado y monótono, no existe progreso ninguno en los personajes, lo cual le daría más vida al título, y en ocasiones ni siquiera el golpe fuerte puede deshacer una maraña constante de enemigos que te golpean por todas partes, sin que haya alguna mecánica eficaz o estrategia para contrarrestarlos.

No me malinterpretéis, el juego tiene varios niveles de dificultad y es algo exigente en sus mecánicas, pero no es algo que desespere o te frustre de ninguna manera. Quizás si que plantee un reto su nivel de dificultad más alto, pero seguro que compartiendo pantalla con un amiguete en el sofá de tu casa se hace menos cuesta arriba.

Las diferentes stages o pantallas (como decíamos en mi barrio) tienen su correspondiente jefe final o desafío específico, teniendo que vencerlo de una forma totalmente distinta a los demás. Y es que el descubrir cómo acabar con los bosses nos puede llevar un rato hasta que nos damos cuenta del sistema para hacerles daño, y en esto Trinity Team han sido muy inteligentes.

Otro punto a favor del título es la gran variedad de minijuegos que suman valor a la experiencia, como carreras de coches, persecuciones, tiroteos, lluvia de golpes dentro de un local pulsando rápidamente dos botones, o una de los desafíos más curiosos: una batalla con nuestro compañero de comer salchichas y beber cerveza.

bud spencer & terence hill

No ocupa pues muchas horas pasarse Bud Spencer & Terence Hill: Slap and beans, ya que dependiendo de tu habilidad podrías acabarlo en unas pocas horas (entre 4 y 6 horas en mi experiencia). La rejugabilidad vendría tras acabar el juego e intentar sacar unos curiosos logros que nos esperan, realizando ciertos ataques usando el entorno o las habilidades propias de cada personaje. Además, podrían haber puesto un apartado extra para jugar a los minijuegos de forma separada del juego una vez acabado, con desafíos de puntuación, tiempo y demás.

Ya cambiando de tema, audiovisualmente tiene luces y sombras, pues mientras sabemos que el objetivo era darle ese aspecto ultra pixelado para cuajar la época de los filmes y los salones recreativos, aunque eso sí, con unas animaciones, sprites e iluminaciones muy destacadas y bonitas.

bud spencer & terence hill

Pero es que el punto fuerte es el sonido, tal cual lo recordaba de las películas cuando soltaban sopapos y guantazos. La banda sonora está incluida en el menú del juego para disfrutarla cuando quieras en una especie de Jukebox, pero es que cuando juegas no puedes evitar tararear esos temas que te acompañaron cuando niño mientras te partías de la risa viendo cómo repartían golpes por doquier. El juego no tiene voces de ninguna índole, sino que se compone de diálogos es perfecto castellano, que aunque paren frecuentemente la acción y reduzcan el ritmo se puede pasar de forma rápida pulsando un botón. Quizás este punto de la falta de ritmo e interrupciones constantes podrían haberse enfocado de otra manera más dinámica y divertida.

bud spencer & terence hill

Conclusión

Bud Spencer & Terence Hill: Slaps and Beans es un juego para los amantes de los beat’em ups, los nostálgicos de los juegos arcade y los fans de esta pareja del cine tan reconocible y cariñosamente recordada.

Un juego sin muchas pretensiones ideal para jugar con un amigo en el sofá de casa y echar unas risas con los golpes, humor desternillante y guiños continuos a la saga de películas. Sin embargo Trinity Team podría haber hecho algo más, a parte de algunos fallos o crasheos puntuales y haber ofrecido un producto algo más completo que llamara la atención de jugadores con menos nostalgia y más acostumbrados a otro tipo de propuestas dentro del género.

Nostalgia arcade y cinéfila con una de las parejas más famosas del cine Ya cuando se anunció que habría un juego de Bud Spencer & Terence Hill: Slaps and Beans

19.99€
7.4

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Diversión / Duracion

7.0/10

Pros

  • Nostalgia pura arcade
  • Las situaciones de humor
  • Son Bud Spencer y Terence Hill

Cons

  • Algunos crasheos puntuales
  • Gameplay demasiado sencillo y monótono